sábado, 7 de julio de 2012

HUELGAS, PAROS Y DICTADURA


Alfonsín recordó que a su padre le hicieron 13 paros y "no los acusamos de golpistas"; 27.06.2012

¿No acusan de golpista al peronismo..? Sin embrago, se escuchan muchas voces responsabilizando al peronismo del golpe de Estado contra Arturo Illia y los famosos 13 paros son invocados como causantes de la ida anticipada de Alfonsín..

"Estas huelgas fueron calificadas como políticas, ya que al estar la CGT controlada por el peronismo, la huelga general era un instrumento que utilizaba el Partido Justicialista para entorpecer la acción del gobierno radical."
wikipedia.org/wiki/Raúl_Alfonsín

Pero esto, fuera de contexto, puede parecer una chicana, discutirse, no hace al fondo de la cuestión.
¿Cual era la relación con los sindicatos, la situación socio económica durante el gobierno de Raúl Alfonsín..?
Durante los meses de marzo y abril de 1984 tuvo lugar el debate de la Ley de Reordenamiento Sindical. Surgieron entonces los primeros cuestionamientos referidos a las Obras Sociales por parte del radicalismo en el gobierno. Esta actitud era previsible: ya en la campaña electoral el entonces candidato Raúl Alfonsín había sentado la posición de su partido conjugando un discurso centrado en la democracia, la paz y las libertades individuales con un ataque sistemático al sindicalismo y, por elevación, al justicialismo en su conjunto, presentándolo como la continuidad institucional del Proceso, partiendo de la existencia de un supuesto "Pacto Sindical-Militar".
El "Reordenamiento Sindical" proyectado por el nuevo gobierno consideraba necesario la democratización de aquella institución, representativa de los trabajadores, incluyendo la representación de las minorías. La falta de representatividad histórica del radicalismo entre los trabajadores y la metodología intervencionista del gobierno, hicieron fracasar el proyecto. 
El gobierno intervino varios sindicatos que tenían "prorrogadas" sus direcciones durante el proceso militar. Cabe destacar que durante todo el gobierno de Alfonsín se mantuvo intervenido el INOS (luego ANSSAL) y una gran cantidad de Obras Sociales.
En noviembre de 1987 había tenido lugar en Buenos Aires el Congreso Normalizador de la CGT, con la participación de 1.478 delegados en representación de 156 sindicatos y, aproximadamente, cuatro millones de trabajadores sindicalizados. Pero, a pesar de haberse normalizado la CGT con Saúl Ubaldini como Secretario General, el gobierno privilegió sus relaciones con el "Grupo de los 15", un sector gremial liderado por José Rodríguez de SMATA y Armando Cavallieri de Comercio. Éstos se diferenciaban claramente de la oposición planteada por la Central Obrera. Un fruto de este acercamiento entre "los 15" y el gobierno fue la designación de Carlos Alderete, dirigente de Luz y Fuerza, al frente del Ministerio de Trabajo. Luego Juan Manuel Casella fue designado Ministro de Trabajo con el objetivo básico de acordar las bases de un consenso entre la CGT y el gobierno. El resultado fue la reforma y reglamentación de la Ley 22.105 la que posibilitó el llamado a elecciones en la mayoría de los sindicatos y su restitución en el manejo de las Obras Sociales.
En realidad se normalizaron sólo algunas de ellas. En la mayoría se mantuvo la intervención y, en otros casos, se concertó con los sindicatos la designación de "delegados normalizadores".Se recuerda a Ubaldini por las 13 huelgas que organizó contra Alfonsín, quien lo calificó de "mantequita y llorón" y Ubaldini le respondió "llorar es un sentimiento, mentir es un pecado", entre otros roces y polémicas...

Vemos entonces un enfrentamiento con los sindicatos desde antes de asumir, Sindicatos y Obras Sociales intervenidas, y una relación privilegiada con José Rodríguez, Alderete  y Armando Cavallieri… de la que, ahora, caidos en desgracia, parece se han olvidado y  acusan al gobierno de ser "sus amigos"..
En cuanto a la economía...una breve síntesis:

A poco andar fue evidente que el nacionalismo económico clásico del radicalismo, que estaba llevando adelante Grinspun, tenía serios problemas. Al finalizar 1984 el salario real había aumentado un 35%, pero la inflación alcanzó 625% anual… (y ahora, un 25% anual preanuncia una "crisis"..) En febrero de 1985 Alfonsín reemplazó a Grinspun por Juan Vital Sourrouille con el fin de implementar una política económica que atacara frontalmente la inflación. El 14 de junio Alfonsín y Sourrouille anunciaron por televisión la puesta en marcha del Plan Austral, por el que se creaba una nueva moneda, el Austral, se congelaban todos los precios de la economía, y se establecía un mecanismo de "desagio" para desindexar los contratos. El Plan Austral fue un plan no monetarista, que se basaba en la idea de que, en una economía de alta inflación durante varias décadas, como la argentina, el único modo de lograr la estabilidad era frenando lo que llamaban “inflación inercial”, es decir la anticipación de la inflación por parte de los agentes económicos. Sólo después podrían atacarse las causas estructurales.
El Plan Austral funcionó bien al principio. En octubre la tasa de inflación mensual fue del 2%,  una tasa inusualmente baja para la economía argentina del último medio siglo. La estabilidad económica jugó un importante papel en el amplio triunfo electoral del radicalismo en las elecciones parlamentarias de noviembre de 1985.
Pero en 1986 la inflación volvió a mostrar una tendencia ascendente y los precios relativos de cada sector comenzaron a verse afectados, situación que se vio agravada por la gran caída de los precios de los productos argentinos de exportación (40% en el período). El gobierno anunció entonces una flexibilización de las estrictas normas de congelación de precios establecidas un año atrás que no dio gran resultado. (…¿Cómo…? ¿no es que el peronismo es el que toma medidas "autoritarias e intervencionistas" en la economía..?)
El Plan Primavera duró poco. Los operadores cambiarios lo rechazaron, no generó confianza y adicionalmente a comienzos de 1989, el Banco Mundial suspendió su ayuda a la Argentina. El 5 de febrero, el ministro Juan Vital Sourrouille, el presidente del Banco Central, José Luis Machinea, y el secretario de Hacienda del Ministerio de Economía de la Nación, Mario Brodersohn, resolvieron aplicar cambios en la política económica. Para ello dispusieron decretar un feriado bancario por 48 horas. Ante los rumores de inestabilidad, se inició una corrida masiva hacia el dólar. La inflación, que en febrero de 1989 era del 9,6% mensual, alcanzó 78,4% en mayo, mes de las elecciones presidenciales, adelantadas intencionalmente por Alfonsín debido a la fuerza presión de los sindicatos y los grupos económicos (en un principio lo consideró un grave error, pero con el tiempo entendió que estaba en una situación extremadamente compleja). La hiperinflación de 1989, llevó la pobreza de 25% a comienzos de 1989, al récord histórico de 47,3% en octubre del mismo año.
Siete días después de asumir el gobierno Alfonsín abrió la confrontación frontal con los sindicatos, enviando al Congreso, sin consulta ni diálogo alguno, un proyecto de reforma sindical conocido como "ley Mucci", con el objetivo de incluir a las minorías en los organismos de dirección de los sindicatos. El proyecto fue aprobado por la Cámara de Diputados pero rechazado por la Cámara de Senadores, dominada por la oposición peronista que controlaba la CGT.
Pero el proyecto tuvo el efecto de unir rápidamente a todos los sectores sindicales, y establecer una lógica de confrontación entre el gobierno radical y los sindicatos, que se expresará en 13 huelgas generales organizadas por la CGT. Estas huelgas fueron calificadas como políticas, ya que al estar la CGT controlada por el peronismo, la huelga general era un instrumento que utilizaba el Partido Justicialista para entorpecer la acción del gobierno radical.
Por su parte el gobierno radical se opuso frontalmente a restablecer los mecanismos de negociación colectiva, con el fin de preservar en manos del Estado el poder de fijar los salarios
(Extractado de: wikipedia.org/wiki/Raúl Alfonsín)

 Si actualmente se justifica un paro porque un sector minoritario, el mejor pago,  no quiere pagar impuestos… indexaciones, inflación mensual de 9,6%, 78,4% , hiperinflación, desempleo, pobreza del 47,3%..aumentos salariales por Decreto, sin paritarias, sumado  a sindicatos y Obras Sociales intervenidas.. ¿no eran causas justificadas para realizar huelgas..?
Es necesario sí actualizar el monto del mínimo no imponible, revisar alicuotas, que paguen más los de más altos ingresos, los jueces… y para eso se presentó un proyecto a los legisladores..
Y ya que estamos haciendo comparaciones….los que hemos vivido bajo verdaderas dictaduras, que no necesitamos leer libros de historia ni que nadie nos "baje línea" ya que la historia formamos parte de la misma, la llevamos en los huesos y la memoria, sabemos de proscripciones, actividades políticas suspendidas, censura, listas negras, y no solo de gobiernos militares..  Frondizi y Arturo Illía fueron elegidos presidentes con el peronismo proscripto, Illía impidió el retorno de Perón al país, censuró a Bernardo Neustand por llevarlo a Frondizi a su programa…  con Alfonsín no pudimos escuchar el audio del Juicio a las Juntas, se prohibió la emisión del "Galpón de la Memoria", de programas de TV…
(Fuente: http://resisteunarchivo.blogspot.com.ar/2009/04/el-pais-del-no-me-acuerdo.html )"Felipe Pigna: La gente recordaba los slogans de campaña y quería comer, educarse y curarse… 
Raúl Alfonsín:  La gente pensó que lograda la libertad, iba a encontrar solución para todos sus problemas y la crisis dijo que no. Sufrimos hasta 14 huelgas generales y miles de huelgas particulares, con una prédica de la izquierda tremendamente dura -todo lo blanda que había sido contra la dictadura-, y con una prédica de la derecha también tremendamente dura. Es lo que le pasa, por lo general, a los gobiernos que aspiran a reformas sociales y a soluciones de tipo social, a la democracia con contenido social. En el marco del liberalismo político recibimos la andanada de los dos lados.
(...)
Sin embargo, en aquel momento usted acusó a la izquierda. Recuerdo las detenciones de los dirigentes del P.O…. Ningún neoliberal fue a la cárcel en aquellos días del ’89.
Yo creo que también lo señalaba con mucha claridad, me refiero lo que fue la Sociedad Rural Argentina. No, no… Yo tenía que pelear a dos puntas.

¿Es cierto que los grandes grupos no pagaron impuestos a partir de diciembre del ’88?
Hubo grupos exportadores que se sentaron sobre las divisas; otros se sentaron sobre sus bienes: no vendieron sus cosechas, sus haciendas, por ejemplo. A pesar de que luchamos durante todo nuestro tiempo contra la receta del FMI, finalmente terminaron ganándonos la carrera a través de la inflación."

"LOS DESAPARECIDOS “DEL PADRE DE LA DEMOCRACIA”

Durante el gobierno de Alfonsín, miembros del MTP intentaron tomar un Regimiento de Infantería. Luego de una represión sin precedentes, 29 de ellos fueron capturados con vida, todos los detenidos fueron torturados, varios fueron fusilados y cinco desaparecidos. Recientemente la Justicia determinó que esos crímenes han prescripto, por lo que los responsables jamás serán juzgados."http://www.revista2010.com.ar/derechos-humanos/Los-desaparecidos--del-padre-de-la-democracia--.php


Sin embargo, nadie dice que esos gobiernos hayan sido dictaduras...
 ¿Hay en la actualidad proscripciones, sindicatos u obras sociales intervenidas..? ¿algún programa de TV o radial está prohibido ..hay listas negras..?
Este abuso de términos desmesurados, "tiranía, dictadura, estatismo, chavización, etc."..anuncios de corralitos, de crisis económicas, de "bipolaridad, enfermedades psiquicas"...¿son actitudes aisladas, individuales.. o detrás hay algún titiritero manejando los hilos..?
¿Se estará abonando el terreno para un juicio político, igual que en Paraguay..? Donde los medios se convirtieron en fiscales, produciendo y exhibiendo las "pruebas" de las acusaciones..?
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario