lunes, 22 de mayo de 2017

QUEMA, CENSURA DE LIBROS..Y PLANES DE LECTURA


"Allí donde se comienza quemando libros,
se termina quemando hombres"

(Heinrich Heine)




Biblioclastas: genocidas culturales
            El término genérico (y poco conocido) que se utiliza para denominar a los quemadores de libros es el de "biblioclastas", y los hubo a lo largo de toda la historia, en toda tiranía y dictadura que hubiera. Los bibloclastas eliminan la evidencia de una historia, un pasado, un pensamiento; y esto equivale a la eliminación, casi en efecto, de una población.
                Generalmente, cuando se habla de la última dictadura militar se la asocia casi únicamente con la represión física y el plan sistemático de desaparición y aniquilamiento ejercida por el gobierno militar sobre los luchadores del campo popular, y con la aplicación de las bases económicas que instalaron al neoliberalismo en Argentina.
                     Además del secuestro y la desaparición sistemática de los luchadores sociales y de la consolidación de las bases del plan económico de Martínez de Hoz, la última dictadura militar también llevó adelante una clara política de desaparición y sustitución de buena parte de la producción literaria de la época.
"Primero había una evaluación política del libro, y luego venía la censura, que era una herramienta de control político en manos del Estado. No había ninguna improvisación, ningún capricho. Sabían muy bien lo que hacían", cuenta el investigador Hernán Invernizzi.

                Pero la dictadura también tuvo entre sus objetivos la desaparición y quema de una gran cantidad de libros cuyos contenidos eran catalogados de "subversivos", llevando a cabo así otro tipo de genocidio: el genocidio cultural. Quizás porque sabían que, como dice León Gieco en su inolvidable "Hombres de Hierro", "hombres que avanzan se pueden matar / pero los pensamientos quedarán". Y los libros son herramientas fundamentales para transmitirlos, en su capacidad multiplicadora.
Destinó muchos recursos para la conformación de una increíble infraestructura destinada a esa tarea. "La censura y el control cultural no solamente estaban centralizados, sino que estaban muy claramente centralizados en el Ministerio del Interior, que fue el gran controlador de la cultura en la Argentina, donde funcionaba la Dirección Nacional de Publicaciones. Este edificio, que aún hoy está en la calle Moreno 711, en el cruce de Moreno y Diagonal, es un gran edificio. Si hoy lo miramos desde afuera nos vamos a dar cuenta del pedazo de infraestructura que había dedicado a esto, y no era la única unidad dedicada a esta tarea", señala el investigador Hernán Invernizzi, quien junto a Judith Gociol escribió "Un golpe a los libros" (editado por EUDEBA en el 2002), que aborda este tema.
El mito de los "militares tontos"
           Una idea muy generalizada hoy en la sociedad es que los militares eran todos brutos y que las censuras que accionaban con los libros respondían a la ignorancia o caprichos de un sargento ignorante o un comisario tonto. Este mito se originó por el hecho de que algunos libros fueron prohibidos por malas interpretaciones de sus títulos, como fue el caso de "La cuba electrolítica" (libro de física), censurado porque contenía la palabra "cuba" en su título ("cuba": recipiente rectangular para operaciones químicas), o el caso de "Cinco Dedos", que era un libro infantil escrito en la Alemania Occidental, en donde una mano verde persigue a los dedos de una roja que, para defenderse y vencer, se une y forma un puño colorado. Por esta última obra estuvo detenido 127 días a "disposición del Poder Ejecutivo Nacional" el director de Ediciones de la Flor, Daniel Divinsky, junto al editor Kuki Miler.
         Aunque, ¿por qué no pensarlo también como una política general de terror que quería mostrar al gobierno militar como una banda de locos que podía reprimir a cualquier intelectual o editorial, aunque no sea militante, como el caso de Ediciones de la Flor, que era, cuanto mucho, una editorial "progresista"?
        Asimismo, el gobierno militar, con la firma del jefe del Estado Mayor del Ejército, Roberto Viola, pone a circular las instrucciones de la "Operación Claridad", orientadas a detectar y secuestrar bibliografía considerada "marxista" e identificar a los docentes que aconsejaban "libros subversivos". Las indicaciones incluían tener en cuenta los siguientes datos:
"(1) Título del texto y la editorial, (2) Materia y curso en el cual se lo utiliza, (3) Establecimiento educativo en el que se lo detectó , (4) Docente que lo impuso o aconsejó, (5) De ser posible se agregará un ejemplar del texto. Caso contrario, fotocopias de algunas páginas, en las que se evidencie su carácter subversivo, (6) Cantidad aproximada de alumnos que lo emplean, (7) Todo otro aspecto que se considere de interés.

         Podemos pensar que el terror funciona cuando no queda claro cual es el código o criterio con el cual funciona. Si parece que la represión es aleatoria, entonces nos aterrorizamos todos y nos paralizamos. Con la cultura parece que operaban en este sentido: hacían un control sistemático, y tomaban decisiones políticas, para producir también sobre la cultura un efecto generalizado del terror."Hasta el 76’ la literatura argentina era best seller. Luego, se vuelve sospechosa. Además, los escritores dejan de escribir sobre la realidad. Y cuando vuelve la democracia, nunca fue posible reestablecer esa relación entre literatura argentina y público. Y hoy el marketing quema más que el fuego. Los 90’ completaron el proyecto que se quería imponer en los 70’", analiza, apenada la escritora Ana María Shua.

¿Historia Antigua..? 
               La censura por decreto, la quema sí.. pero hay otras formas...
Dice Mempo Giardinelli en "Embrutecer, pero que no se note", en Pagina 12 del 22/05/17:
"En materia educativa la restauración neoliberal a cargo del macri-radicalismo gobernante ha empezado a ejecutar las políticas más retrógradas de los últimos 100 años.Los estafadores que hoy gobiernan pavimentan el camino hacia una educación empresarial, que pagarán “los que puedan” y no recibirá la mitad de la población. Para eso, con prisa y sin pausas, vienen cerrando todos los programas de lectura que durante años crearon nuevos lectores. He aquí todo lo que discontinuaron en menos de un año y medio: 
  • La compra y distribución de libros para bibliotecas escolares y colecciones de aula,...
  • La edición, compra y distribución de libros para el Programa “Libros y Casas” ..
  • La publicación y distribución de colecciones que conformaron un patrimonio común de lecturas en escuelas y bibliotecas de todo el país, como “Leer por leer” ...
    La publicación y distribución de libros de lecturas para estudiantes y docentes, como “Para seguir creciendo”... (Hay más..)
Por circular enviada a fines de 2016 a todas las provincias, se exige ahora que los ministerios provinciales cumplan el así llamado “Plan Federal de Fomento de la Lectoescritura”, enunciado que delata una grave confusión conceptual porque la lectoescritura es proceso de enseñanza y no práctica a fomentar.
Sin dudas diseñado con criterio marketinero y propagandístico antes que pedagógico, este Plan es presentado como “Cadena Federal de Lectura”, está escrito en un absurdo castellano neutro y su propuesta central es organizar sesiones de 24 horas de duración junto a un “Lectomóvil” que visitará las provincias... Ordena el “diseño de la ruta federal lectora que mejor satisfaga criterios operativos, logísticos y presupuestarios”, que deben hacerse “en lugar público, simbólico, de fácil acceso, seguro y que no entorpezca el tránsito para aparcar...” (Nota completa, acá)
                
¿Copia de un plan de lectura de otro país..?
Argentina nadie aparca coches, sino que los estaciona.
               No lo dice Mempo, pero cualquiera lo puede comprobar. Googleando los nombres de los distintos planes y programas, se puede entrar a las páginas de del Ministerio de Educación, de Educar, etc. donde están detallados los mismos, los libros distribuidos para utilizar y los enlaces donde -teoricamente- descargar los mismo... pero que ya no están disponibles. ¿Puede ser por las razones que también dá Mempo en la misma nota..?

        "Para esta “Cadena” lo fundamental es el control de los textos, por lo que ni siquiera se priva de disimular la censura previa: “Evitar incluir títulos que posean un lenguaje inapropiado (por ejemplo, uso de malas palabras o groserías), una temática incompatible con el Programa (por ejemplo, manifiestos políticos partidarios) o que provengan de autores que generen conflictos o suspicacias....La lectura para estos tipos no está vinculada a lo que leer es (un camino hacia el conocimiento y el pensamiento propio) sino a mostrar “escenas de lectura” en forma de “eventos” como los concursos de escritura para estudiantes de 6º de primaria, cuyo texto ganador será objeto de lectura en un estadio de fútbol...”.
        Una más de las estrategias publicitarias en las que se asienta este gobierno....Se podría entender que por razones presupuestarias ya no se compren y distribuyan esos libros, pero... ¿que costo tiene que estén disponibles y se descarguen..?

La industria editorial en crisis:
25% menos
en 2016 con respecto al año anterior, una de las causas del derrumbe se debió a la apertura de importaciones en el sector, que creció un 95,5% durante el primer año del gobierno.  Menos ejemplares producidos, más importaciones y ventas que no crecen. Así podría resumirse la actualidad de la industria de los libros en la Argentina.
              Quizás pensando en lo que el mercado ofrece hoy al "público lector argentino" como "literatura": autoayuda, ayuda espiritual, religiones new age y ocultismo, que obviamente no tienen nada que ver con aquella vieja palabra que usaban los militares para definir la literatura digna de ser controlada: la "subversiva".
           En este sentido, nunca viene mal devolver al término su verdadero sentido. "Subversivo": adj. Capaz de subvertir. Subvertir: tr. Trastornar, revolver, alterar un estado de cosas dado, especialmente en sentido moral. ¿No suena parecido a querer cambiar el mundo? Y ellos quieren el cambio....
  

viernes, 19 de mayo de 2017

EL RELATO Y LA VERDAD

José María Muñoz,fue una de las máximas voces del relato futbolístico de la Argentina, con una capacidad vocal asombrosa y un sonoro grito de gol en cada relato. Lo llamaban “El relator de América”. Pero su historia quedó definitivamente manchada de sangre y muerte cuando, durante el Mundial de fútbol de 1978, se transformó en el vocero oficial de los genocidas y represores. Así, el Gordo dejó de ser aquel relator simpático y querible, para pasar a ser José María Muñoz, el tipo que le hizo el juego a la dictadura.

Hoy son varios los relatores de la Argentina.
"González Fraga afirma que el Banco Nación está "desbordado" por consultas de créditos hipotecarios
El titular de la entidad confirmó que destinarán $100.000 millones para líneas de vivienda en los próximos tres años. También propuso a los agentes inmobiliarios que funcionen como "precalificadores". Y aseguró que "hoy es más negocio construir una vivienda económica que una ABC1" . En este marco, el Banco Nación acaba de ponerle un número a estas líneas: contará con $100.000 millones para los próximos tres años, según destacó el presidente de la entidad, Javier González Fraga.."
Parece una buena noticia..pero sigamos leyendo......
"..Al valorar las líneas destinadas a constructores y desarrolladores, el economista destacó que es importante también tener oferta constructiva e indicó que "tenemos $9.000 millones de créditos otorgados que buscan casa. Algo falla en el sistema", advirtió.....Sostuvo que además de las líneas de Nación Tu Casa y Créditos UVA, cuentan con líneas para desarrolladores inmobiliarios "porque tiene que aumentar la oferta, sino subirán mucho los precios de los inmuebles".
...es  importante también tener oferta constructiva, pero hay créditos esperando poder comprando. Es mayor la demanda que la oferta...
"El crédito hipotecario está en la base de la constitución de la familia, para luchar contra la pobreza y a favor de la inclusión social. Si no está la familia, si no hay un lugar donde los chicos puedan hacer sus deberes, comer su merienda, terminan en la calle, cerca de las drogas, la delincuencia y el abuso", expresó...Esto no tiene cupo. No es el Procrear. Es para siempre", aseguró y dijo que la Argentina "empezó con la cultura del crédito para la vivienda hace 100 años". (Fuente: iProfesional.com, 15/05/17)
Siguiendo con el lenguaje futbolero, sería como decir que metieron un golazo y estan a punto de ganar el partido...
Muchas palabras para decir muy poco. $ 100.000 millones en 3 años, a un promedio de $ 1 millón por crédito, daría algo más de 33 mil créditos anuales... poco, ante el déficit habitacional existente. Pero además, hay que ver los números de la cantidad de créditos otorgados y no los de las consultas..
"Un arranque más lento de lo esperado

...En efecto, un estudio publicado por el Banco Central (BCRA) en el mes de abril, indica que si se cuenta con ingresos por $30.000 pesos mensuales, puede acceder a un crédito hipotecario UVA de hasta $1.800.000. Es una buena ecuación si se piensa en una familia donde dos de sus integrantes trabajan con un ingreso de $15.000 cada uno; y en un monto de crédito que permite acceder segun los precios actuales en el mercado, a un departamento de dos ambientes usado.....Pero pese al entusiasmo oficial, el monto total de los créditos hipotecarios (en términos reales) es menor que hace dos meses, e incluso menor al de hace un año. Son los propios números del BCRA los que muestran que la precaución sigue siendo la tendencia entre las familias a las que apuntan las nuevas líneas de crédito. El Informe Monetario publicado en el mes de mayo, indica que durante abril se otorgaron créditos hipotecarios por $67.403 millones, mientras que en marzo el monto llegó a los $65.239. Un crecimiento del 3,3%. Sin embargo si se descuenta la inflación registrada ese mes, el salto es de apenas el 1,1%.
Algo similar sucede si se analizan los resultados del ultimo año. El dato de abril es un 23% más alta que el de abril del año pasado en términos nominales. Pero si se descuenta la inflación acumulada durante los últimos doce meses resulta que el monto es un 3,32% más bajo que hace un año.
El contraste es aun mas crudo si los datos se comparan con año 2015. El monto total de créditos hipotecarios otorgados en abril , es un 16,13% más bajo en términos reales que hace 24 meses, en medio de la incertidumbre de la elección presidencial...". (Fuente: Río Negro; 18/05/17)
 ..bueno, aquí parece que el relator está transmitiendo otro partido... y el equipo está jugando peor que antes.
Muñoz tenia la costumbre de gritar gol antes de que la pelota entrara o cuando alguien estaba por rematar al gol y se veia que era inminente. Esto provoco que tuviese grandes aciertos y le daba mas vertigo al relato, pero tambien cometio con esto pifias monumentales. Por ej: "Peligro de gol gol gol gol gol gollllll ...golpe de fortuna para velez la pelota dio en el palo, increible, eludio al arquero , remato sin oposicion de angulo cerrado y la pelota dio en el palo."
Con los créditos parece pasar otro tanto, muchas consultas, pero pocos créditos...
Claro que si se ven los datos de los créditos y las condiciones socio económicas, se puede comprender un poco más que haya desconfianza y sea menor el número de interesados.
Cuando un alto porcentaje de trabajadores tiene incertidumbre de si podrá seguir teniendo empleo, temor por la inflación que no baja, y el aumento de su deuda y cuotas a pagar, es comprensible no arriesgarse.

A pesara que se formalizó la rebaja en la alícuota de Ingresos Brutos para los créditos hipotecarios, del 7 al 1,5%. Ejemplo:

Cuota inicial de un crédito UVA a 30 años por $ 1.500.000.
Cuota con alícuota de Ingresos Brutos del 7%: $ 9.879.
Desde ahora (alícuota de 1,5%): $ 8.422,50.


Suponiendo que un interesado fue al banco y saco un crédito hipotecario esos basados en UVA que están tan de moda.
Supongamos que saco palo y medio de pesos (casi 100.000 dolares).
Supongamos que lo hizo el miércoles 15 de marzo de 2017 cuando el Valor UVA era (y esto no es suposición) $17,83. Estos son 84.128 UVAs.
Supongamos que se levanta el miércoles 17 de mayo contento porque es una mañana de sol y consulta el valor UVA del día y lo ve en $18,74 (esto tampoco es suposición) y ahora debe (de capital) 1.576.558 pesitos. (sus 84.128 UVAs x $18.74). Porque estos créditos hipotecarios ajustan cuota por inflación (lo que ya es jugarse al ataque descuidando la defensa, diría un relator) pero también ajustan capital. Una simple cuenta, calculando esos $76 mil en 2 meses, daría $ 456 mil en un año..
Es un mal momento pero hay que recordar que cuando en los diarios se dice que pasar de una inflación del 40% al 28% y luego a un 12% es una baja en la inflación, en realidad, deberian decir que sube mas lentamente. Cosa que al deudor del crédito debería importarle.
En 2 meses debe $ 76.558 mas de capital. 
 No es necesario ser un experto economista para darse cuenta que esta pagando cuotas de 7 u 8 mil pesos, y que con eso no compensa los 76.000 pesitos de mas que le aumentó el capital que debe en dos meses y le empieza a caer la ficha que ese partido que estaba escuchando, el que daba la sensación que iba a terminar siendo ganado facilmente, ahora puede terminar perdiendose por goleada.. y hasta perder la categoría, ya que de continuar con una inflación similar, la deuda pasaría a ser mayor que el inmueble adquirido.. Lo que sucedía con la recordada Circular 1050....



miércoles, 17 de mayo de 2017

VERSOS Y GOLPES







 Imagen relacionada
Caminante no hay camino, se hace camino al andar


Cantares es una famosa canción de Joan Manuel Serrat incluida en su LP titulado "Dedicado a Antonio Machado". La letra está compuesta por tres estrofas de Antonio Machado, seguidas de tres estrofas escritas por el propio Serrat, en las que incorpora los versos “caminante no hay camino / se hace camino al andar” a manera de intertexto.

golpe a golpe, verso a verso...



Golpes y versos, algo que son noticias de todos los días..

Golpes al bolsillo con la inflación, aumento de los alimentos, de las tarifas.. golpes al empleo, con los despidos, las paritarias a la baja… golpes a la democracia con la persecución a los opositores, al ocultamiento de noticias.. golpes a los Derechos Humanos…

Y versos, muchos versos...
La lluvia de inversiones... la negación de ajustes, de despidos.... el segundo semestre... la creación de empleos.. la transparencia.. ahora, el capital mental...  
María Eugenia Vidal sumó al neurólogo Facundo Manes a su gobierno, que coordinará un equipo para estimular el capital mental de los niños.

"Vamos a conformar una unidad de trabajo para armar un plan sobre capital humano. Tenemos que hacer cosas que no se ven pero que son realmente importantes para los chicos", afirmó la mandataria en una conferencia de prensa.

Es neurocientífico, dirige el Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro y ahora, es asesor ad honorem de la gobernadora...


Sus libros sobre “usar el cerebro” entran en la categoría “best seller“ y ahora, suena como candidato a diputado nacional por Cambiemos. Pero Facundo Manes evita dar definiciones sobre ese futuro político y se apasiona en el debate que él quiere dar para el largo plazo en la Argentina: trabajar sobre la desnutrición y la pobreza de los chicos argentinos y en eso, se muestra confiado en la acción de Vidal: “María Eugenia es una persona extraordinaria a la que hay que apoyar”. “No sirve que bajemos la inflación, que vengan dólares, que arreglemos con la Comunidad Europea: si el cerebro de los chicos no tienen nutrición, ni propósito ni afecto, se pierde una generación de gente”, sentencia el neurocientífico. (Clarín;19/01/2017)
Hay que dedicarse al estímulo del capital mental de los niños. Él mismo define de qué se trata: "El capital mental abarca los recursos cognitivos y emocionales de una persona: su capacidad cognitiva, de aprendizaje flexible y eficiente, las habilidades sociales y de adaptación frente a los desafíos y tensiones del entorno". Como se desprende de esta y de explicaciones como que la prosperidad de un país depende del talento personal de sus habitantes y que la pobreza "es un entorno, un esquema mental que hace que las personas no puedan pensar más allá de esa situación", se pone toda la responsabilidad en cada individuo y se exime a la sociedad de tener que ver con los problemas de la gente. Es decir que todo se da a nivel del individuo, al que se piensa como un ser al que solo falta estimular adecuadamente (con tecnología neurológica, en este caso, con la alimentación saludable).
La  incorporación del doctor Alberto Cormillot para que promueva hábitos alimenticios saludables en la población apunta a esta relación salud y actitud de vida. Junto al nombramiento de Cormillot —otra vez el mundo televisivo como cantera de recursos humanos— se decidió la creación de un Programa de Alimentación Saludable, a la que el sitio web del ministerio de Salud define de la siguiente manera:
"Es aquella que aporta todos los nutrientes esenciales y la energía que cada persona necesita para mantenerse sana". 

 Un programa decidido en medio de una escalada de precios de los alimentos y paralelamente a un apoyo al plan de empleo de Mc Donald´s, cuyos productos cumplen muy dificultosamente con estas exigencias. Por otra parte, el objetivo que se planteó Cormillot fue la lucha contra la obesidad valiéndose de este tipo de recomendaciones sin tomar en absoluto en cuenta que la obesidad de los sectores populares se debe a la ingesta de los únicos alimentos a los que tienen acceso, repletos de grasas y de hidratos de carbono. Pero lo que este programa en su retórica bien intencionada ignora son las condiciones concretas de la alimentación de la mayoría de los argentinos, para no hablar de lo que se sirve como menú en los comedores comunitarios o en las escuelas.
Para ellos,  la pobreza, que nace como condición social, se convierte en un problema individual, algo que se instala dentro de la cabeza de la gente y le impide progresar. Se trata simplemente de aplicar los métodos adecuados para que cada persona supere una condición social penosa. Entonces la tarea es erradicar la pobreza de la mente de los argentinos, según palabras de Manes.
Lo que sobreentiende que la riqueza no es una traba mental. Por la educación recibida y el contexto en que crecieron, los ricos no se enfrentan a las consecuencias de un devaluado

capital mental. Para decirlo de otro modo, el dinero ha permitido a los ricos entregarse a los hábitos saludables, a la buena alimentación, a las prácticas espirituales que mejoran a las personas. Tener dinero y actuar conscientemente hace que los ricos puedan servir de modelo a los que no lo son. No porque, como es tradicional, encarnen la imagen exitosa de la movilidad social, sino porque han accedido a un estado de perfección, adquirido a fuerza de coaching, aprendizajes y contactos con gurús de distinta especie. Un aprendizaje imposible sin dinero pero que se puede tratar de imitar sin necesidad.
Lo que se deduce de la incompatibilidad entre las imágenes privadas y los dichos públicos es que la exigencia es para aquellos que tienen dificultades para pagar sus facturas de servicios, como cuando Macri dijo su famosa frase de las remeras y las patas ante un grupo de obreros: "Si están en sus casas en remera y en patas, es porque están consumiendo energía de más". Mientras que en el resto de los casos se trata de algo que se hace por conciencia, en este caso, económica y a la vez ambiental. La misma noche de la frase, cuando habló ante la Sociedad Rural, el presidente se quejó del exceso de temperatura y pidió que se bajara la calefacción. Claro, para los asistentes la regulación del termostato es una opción que manejan de acuerdo a su comodidad, pero sobre todo, en el relato de Cambiemos, por convicción. Cuidar ese bien escaso que es la energía y al mismo tiempo ayudar a la conservación del medio ambiente. Que se nombre ministro de Medio Ambiente a quien admite no estar preparado, no es problema.. depende de los que estan en remera y en patas....
Lo que de alguna manera se busca transmitir es que el modelo de cómo se debe vivir es el que practican elols, los ricos, que comen saludablemente, que disfrutan de un capital mental sin fisuras y que eligen un uso racional de la energía pudiendo hacer otra cosa. Ese modelo es aquel al que debería aspirar todo habitante del país, prescindiendo de su condición social y del entorno en el que le ha tocado vivir. Que hay que alimentarse adecuadamente, salir del cepo mental de la pobreza o ahorrar energía, aunque no se pueda, porque la imposibilidad es siempre un asunto personal como lo es también la superación de las dificultades. En cierto sentido es un modelo diferente de riqueza. La fortuna ya no es lo se exhibe, lo que se busca mostrar es un modo de vida que el dinero permite que sea el mejor, porque se puede "comprar" lo mejor de la ciencia y del pensamiento. De ahí esa permanente presencia de coachs y expertos de toda clase alrededor del gobierno. No se compra lo ostentoso —de hecho la austeridad es presentada como un valor central en los funcionarios de Cambiemos en lo que parece ser parte del estilo acordado— sino lo mejor.
Es gente que sabe lo que compra. El dinero ya no se presenta como un valor en sí mismo sino como una forma de acceder a la mejor (en el sentido de sana, plena, siempre espiritual) vida posible que ofrece el mercado. Y compran una espiritualidad prefabricada reconociendo explícitamente que ese no es su tema y que deben convocar a la gente que sabe en ese terreno. Y de vez en cuando, convencidos de que esa es la vía regia a la felicidad y a la realización personal —y que no hay otra—, abren esa zona de aprendizaje espiritual a sus compatriotas, por ejemplo cuando se organizaron en Buenos Aires los encuentros con el gurú indio Sri Sri Shankar en septiembre de 2012, estando Macri como jefe de gobierno. 

 Aprender a vivir
La canción que cantó Patricia Sosa durante la visita de Shankar, como muchas otras, forma parte de un fenómeno que el periodista Juan Andrade llamó "autoayuda pop", que incluso abarca algún tema del grupo emblema de Cambiemos, Tan Biónica, como El mundo es nuestro, una de cuyas estrofas dice: "Trato de imaginar/Todo está por llegar/ El mundo ya está aquí/Lo podemos sentir/Escribir en la historia/Es mejor que ganar /La victoria es un hecho/Vayamos por más/Felicidad, felicidad". Pero el megahit de esta tendencia es Color esperanza de Diego Torres, en algún momento un himno inevitable en los actos de las escuelas privadas. El tema figura en la lista de Spotify armada por el gobierno como cancionero del Bicentenario, junto a dos versiones de Luna Tucumana (Atahualpa Yupanqui y Los Chalchaleros), Libre —compuesta por el español Juan José Armenteros y popularizada por su compatriota Niño Bravo— interpretada por Alejandro Lerner, y otros que siempre incluyen en sus títulos variantes de las palabras "libertad" y "patria", además de las que se refieren a Tucumán. La sensación es que la lista se armó googleando estas palabras, o buscándolas en YouTube. No hay temas de Charly García (finalmente se incluiría su versión del Himno Nacional que no aparecía en la primera de las listas), ni de Spinetta, tampoco hay ningún tango. Pero sí temas que aluden a la superación personal que no tienen relación directa alguna con el Bicentenario ni con la historia nacional. Color esperanza no se encuentra en ningún buscador si se lo asocia con patria o con libertad. Es deliberada su inclusión porque es una canción emblema que resume el mensaje de Cambiemos y ha probado que realmente es compartido por muchísima gente. Los números no mienten.
La palabra clave en estas canciones es "se puede", casualidad o no, el slogan de Cambiemos. Una afirmación detrás de la cual se encuentra el vasto mundo de la autoayuda.
Según todos los manuales del género, el gran motor de la superación personal es el deseo de salir de la situación en la que uno se halla. Determinación y valor para asegurarse el control del propio destino.

Son solo dos ejemplos de un género que llegó para quedarse y que hoy liene básicamente dos vertientes: una pretendidamente profesional (Rolón, Stamateas, el propio Manes) y otra escrita por famosos de segunda línea como Ari Paluch, Lapegüe o Viviana Canosa. Aquello de Ortega y Gasset de que "uno es uno y sus circunstancias", es decir la idea —simplificada, por cierto— de que el contexto que nos tocó vivir es un límite y a la vez es una posibilidad, ha sido reemplazado por la convicción de que nuestra voluntad, inteligentemente encaminada, todo lo puede. Que el límite nos lo ponemos nosotros mismos, que podemos crecer hasta el infinito y más allá, como sostiene Facundo Manes respecto de la pobreza. Es un mensaje con algo de paradójico, para ser uno mismo hay que seguir los consejos que da otra persona. Encontrar el propio camino es seguir el de los demás. En estos libros, suele ocurrir que sean los mismos autores los que se ponen de ejemplo.
Sentirse incluido en esa corriente colectiva, ayuda a sentirse parte de algo a cuyo destino estamos atados, es algo que nos trasciende, que está más allá de nosotros, nos hace participar de una realidad superior.
La autoayuda proponer la de núcleos más acotados, la de la familia o la de la propia intimidad, de la que se sale no por solidaridad o empatia, sino porque es el único modo de acceder a vivir mejor. El discurso oficial apunta siempre a la concreto, a las personas aisladas, protagonistas exclusivas de su propia realidad, que eventualmente pueden entrar en relación unas con otras. Se prescinde de todo relato que no sea meramente descriptivo. La lista de gente que encuentra gente. Baste en ese sentido detenerse en las publicidades del gobierno, como en el caso del spot de la empanada o el de la carpintería. Lo que muestran estas publicidades son voluntades que se cruzan, autónomas, impulsadas por su propia necesidad, y que terminan, optimismo oficial mediante, por encontrarse. No por nada el macrismo prefiere desde hace tiempo "juntos" en lugar de "unidos". En juntos la individualidad no corre el riesgo de perderse, elige juntarse o no con otros y puede volver a sí mismo sin perder identidad. Y si no se junta con los otros está cometiendo un grave error, porque en esa reticencia conspira contra sus propios intereses.
El rol del Estado es silencioso: colaborar para que esos emprendimientos lleguen a buen puerto. Y se ubica deliberadamente en el fondo de la escena donde transcurre la interacción entre personas diferenciadas. Su obligación y su mejor manera de colaborar con esos seres que buscan asociarse es que su intervención no se note. Eso aisla los dos espacios y arma dos escenarios diferenciados. El Estado no debe intervenir en la vida de las personas, salvo cuando se trate de la protección de su seguridad y sus bienes. Para todo lo demás cada uno cuenta consigo mismo y con las voluntades con las que logre asociarse.


Facundo Manes estuvo en Roca y conversó con “Río Negro”. El neurocientífico insta a “cuidar el cerebro” y a reconocer la pobreza como el primer paso hacia el desarrollo.


"....todo lo que hacemos lo hacemos con el cerebro, entonces entenderlo puede ayudar hasta en el deporte. Hoy la diferencia entre el oro y el bronce en un juego olímpico está en la capacidad cognitiva, en la resiliencia, en la atención, no tanto con el entrenamiento físico. Va a impactar en la economía, porque decidimos con el cerebro; en la educación... ¿qué es la educación sino dos cerebros en contacto? Va a impactar en la ley. Los testigos recuerdan –no muy bien– con el cerebro; los jueces deciden -a veces no muy bien- con el cerebro, porque somos más automáticos de lo que pensamos. Así que la neurociencia va a impactar en todos los órdenes de la vida, porque todo lo hacemos con el cerebro”, agrega.(..) Hoy sabemos que la malnutrición tiene un impacto en el cerebro, inclusive anatómicamente. Y en la Argentina lamentablemente todavía tenemos malnutrición, que no sólo es desnutrición sino también obesidad y déficit vitamínico. Y también sabemos que la pobreza tiene un impacto negativo en las funciones cognitivas. (..)  Porque hoy sabemos desde la ciencia que la gente que nos rodea, los diarios que leemos, los twitters que seguimos, la gente del país, la cultura... todos influyen en la manera que sentimos, pensamos y decidimos, creando sesgos. Y los argentinos tenemos sesgos. Creemos hay una conspiración internacional para que no nos desarrollemos, sin pensar que nosotros tenemos que ser responsables del desarrollo igualitario. Los argentinos vivimos el presente, toleramos la corrupción, tenemos ciertas conductas que son propias de la cultura, de nuestro entorno y de nuestra historia. También tenemos cosas maravillosas, somos solidarios, generosos, amigueros, pero los países que se desarrollaron han logrado hacia el futuro tener varias políticas de Estado, en la que la mayoría está de acuerdo. No logramos ponernos de acuerdo. Estamos permanentemente peleándonos acerca del pasado y del presente, que no está mal, pero además de eso tenemos que encontrar puntos de acuerdo, y nos cuesta... necesitamos un paradigma, que para mí es el conocimiento, que es mucho más amplio que la educación. Involucra cuidar el cerebro, educación de calidad, infraestructura y también instituciones fuertes, sólidas y transparentes. " (Río Negro; 13/05/17)

Los medios, twiter, "todos influyen en la manera que sentimos, pensamos y decidimos, creando sesgos." Y ellos lo saben bien..Los utilizan para remarcar que hay que terminar con revisar el pasado, con las diferencias -aunque ellos se encargan de marcar que son diferentes-  y que debemos estar juntos construyendo un futuro. Hablan de políticas de Estado.. pero dejan todo en manos del mercado. Confunden "mercado" con "Estado". 
¿Donde está la el Estado cuando se trata de crear y cuidar el empleo..? ¿donde cuando cada día se comprueba que se consume menos leche, carne, frutas y verduras, base de una alimentación saludable..?

 No  importa si los chicos concurren a la escuela a comer, más que a estudiar.. que la comida que reciban no es la más adecuada para un crecimiento saludable, como ellos aconsejan.. tampoco que un joven que practica deportes profesionalmente deba disminuir sus entrenamientos para salir a trabajar, que tambien esté mal alimentado.. tampoco que un jubilado debe resignarse a tomar menos medicamentos por no tener dinero para pagarlos...Todo depende del capital mental....
Mientras tanto, ellos aumentan sus capitales, sus intereses y ocupan su mente en ver cómo pueden aumentarlos más...

lunes, 8 de mayo de 2017

NOS MOJAN LA OREJA... ESPERAN QUE HAYA REACCIÓN

Mojar la oreja
Esta locución empleada con el sentido de desafiar a alguien a pelear, es conocida y utilizada normalmente en Argentina. Así lo acredita el “Diccionario de americanismos en Salta y Jujuy” de Fanny Osán y Vicente Pérez Sáez.
Es una locución coloquial, “mojar la oreja” que explica como ‘incitar a la pelea, con un gesto que corresponde al significado de la frase.
Por su parte, el “Diccionario del lunfardo” de Athos Espíndola, añade al respecto: “Desafiar a alguien a pelear. Era una costumbre antigua entre chicos y jóvenes mojarse un dedo de la mano con saliva y tocar con él la oreja del otro, lo que era señal de desafío a pelear. // Desafiar a alguien en cualquier sentido”.

¿No es eso lo que están haciendo..? Lo que ha buscado el macrismo desde el principio es diferenciarse del gobierno anterior, el "cambio".. no solo desde las medidas sino desde el estilo. Diferencias que van desde esa especie de uniforme compartido por el presidente y gran parte de los ministros (traje oscuro y camisa celeste de cuello italiano, que se usa casi siempre sin corbata) hasta lo que se dio en llamar "sinceramiento", pasando por la declarada disposición al diálogo hacia afuera pero también hacia adentro, como pretende demostrarlo el cambio de una mesa rectangular por otra redonda en el despacho presidencial. Ha llegado una nueva estirpe al poder, diferente a todas las anteriores, pese a la alianza (no del todo plena y bastante desigual en el reparto de cargos) con un partido tan tradicional como el radicalismo.
Y una de las marcas que trae esa nueva estirpe es la sostener que se dice siempre la verdad, que su función es poner todo al descubierto, terminar con la fantasía que significó el populismo. Ese afán de sinceramiento recorre las declaraciones de los militantes y funcionarios propios y de algunos allegados en ese momento, y hoy presidente del Banco Nación, Javier González Fraga y su célebre: "Le hicieron creer a un empleado medio que su sueldo servía para comprar celulares, plasmas, autos, motos e irse al exterior". Pero no fue la única declaración en este sentido. En realidad han sido muchas, y esto hace pensar que se trata de una especie de marca registrada, una idea de que la sinceridad, para ser realmente valedera, debe ser siempre brutal, sin ambages.
Refiriéndose a una partida de leche en mal estado descubierta en una escuela, una funcionarla dice que "si fueran pobres deberían poder comer lo que fuera". (la vicepresidente del Consejo escolar, Adriana Perdriel de Bahía Blanca) 
Macri dice que un empleado estatal que va a su dependencia y no tiene nada que hacer se siente humillado y que en realidad se le hace un favor al despedirlo. El titular del PAMI dice que los jubilados están sobremedicados y suspende algunos medicamentos con descuentos del 100%. Como no le alcanzó con eso, porque algunos jubilados tenían aviones y yates suspende todos a aquellos que cobren la mínima y media.. Todas estas declaraciones se agregan a la grasa militante de Prat-Gay, a Michetti diciendo que a ella también la afectan los aumentos de tarifas y a Dietrich sosteniendo que en términos de plata, el incremento en el transporte no es muy significativo. Son muchas las declaraciones de este tipo, los agravios.
Evidentemente cada una de estas expresiones resulta irritante para mucha gente y suman malestar a una situación de pérdida de valor adquisitivo, cuando no directamente del puesto de trabajo.
También podría pensarse que no hay efecto buscado, que esas frases se dicen porque sí, un poco a la bartola. Siempre son respuestas a situaciones en las que queda expresada una disconformidad (despidos, aumentos, déficits en los servicios sociales). Y se dan esas respuestas desde la lógica de la minimización del reclamo o, en algunos casos, postulando que eso que se vive como daño es en realidad un beneficio (el despedido que puede encontrar ahora su propio camino a la felicidad, Macri dixit). Se descalifican esas protestas desde el ejercicio de una desdeñosa indiferencia. Es como si dijeran algo para que la gente se dejara de molestar. Para quien haya trabajado en una empresa grande, con CEO y gerentes de personal amaestrados, este tipo de respuestas tiene algo de familiar. "Pérez, va a tener que ajustar sus gastos porque la empresa no está en condiciones de darle un aumento". Y a otro tema.
Quisieron correr la fecha del 24 de marzo... hablan del curro de los Derechos Humanos... niegan los 30 mil desaparecidos.. el plan sistematico de los genocidas..
En su alegato ante los jueces, el represor Jorge "Nabo" Barreiro, quien estuvo a cargo del centro de exterminio "La Perla", dijo estas palabras: "Tarde o temprano, nos verán a nosotros desfilar orgullosos, junto al pueblo de nuestra querida Patria, y así las sombras tenebrosas del efímero relato serán borradas de la historia para siempre...” En los actos del Bicentenario de la Independencia fueron aclamados por miles de personas los gloriosos combatientes de Malvinas, los del Operativo Independencia y los de La Tablada.
Aldo Rico (uno de los "héroes" de La Tablada, quien desfiló con uniforme de camuflaje en los festejos del Bicentenario del 9 de julio) hizo declaraciones en el mismo sentido. Para muchos sectores, la reincorporación de la presencia militar en los festejos del Bicentenario significó un apoyo velado al Terrorismo de Estado. Así lo celebró un connotado defensor de la represión ilegal, Nicolás Márquez, que tuvo su momento de fama con relación a Cecilia Pando.En el sitio web Prensa Republicana, Márquez expresó su deseo de que: "al restaurarse y rescatarse el Estado de derecho a partir de diciembre del corriente, se lleven adelante todas las acusaciones e imputaciones habidas contra jueces, fiscales y funcionarios de todas las jerarquías que hayan participado directa o colateralmente en esta agresión física y moral contra quienes fueron primero mal encarcelados y posteriormente abandonados o apaleados por el arbitrario andamiaje estatal".
Se podría plantear que Márquez, Barreiro, los redactores a favor de los militares presos y hasta Aldo Rico son personajes periféricos de la escena nacional, aunque sus perspectivas sean compartidas, con mejores modales, por La Nación, que periódicamente deja caer un editorial a favor de los represores encarcelados y sus declaraciones no fueron repudiadas por parte del gobierno…y  ahora los dejan libres con el 2 x 1....

Vistas desde afuera de la clase de sujetos que las pronuncia, parecieran ser lisa y llanamente una provocación, una invitación a la furia, que es una condición necesaria para ejercitar el deseo y la necesidad de represión.
 
Hay todo un aparato ideológico que a la vez que las origina termina por justificar las medidas que toma el gobierno. Que cuentan con cierta o mucha aprobación por parte de la población cuando se trata de medidas que parecen abstractas, aunque terminen por tener resultados concretos. Pero como no alcanza para hacer callar las voces que a diario se alzan para reclamar que se terminen los despidos, que no se siga perjudicando al sector más desprotegido  de la población, compra carros hidrantes, armamentos...
Y estan esperando que de tanto mojar las orejas, haya una reacción, para emplear esos armamentos.....