viernes, 18 de enero de 2013

VERSIONES DE LA HISTORIA


Eduardo Mignogna

Para muchos, Arturo U.Illía fue un muy buen presidente, y habla de él como “un viejito bueno”..
No todos opinan igual:

“En las elecciones de 1963, se impuso la Unión Cívica Radical del Pueblo UCRP) con la fórmula integrada por Arturo Umberto Illía y Carlos H. Perette. Los peronistas, que continuaban proscriptos y obedecieron masivamente la orden de Perón, se expresaron mediante los votos en blanco que alcanzaron un 20% (casi 1.900.000 votos), mientras que el candidato triunfante obtuvo casi el 25% del total de los sufragios (unos 2.450.000 votos).

Roberto Baschetti: Illía hizo un gobierno honesto, un gobierno con algunos vicios de origen, porque en las elecciones de 1963 que lo llevaron al gobierno el peronismo estaba proscripto. Fue elegido presidente con un porcentaje ínfimo de votos que no llegaron al 25%. Y a partir de ahí le sucede lo mismo que a los gobiernos anteriores, que era el gran problema de cómo manejar al peronismo dentro de un sistema que se de­cía democrático, pero que en la práctica no lo era.

  • Bueno..peeero… Baschetti es peronista..¿que va a decir..? Mejor ver lo que dice un radical muy respetado:


“Rodolfo Terragno: Desarrollé una admiración de las calidades personales de Illía, a quien conocí. Nunca me adherí a la idea de quienes veían en Illía a un incompetente o un hombre indolente, pero tampoco me satisfizo su gobierno, en primer lugar porque al igual que el gobierno de Frondizi tenía una ilegitimidad de origen. Tanto Frondizi como Illía fueron presidentes porque el peronismo estaba proscripto. En el caso de Frondizi hubo al menos una alianza, que de todas maneras, no borra la ilegitimidad. En el caso de Illía hubo proscripción del peronismo, proscripción del frente encabezado por Carlos Sylvestre Begnis. De modo que yo sentía que ese era un gobierno democráticamente débil, pero por otro lado seguía pensando que Frondizi había sentado las bases de desarrollo económico y que Illía importaba en muchos aspectos una regresión con la anulación de los contratos petroleros. De modo que a mí me parecía que, con toda la buena intención que tenía Illía, no estaba marchando muy bien su gobierno.”

  •  Ahora hablan de “censura”..¿hay algún periodista prohibido..?


¿Por qué lo prohibió Illía?
Bernardo Neustadt: Porque lo llevé a Arturo Frondizi a la televisión, en el año ´64, cuando ya Illía era presidente, invité al doctor Frondizi a un  canal privado que era de Alejandro Romay. Me advirtieron antes del programa, el mismo Romay, que si lo llevaba a Frondizi no hacía más televisión. Lo llevé a Frondizi y me quedé tres años sin trabajar. Era el gobierno de Illia, el ministro de Comunicación era Gibaja y el gobierno presionaba para que no lo llevara a Frondizi.

(Fuente: Felipe Pigna; Lo pasado pensado, 1ª Edición, 2005, Pág 93; 96 y 101) 
  • Para algunos, ésta “dictadura” con el “cepo al dólar”, no deja salir del país… ¿Qué podemos decir cuando no dejan regresar al país..?


“02/12/1964 Perón no puede volver a pedido de Ilia.
El canciller Miguel Ángel Zabala Ortiz -ex comando civil y ex piloto que bombardeó Plaza de Mayo en junio de 1955- llamó por teléfono y sacó de la cama al embajador argentino en Brasilia para que le pida a la dictadura del mariscal Castello Branco que pare el viaje de Perón.
En el aeropuerto del Galeão le comunicaron que era "persona no grata" y que no podía seguir viaje previsto ni permanecer en territorio brasilero. La única opción que le dejan al hombre cansado que acaba de cruzar el Atlántico es retornar al punto de partida.”

  •     Piden dialogo, aceptar las diferencias, al que piensa distinto… ¿igual que con el “viejito bueno”..?


Bajo el gobierno de Illía la Guardia de Infantería de la Policía Federal estrenó unos garrotes de más de un metro de largo, llamados "bastones", de madera o de acero recubierto con goma, que evitaban la lucha cuerpo a cuerpo y los usaba con gran éxito la policía de Estados Unidos.
A partir de entonces y durante muchos años, esos bastones se descargaron sobre las cabezas y las espaldas de los peronistas. Son los mismos que después, ya con Onganía, se usaron en "la noche de los bastones largos".

El 21 de octubre de 1965 la CGT lanzó un plan de lucha y hubo marchas en las principales plazas de Buenos Aires.
Todas fueron disueltas violentamente por órdenes del ministerio del Interior. En la plaza de Morón, el Escuadrón Güemes de la policía de la provincia mató a balazos a Néstor Méndez, un trabajador bancario de 20 años, militante de la Federación Juvenil Comunista.
El mismo escuadrón mató en la plaza de San Justo a José Gabriel Mussi y Ángel Norberto Retamar, jóvenes obreros metalúrgicos peronistas.

  •     Y algunos de los que pretenden ser “maestros de democracia”, se llenan la boca de “respeto a las instituciones, división de poderes” y ven al gobierno como una dictadura, una encarnación del hitlerismo.. pusieron su granito de arena para derrocarlo…


La Sociedad Rural y la Unión Industrial se habían unido en un asociación anti estatal llamada ACIEL (Acción Coordinada de las Institutos Empresarias Libres). Ambas atacaron persistentemente el déficit del Estado, la inclinación del gobierno por los controles de precios y de cambio, su proteccionismo a las empresas públicas como YPF y la decisión de mantener congelados los arrendamientos agrícolas impuestos bajo el gobierno de Ramírez en 1943.
La corporación de prensa nacional y extranjera colaboró en la campaña de desprestigio que se inició contra el presidente y los miembros de su gabinete acusados de lentitud e inactividad. Diarios como El Mundo y Crónica publicaban caricaturas en las que se veía a Illia representado como una tortuga. La CGT llevó a cabo el "operativo tortuga" que consistió en sembrar el centro de Bs. As. con esos animalitos que llevaban pintadas en su caparazón las palabras "Illia o gobierno".
La campaña de desprestigio contra el Presidente Illia y la democracia, se realizó de manera sistemática, utilizando ciertos periodistas y medios de prensa, como Mariano Grondona enPrimera Plana (autor luego de los primeros comunicados militares golpistas), Bernardo Neustadt en la Revista Todo y finalmente, las de Mariano Montemayor. Para ello se recurrió a la imagen de "la tortuga", para caracterizar la gestión del Presidente como timorata y falta de energía. Simultáneamente se resaltaba la personalidad de los militares, especialmente del General Juan Carlos Onganía, contraponiéndolo con la imagen de los políticos, alentándolos a intervenir como "salvaguarda de la Patria".(http://es.wikipedia.org)
  •    ..lo que nos permite observar que “ciertos periodistas y medios de prensa”..acompañados por "otros", conforman un poder… que eso no es un “relato” de éste gobierno…

No hay comentarios:

Publicar un comentario