viernes, 17 de mayo de 2013

LA SOCIEDAD ENFERMA ¿O LOS ENFERMOS DE ODIO..?


¿Cuantas veces hemos leído, escuchado “la sociedad está enferma”..?
En distintos medios diversos “diagnosticadores” nos señalan que el país está en un estado terminal.. populismo, dictadura, censura, abuso de poder, crisis económica, son los males que lo aquejan y requieren “operaciones de urgencia” con otros “médicos”…los que ellos recomiendan.


Especulan con la fragilidad de nuestra memoria, esperan que no recordemos que años antes, los diagnosticadores no hacían esos análisis.. si alguien mencionaba esas enfermedades, hablaban de “campaña antiargentina”.. los muertos eran todos terroristas, los desaparecidos estaban paseando por Europa… aceptaban y elogiaban el modelo económico, las “valientes” medidas de recortes en áreas de salud, educación, jubilaciones, salarios….

“La sociedad está enferma.
Hay en la sociedad un gran acuerdo sobre este punto. Se sostiene en la existencia de los conocidos problemas: hambre, pobreza, violencia, lucha por el poder, corrupción, etc. "La sociedad está enferma", se dice, porque no logramos  ponernos de acuerdo y ser racionales; porque en vez de tirar todos para el mismo lado cada uno va para el suyo; porque hay gente muy mala, malísima, que da rienda suelta a su ambición o su locura y jode a todos los demás, o a la mayoría; porque en vez de cuidar al planeta se lo destruye, porque nos gusta más la diversión fácil que el trabajo inteligente. Se dice que "la sociedad está enferma" porque en vez de cultivar los altos valores del bien, el compañerismo, el amor, la cultura, el sacrificio, priman la violencia, el sexo, la diversión, el dinero y la comodidad. Se dice que  “la sociedad está enferma" porque en vez de estar regidos por el deseo de ayudarnos unos a otros lo que hacemos es competir todo el tiempo.
Está implícita la idea de que en una sociedad sana estas cosas no pasan. (..)

•           Es una frase con la que uno queda como una persona mejor que la media: el que dice "la sociedad está enferma" parece que fuera mejor que los que andan por ahí viviendo despreocupadamente, sin darse cuenta de que la situación es grave y extrema, llevando su día adelante con confianza. Por lo general, sin embargo, al encarnar la apariencia de una persona superior, el que dice "la sociedad está enferma" no acompaña su rechazo de los demás con acciones que mejoren el mundo. En todo caso no con acciones reales y efectivas. Tienden a ser más efectivos los que no maldicen tanto a la sociedad, los que la comprenden, porque al comprenderla pueden concebir caminos de acción.
•           Es una frase con la que uno pone su enfermedad afuera, la rechaza: muchas veces el enfermo es el que habla, y no tanto la sociedad acusada. Al ser preso de un problema personal ve aparecer las consecuencias de su patología por todas partes. Las personas que tienden a aprovecharse de las trampas de la ilegalidad son las que luego creen que todos los demás hacen lo mismo, como una manera de justificarse. Los que mienten creen que todos los demás mienten. Los que son corruptos creen que la corrupción es la norma, y al decir "la sociedad está enferma" creen quedar libres de culpa. De manera menos grave, los que se quejan de la frivolidad reinante no siempre suelen ser grandes lectores.
"La sociedad está enferma" es una frase en la que nos apoyamos, pero es una frase falsa. Y más falsa es cuando se la aplica a un país concreto como si se tratara de un caso excepcional. El país propio siempre parece un caso excepcional porque es el caso que conocemos más, el nuestro, pero en el conjunto de las naciones no lo es. Siempre hay mucha ignorancia mezclada con el idealismo, un gran desconocimiento sobre cómo se comporta el mundo real, sobre qué significa ser humano y qué es posible y qué no.”
(Fragmento de: Alejandro Rozitchner; Ideas Falsas; Editorial del Nuevo Extremo S.A.; abril 2004)

Pero nuestra memoria no es tan frágil.. recordamos sus apoyos a todas las dictaduras, a todas las recetas del neoliberalismo, sus acusaciones mediáticas sin pruebas, sin bases jurídicas… y también podemos hacer nuestro diagnóstico: están enfermos de odio

No hay comentarios:

Publicar un comentario