lunes, 31 de octubre de 2011

SUBESTIMAR AL SOBERANO..


Subestimar: tener en poco, minusvalorar, minimizar, menospreciar, despreciar*.
(Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos de la Lengua Española Vox. © 2007 Larousse Editorial, S.L.)

El ¿abogado, periodista? Que acompaña a Mariano Grondona se pregunta después del triunfo "arrasador" de CFK si no se la había subestimado…. Y creo que la respuesta se la daba el mismo Grondona unos meses antes:

"¿UN POPULISMO EXITOSO?
Al día siguiente de la derrota kirchnerista en las elecciones del 28 de junio de 2009, hubo la doble tentación de sobrestimar a la oposición y subestimar al oficialismo. Dueña al parecer del nuevo Congreso, el fiasco de la oposición fue desaprovechar la oportunidad que se le había creado. ¿Podrá recrear a partir de hoy esta posibilidad, por ahora frustrada? Aquí la última palabra no ha sido pronunciada aún porque, a medida que se acerque la elección presidencial del 23 de octubre, si a los opositores no los une el amor podría acercarlos al menos el espanto ante la arremetida kirchnerista."
(Con amigos como Moyano, ¿quién necesita enemigos?; Mariano Grondona; LA NACION;
27/03/11)

Ciertamente, se sobrestimó a la oposición, cuando un anodino personaje de un día para otro pasó a ser, gracias a la traición a un mandato popular, "el mejor candidato" hasta que su "gris de ausencia" lo dejó en el rincón de las cosas perdidas; y así vimos aparecer al Niño Mauri, a Pino, Lilita, Sanz, Ricardito, Duhalde.. desaparecidos en acción con el correr de los días.
Agregaría a eso otra subestimación: al pueblo -al que tanto temen- al que consideraron un conjunto homogéneo, formado por elementos con una serie de características comunes referidas a su clase o naturaleza que permite establecer entre ellos una relación de semejanza.. sin tener en consideración a los desempleados que volvieron a sentirse dignos al tener un trabajo, dejaron de cirujear y mandar a sus hijos a un comedor, los que pudieron blanquear sus puestos de trabajo, los descreídos de la política, los pequeños empresarios que encontraron un mercado para sus productos, los comerciantes que ven aumentar sus ventas y sus ganancias, los industriales que volvieron a tomar personal, a invertir creyendo en el futuro…
  • -Nos subestimaron tratándonos de fanatizados dispuestos a seguir a Hitler, al decirnos que quienes fueron a despedir a Néstor Kirchner -que no estaba en el cajón- fueron llevados, no autoconvocados..
  • -Nos subestimaron al considerarnos poco menos que iletrados, fáciles víctimas para un lavado de cerebro, cómodos televidentes de Tinelli en un plasma, despreocupados por el futuro del país…
  • -También subestimaron al crear la ficción de peleas, de desencuentros, del final de un ciclo, de una economía "gracias al viento de cola"…

  • -Nos subestiman al decir que todo es "una sobreactuación del luto", que no hay libertad de prensa, que los intelectuales y artistas que apoyan, son comprados..
  • -Nos siguen subestimando al decir que la oposición es responsable de no haber hecho acuerdos, no tener proyectos… como si ellos no los hubiesen ayudado a creerse los salvadores, le dieron "letra", espacios y apoyos…

Después de todo ese desprecio por la dignidad y la inteligencia del ¡¡54 % !! de electores ¿pretenden que creamos en sus palabras u sus "buenas intenciones..?

"Denme la libertad para saber, pensar, creer y actuar libremente de acuerdo con la conciencia, sobre todas las demás libertades." dijo John Milton; Poeta y ensayista inglés, autor de una obra rica y densa, que ha ejercido una influencia indiscutible en poetas posteriores. Milton dedicó su prosa a la defensa de las libertades civiles y religiosas y es para muchos el más grande poeta inglés después de Shakespeare… y también dijo:

"A aquellos que han apagado los ojos del pueblo, reprochadles su ceguera."

No hay comentarios:

Publicar un comentario