lunes, 11 de febrero de 2013

¿VECINOS O CONSUMIDORES..?


“Una minoría cuenta con la colección completa de los derechos en la ciudad, con frecuencia en desmedro de la vasta mayoría de las personas que la habitan, la usan y la sufren.
De allí que una política que apoye directamente los derechos de las mayorías, y que limite los “derechos” de los demás a explotarlos y dominarlos, es justa y beneficiosa para todos y todas.”
(Marita Perceval; Subsec. Prom.  de DD HH del MJDH de la Nación; en “Derecho a la ciudad: por una ciudad para todas y todos”;2011)

“El intendente capitalino, Horacio Quiroga, recorrió por primera vez la Feria Central, que había sido instalada durante sus vacaciones, y mostró su funcionamiento como un ejemplo de lo que pretende para la ciudad.
“La intención -continuó- es que este sea un lugar de paseo para los vecinos, pero también para los habitantes de otras localidades, para que puedan venir a disfrutar de este espacio público por excelencia, ordenado y que genera actividad económica a sectores que les resulta muy difícil establecerse en algún local porque no tienen los recursos, pero que acá tienen una excelente oportunidad”. (diariamenteneuquen.com.ar;  10.02.2013)

Orden, seguridad, actividad económica…ese es el “ejemplo” que propone...
Los vecinos tomados como consumidores: ¿una feria como paseo.. como lugar de disfrute..?
Mientras tanto:

“Más de cien espacios verdes de la ciudad están en estado de abandono. Falta de iluminación y riego, veredas y parquizado en mal estado, escaso o nulo arbolado y juegos infantiles rotos son las principales falencias de las plazas neuquinas. Las dos que existen en el barrio Gran Neuquén Norte son las que lideran el ranking de descuido y las del  área Centro Oeste las que están en mejor estado de conservación.
Estos datos se desprenden de un exhaustivo relevamiento que realizó la secretaria de Coordinación del municipio, en cuarenta y cuatro barrios capitalinos. El censo se centró en determinar la existencia y estado de veredas, césped, riego, iluminación, playón deportivo, bancos, arbolado y cesto de residuos. Estos datos servirán para posteriormente elaborar un plan de renovación y mantenimiento de plazas.
En los cuarenta y cuatro barrios relevados existen un total de 174 espacios verdes, de las cuales sólo el 33 por ciento está consolidado, es decir que cuenta con la infraestructura, equipamiento y áreas verdes mínimas necesarias para ser consideradas plazas.” (rionegro.com.ar; 24/01/2012)

Con el afán de construir plazas de estacionamiento, el intendente de Neuquén rellenó el Anfiteatro del Parque Central, un espacio que congrega diversas expresiones artísticas desde finales de 1980,  que supo congregar a miles de neuquinos durante sus más de veinte años de historia. Pero no se trató sólo de la destrucción de un espacio dedicado al arte –para quienes lo miran de reojo-, sino la destrucción autoritaria de un espacio histórico de la ciudad y que pertenece al patrimonio cultural de toda la sociedad; y que, por falta de políticas culturales, se encontraba en malas condiciones. Autoconvocados, vecinos y artistas se lanzaron a la cruzada de destapar, pala en mano, lo que les pertenece. Un gesto más que simbólico.
Una ciudad exclusiva para los mejores, que no es más que la afirmación que sintetiza el modelo de una ciudad excluyente: sólo para dueños.
Los que no tienen propiedades –los desposeídos, los desheredados– no tienen derecho a habitarla.
O, en los hechos, tienen casi su propia ciudad, una ciudad de pobres creciendo al margen de una ciudad de ricos.
Esta exclusión territorial, propia de la gestión neoliberal de las ciudades, es un síntoma de la exclusión social. La fragmentación social se manifiesta en la propia superficie del tejido urbano, no es algo que haya que ir a investigar en las profundidades.
Se retraduce en la forma de territorios de exclusión, que son considerados como un cuerpo extraño, y que aparecen interrumpiendo la lógica mercantil de la ciudad oficial, lógica que resulta también en la privatización del espacio público.

No hay comentarios:

Publicar un comentario