domingo, 19 de mayo de 2013

BORRAR CON EL CODO..LO QUE ESCRIBIÓ HACE 10 AÑOS..


Videla murió, pero no se acabó la cultura autoritaria, dice muy convencido Jorge Lanata.. "Videla fue la expresión más acabada del Partido Militar, de aquellos nacionalistas que tomaban por asalto el poder para nombrar luego a ministros de Economía liberales. Pero el Partido Militar contó con el apoyo de toda la clase política local: según las épocas, ya los radicales, comunistas, socialistas como los mismos peronistas llamaron con pasión a la puerta de los cuarteles. " (Clarín)

.."casualmente"..no menciona que también los medios golpearon esas puertas, nos decían que los muertos eran todos terroristas, los desaparecido estaban vacacionando en Europa, hablaban de campaña antiargentina, de la "locas de la Plaza"....y luego, relaciona a ésto gobierno con una dictadura, equiparándola a la de Videla..
"....Las dictaduras de las mayorías o de las minorías no son tan distintas: ambas necesitan que el Otro desaparezca y ambas se sostienen en la convicción de que son los únicos representantes del Pueblo, la Verdad y la Nación. Por eso son personalistas, autoritarias y necesitan inventarse un pasado y un presente; por eso siempre son “fundacionales” y tienen un único interés: mantenerse en el poder a costa de lo que sea...."

¿Se olvidó Lanata de lo que escribió hace 10 años, en relación al gobierno de J.D. Perón..?
"PREGUNTAS

¿De qué democracia hablamos al hablar de democracia? ¿Era democrática la Unión
Democrática?
¿Cuál ha sido, a lo largo del siglo XX, el valor de la democracia en la Argentina? ¿El de un medio o el de un fin en sí mismo?
Hagamos un rápido repaso de las críticas más estereotipadas que se le han hecho al peronismo:

1. EL PERONISMO FUE UN GOBIERNO TOTALITARIO. Esto es falso, por varios motivos:
a) Perón llegó al poder por medio del sufragio universal, en elecciones no fraudulentas.
b) A pesar de la creación del Partido Único de la Revolución Nacional (luego Partido
Peronista), no fue aquello más que una exageración semántica. Durante sus gobiernos funcionó el sistema partidario aunque el gobierno persiguió y detuvo a dirigentes de la oposición. Un "gobierno totalitario" (Stalin, Pinochet, Videla, Mussolini, Castro) hubiera eliminado la actividad partidaria de cualquier tipo y, autoadjudicándose la voluntad popular, no hubiera llamado a elecciones libres.
c) ¿Eran verdaderamente democráticos quienes demandaban democracia en Perón? Los
radicales crecieron en intentonas fallidas de golpes de Estado desde la Revolución del Parque en adelante. Los gobiernos que intentaron desplazar (a los que llamaron genéricamente "el Régimen") eran obviamente fraudulentos, pero ¿eso convierte a los golpes en justos? ¿Es aconsejable comerse al caníbal?
Los socialistas y los comunistas, y una escisión del radicalismo, apoyaron el Golpe de
septiembre de 1930 que encabezó Uriburu, y el posterior gobierno del General Justo, y todos juntos, radicales, liberales, conservadores, socialistas y comunistas apoyaron primero el proyecto del embajador norteamericano Braden y luego el golpe de la llamada Revolución Libertadora.
d) En nuestra opinión el gobierno de Perón podría definirse como "autoritario", pero no como "totalitario", lo que significa más que una discusión semántica.

2. PERÓN NO HIZO MÁS QUE LLEVAR A LA PRÁCTICA VIEJOS PROYECTOS SOCIALISTAS QUE
DORMÍAN EN EL CONGRESO.
Todo aquel que haya llevado adelante cualquier idea sabe que lo importante no es tenerlas sino llevarlas a cabo. El mundo está repleto de soluciones de café y de moral abstracta, pero necesitado de moral concreta.

3. PERÓN FUE PRO NAZI, FASCISTA Y ANTISEMITA.
De sus declaraciones a favor del Eje y de ciertos comentarios antijudíos no caben dudas y han sido registrados en este libro.
Debe notarse, sin embargo, que Perón vivió sobre la base de contradicciones: en diversos
momentos de su gobierno colaboró con las entidades judías locales y nombró a Pablo Manguel como primer embajador argentino en Israel.
Respecto de la inmigración nazi, tal como se mostró en capítulos anteriores, ésta fue promovida inequívocamente por el gobierno y denunciada por el gobierno norteamericano, que hizo lo mismo en Estados Unidos con los científicos del Reich y varios criminales de guerra.
También hubo en Perón uso y abuso de la "escenografía" y el "dramatismo" fascista,
básicamente en los actos populares y en la manipulación de la radio como elemento de
propaganda, a semejanza de las tácticas empleadas por Goebbels en Alemania.

4. EL PERONISMO RETRASÓ O EVITÓ EL CRECIMIENTO DE LA IZQUIERDA EN LA ARGENTINA, Y SU
CONTENIDO FUE REACCIONARIO Y ANTIRREVOLUCIONARIO.
Recurrimos una vez más a Jauretche: "Habíamos descubierto que el peor enemigo del enfermo era el médico". Quizás haya que preguntarse si no estaban equivocados los "diagnósticos" de la izquierda argentina, como lo estuvieron en 1976 al defender a Videla, supuesta "línea blanda" por sugerencia de Moscú. Para usar un vocabulario acorde, creo que el peronismo aceleró la toma de conciencia de clase de las masas mucho más que decenios de prédica del gueto de la izquierda; no se propuso adaptar al hombre a la ideología, sino al revés: no intentó la creación de un "hombre nuevo", sino que le dio al "hombre viejo" gran parte de los derechos que le correspondían.”
(Jorge Lanata; Argentinos Tomo 2; Edición Setiembre 2003; pág. 170 a 172)

Si pudo llegar a esas conclusiones... ¿no sería recomendable que tratase de aplicar el mismo criterio para definir a éste gobierno..?

No hay comentarios:

Publicar un comentario