miércoles, 7 de septiembre de 2011

Maestrías y Figurones....



Estamos acostumbrados a que "personalidades"  de distintos ámbitos nos hablen de imitar a los países serios, autoritarismo, hegemonía, de que en el exterior se ríen de nosotros, y si alguna voz se atreve a contradecirlos, son mercenarios ultrakirchnerístas, son brutos, no leen...
Claro que a veces ni siquiera son personalidades, apenas figurones que aparecen en las pantallas de TV, cuyo único mérito es... ser útiles al sistema, y pueden hablar de seguridad, salud, economía como grandes conocedores... 
La superestructura cultural es un mecanismo que se instala sutilmente en la sociedad y es bastante difícil de detectar, porque se basa en aprovechar la influencia de personas conocidas o prestigiosas, como por ejemplo intelectuales que difunden información a través de  los medios de comunicación social, escritores, artistas, directores de cine, etc. Estas personas, a quienes Jauretche llama “FIGURONES”, a menudo deben su prestigio no tanto a su talento como a la publicidad que el sistema dominante les da a cambio de difundir ideas que le convienen.
_______________________________________________________________________________
Según Bourdieu, uno de los rasgos de la modernidad es la formación de campos de saber,  como el científico o el artístico, que tiene relativa autonomía: Es decir, que en las filas del propio campo se deciden los criterios de legitimación y consagración de sus miembros. Por ejemplo, los matemáticos, o los artistas deciden sobre la validez de una teoría matemática o una obre de arte.
Hoy, en cambio, los asuntos de la vida social y cultural se exhiben en la televisión. Su dinámica, donde predominan la presión por el rating, la velocidad y el cambio permanente en pos de nuevas atracciones, 
es diferente a la lógica y los tiempo que regulan que regulan la producción en cada campo específico.  
Además de las transformaciones en el campo cultural e intelectual, Bourdieu analiza la influencia de la televisión en la política. Afirma que el temor de aburrir induce a los periodistas televisivos a otorgar prioridad al combate sobre el debate, a la polémica sobre la discusión de argumentos. Incluso cuando se trata de políticos o funcionarios públicos, se hace hincapié en los aspectos privados, confidencias, rumores o cotilleos, más que en la sustancias de los debates.
Los periodistas televisivos, según Bourdieu, al realizar comentarios o entrevistas sobre política, compiten con sus colegas por tener la interpretación más original o astuta. El efecto que esto produce es la construcción de una visión cínica: el mundo político se muestra como un ruedo entre hombres ambiciosos y sin convicciones, embarcados en disputas personales más que la arena donde se confrontan intereses y proyectos económicos, políticos y sociales. 
(Extractado de: "Comunicación para principiantes") 
___________________________________________________________
Siempre habrá algún político opositor, algún economista, analista, escritor, etc. a mano para hacer campaña en contra del cualquier medida que tome el gobierno.. y si no aparece algún "ilustre personaje".... basta con salir a la calle y preguntar a los vecinos, a un taxista, es suficiente que diga algo para después manifestar que "es lo que dice la gente en la calle"....
Pero si es alguién con algún título, mejor todavía.
Entonces, ¿que mejor que poner una "fábrica de títulos"..?


"Periodista por diez mil euros


Durante años las asociaciones de la prensa han denunciado el intrusismo para ejercer el periodismo por cualquier licenciado que no hubiera pisado una facultad de ciencias de la información. Veo en El País del 14 de agosto un anuncio a media página de su máster de Periodismo que dice “Eres licenciado y quieres ser periodista” El máster decano en periodismo de calidad te enseña”. Al final son las propias empresas las que fomentan el intrusismo, siempre y cuando el interesado pague los diez mil euros que vale el máster."


Y acá no se quedan atrás:

La Maestría en Periodismo de Clarín comienza un nuevo ciclo

03/06/11 Los egresados recibieron diplomas y se presentaron los nuevos alumnos.http://www.clarin.com/sociedad/Maestria-Periodismo-Clarin-comienza-ciclo_0_492550851.html

Nuevo curso del Máster en Periodismo

Un total de 23 profesionales participarán este año del programa; se entregaron también los títulos a los egresados de 2009 http://www.lanacion.com.ar/1365160-nuevo-curso-del-master-en-periodismo

Respecto al manual realizado por Clarín, Mendelevich dice que:
 “El Manual de estilo de Clarín, de 156 páginas, contiene aspectos legales relacionados con la prensa, definiciones de noticia, fuentes, primicias, géneros, edición de textos, un capítulo sobre ortografía, además de gramática y sintaxis, normas de tratamiento y protocolo, un glosario de dudas, fotografía, infografía, diagramación y hasta un apartado sobre guerras y conflictos. Sólo al principio, bajo el título Bases de política editorial, incluye algunas definiciones pertenecientes al campo de la ética periodística. Por ejemplo: “Un rumor no debe ser publicado como noticia, ni siquiera cuando es difundido desde ámbitos gubernamentales o instituciones privadas”. Sobre suicidios dice: “La información relativa a suicidios deberá publicarse solamente cuando se trate de personas de relevancia o supongan un hecho social de interés general”. También incursiona en forma indirecta en el terreno ético cuando aborda lo que denomina “producción de los textos”. Allí recomienda “no calificar a las fuentes con adjetivos del estilo ‘fidedignas’, ‘confiables’, etc. puesto que si no tuvieran esas condiciones no serían fuentes”. Y no hay mucho más”.

Respecto al manual realizado por La Nación, Mendelevich dice que:

“tiene un capítulo diferenciado bajo el título “Principios éticos y de conducta profesional”,de seis páginas y media, redactado en forma más coloquial que reglamentaria (“Algunas reparticiones públicas vinculadas con las policías y la Justicia suelen emitir comunicados en los que por el hecho de que una persona haya sido detenida se da la impresión, explícita o implícita, de que es culpable -dice, por ejemplo, en el apartado sobre presunción de inocencia-; la culpabilidad de una persona sólo puede dictaminarla la Justicia, al cabo del debido proceso”)
.



Además, muestra los puntos más importantes del manual realizado por el diario La Nación:
• Diferenciación de información y publicidad.
• Presentación gráfica diferenciada de noticias y opiniones
• Pluralidad de enfoques (cuando haya posiciones contrapuestas se recogerán las disidencias y la opinión del diario se expresará como editorial).
• Versiones y rumores (a diferencia de lo que establece el Manual de estilo de Clarín, admite su mención pero exige “precisar que no se trata de noticias sino de subproductos de valor dudoso o conjetural”).
• Rectificación de errores (menciona la fe de erratas cotidiana -también aquí hay una diferencia con Clarín- y señala que el diario brindará mayor espacio espontáneamente en casos que lo requieran por su importancia).

MENDELEVICH, PABLO. Ética Periodística en la Argentina y en el mundo. Estudio comparado con miras a la acción. FOPEA. Ed. Konrad Adenauer Stiftung, Buenos Aires, diciembre 2005.

Si los que auspician las maestrías no respetan las normas que ellos mismos han estipulado, ¿como esperar que  un graduado -no importa que no tenga nada que ver con periodismo o comunicación- sea un profesional que las respete..? Pero lo que importa, es que tienen "figurones con título" de su lado...

No hay comentarios:

Publicar un comentario