viernes, 15 de marzo de 2013

¿DE QUE HABLAMOS CUANDO DECIMOS COMUNICACIÓN..?


 INFORMACIÓN Y DIFUSIÓN

Considero que el mejor modo de exponer este aspecto es el de recurrir a unos cuantos ejemplos que sirvan para comprobarlo eficientemente.

Pongamos el caso de la aprobación parlamentaria de cualquier ley que afecte de modo notable a los intereses fundamentales de los ciudadanos. Si la ley en cuestión no incrementa el nivel o provoca la polémica, es más que probable que, al no considerarse noticia, se haga, sin más, una breve referencia de trámite en la que se consigna los votos a favor y en contra. O bien, se silencia. Con lo que se impide a los ciudadanos una información que tienen derecho a saber.
¿Un ejemplo..? ¿Cuántas tapas mereció esta noticia..?

“Diputados convirtió en ley el régimen de trabajo para empleadas domésticas.
La Cámara aprobó por unanimidad el contrato de trabajo por el cual se reconoce la extensión de las jornadas laborales, las licencias y las indemnizaciones para el sector.
Diputados convirtió en ley el régimen de trabajo para empleadas domésticas, postergado durante años. Iguala los derechos de otras relaciones de dependencia sin un piso mínimo de horas trabajadas.   
Con la presencia en el recinto del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, el plenario de la Cámara baja aprobó con 206 votos afirmativos, el proyecto que en marzo del 2010 había enviado el Poder Ejecutivo al Parlamento.”
Fuente

Pero pudimos “informarnos” de la anécdotas de Francisco I, de conocer donde vivió, como será el cáliz que utilizará..que  ¡¡pagó su alojamiento y viajó en subte..!! (en realidad, lo pagamos nosotros, ya que el Estado sostiene a la Iglesia)..

Si, por el contrario, la ley es considerada “información”  porque añade  más polémica, correspondería presumir - si nos atuviésemos a practicar los términos de una buena información - que se hiciese un análisis de los elementos especiales de la ley, de su necesidad, presupuestos y finalidad, de sus potenciales resultados en el actuar cotidiano de los ciudadanos, de si favorece o no una mayor justicia y libertad..., que condujera a una síntesis explicativa válida y útil. Tras esta primera síntesis vendría la información pertinente sobre qué partidos la promueven y por qué, quiénes se oponen y por qué.....
Pero no. Se comienza por obtener las declaraciones redundantes de los promotores sobre lo maravillosa y progresista que es la ley – sin que tampoco ahora nadie se moleste en verificar  si esos adjetivos son pertinentes ni, en el caso en que lo sean formalmente, en qué consiste realmente tal bondad y si es así o no –, y se continúa revelando las declaraciones no menos retóricas y provocadoras de sus críticos, sin que tampoco ahora se nos dé razón de las argumentaciones que se exponen. El desarrollo del tema sigue su curso con una avalancha de declaraciones a favor y en contra, en la que se reflejan los aspectos más llamativos formalmente. En algunos casos, se hacen encuestas de opinión- sin datos de quién la hace, formas, indicadores- . Pero no sobre los aspectos sustantivos de la ley (que no se conocen) sino acerca de si, por ejemplo, ésta es "progresista" o “clientelista”. La “operación información” concluye con la transcripción de las frases más sonoras y polémicas del debate parlamentario, del número de votos a favor y en contra, y de las reacciones de alegría o resignación de los diversos portavoces. Todo esto por lo que respecta a la parte "informativa". Mientras tanto, columnistas y editorialistas han vertido sus opiniones.
Todo cae bajo el espacio de lo insustancial y de la opinión aunque para ello haya que olvidar el saber almacenado arduamente durante siglos. Quizás por eso, el competente tradicional no tiene cobertura en la inmensa mayoría de los medios de comunicación. Sí la tiene, en cambio, el de una nueva especie creada por los propios medios: el opinologo. Es decir, un profesional  de  la  comunicación  que  dispone  de seis cualidades: ha sido elegido por un medio (o por varios) para opinar; tiene permiso para discutir sobre cualquier tema sin necesidad de especialización, documentación o tiempo para reflexionar; su actividad de opinar se produce al filo de la actualidad y con conciencia de que participa abiertamente en la formación de la opinión pública; su concepto es rudimentario; es fiel a la ideología del medio que lo recluta; y, desde luego, sigue la tendencia de lo políticamente correcto... Algunos opinadores suelen ser personas con cierta notoriedad en su campo, aunque a veces  fallan en sus apreciaciones…

Algunos de sus anuncios:
Pronósticos de Carrió: "No gana nadie cercano al kirchnerismo o peronismo"
Sostuvo que en los comicios de octubre "no va a ganar ningún actor cercano al peronismo tradicional o kirchnerismo; 31/01/2011

El ex amigo de Nestor Kirchner, Cavallo, pronostica qué pasará con la economía (y los Kirchner) después del 28/06El ex ministro de Hacienda plantea un escenario sombrío, advierte sobre la posibilidad de un desdoblamiento cambiario y una espiralización de la inflación. Pero también pronostica un futuro sin Kirchner, tras un histórico episodio similar al que vivió Perón en 1955. 08/05/2009

Lanata en Venezuela: entre pronósticos errados y el enriquecimiento de los Chávez
El conductor de "Periodismo para Todos" siguió las elecciones desde Caracas. Dijo que había un "empate técnico" entre ambos candidatos;  08/10/12

Prat Gay: "No descarto que haya nuevas cuasimonedas"
Pronosticó la recesión hace dos años. Le responde a Moreno, dice que Kirchner ya perdió y justifica el tono apocalíptico de Carrió.  29/04/2009

Elecciones 2011: Encuestas confirman Segunda Vuelta
Nueva encuesta consolida el dato que habrá 2da. vuelta para Presidente  18/06/2011 |
Cristina Fernández con 34,3%;
> Ricardo Alfonsín con 16,7%;
> Eduardo Duhalde con 12,3%;
> Hermes Binner con 8%;
> Elisa Carrió con 8%;
> Alberto Rodríguez Saá con 7,7%;
> el rubro Otro acumula 3,7%;
> en blanco se proyecta 1,9%; y
> el No sabe/No contesta asciende a 7,4%.

Ante la posibilidad de importar trigo. La política oficial de desaliento al campo, sumada a la sequía, podría obligarnos a comprar el cereal bíblico en el exterior.; lanacion.com.ar, 13/06/09:

Lo que faltaba: Argentina podría importar leche. El presidente de la Unión General de Tamberos de la Argentina, Guillermo Draletti, manifestó su rechazo a la decisión de reducir el precio que la industria paga al tambero, y alertó que "en el país de las vacas, se va a terminar importando leche". .diariopanorama.com,01/12/2007

Al paso que van las cosas, su gobierno se arriesga a sufrir una estrepitosa derrota electoral en los comicios de junio de 2009.....Antes de 2010, la Argentina probablemente se verá obligada a importar carne, como consecuencia de los manoseos políticos que han agravado el conflicto del gobierno con los productores agropecuarios y de la persistente sequía que afecta a varias zonas de la pampa húmeda en ese país. La sequía, que ya ha afectado otras cosechas como la de trigo, también obligaría a importar ese producto agrícola en el futuro cercano, advierten observadores del mercado, informereservado.net; s/f

…pero no se les llama para hablar de lo que han mostrado entender como especialistas, sino de cualquier otra cosa. Hoy opinan de una ley, mañana de educación, pasado de salud, la semana pxma. De calidad democrática, de la “dictadura” de Argentina, de Cuba, de Venezuela…
La capacidad de cumplir este atrevido encargo le da una nueva notoriedad añadida, que puede acabar desplazando la reputación de origen y sustituyéndola por la popularidad. Son notables por estar en los medios..y están en los medios por ser notables…
La gran multiplicidad de medios hace que se tenga la impresión de obtener una  abundante libertad de elección. El tipo de presentación objetivista y la propia propaganda de los medios (y de muchos periodistas sin sentido crítico o que desempeñan su papel dentro del guión) acerca de la objetividad propia hace que el público piense que esas informaciones corresponden a la realidad de las cosas (salvo, claro está, en aquellos casos en los que se informa de algo que uno ha vivido o conocido directamente, donde  indefectiblemente se suelen comprobar dolorosos errores o tergiversaciones de bulto). Se crea así una ilusión de conocimiento y libertad que, como hemos percibido, es muy ingenua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario