martes, 25 de febrero de 2014

CAUSAS JUSTAS, SACRIFICIOS E INGRESOS

Charlatán es el que habla mucho y sin sentido. Charlatán el que habla sin discreción. Charlatán es ese vendedor ambulante que anuncia su mercancía a gritos. Pero el charlatán al que dedico hoy este comentario, es ese paladín de las “causas justas”, el embaucador profesional e iluminado del “periodismo de investigación”.
Embaucadores los hay desde el inicio de los tiempos. Los hay que tienen poderes mentales y pensamientos mágicos; otros tienen capacidades paranormales, adivinadoras o están poseídos; la mayoría gozan de una clarividencia que les permite ver “más allá”. Incluso a veces, ver aquello que es obvio, pero de una forma especial. Este se especializa en decir que sus notas están “chequeadas y recontrachequeadas”…  aunque al otro día son desmentidas…

Este charlatán, periodista de Clarín y ex director del matutino Página 12, Jorge Lanata, señaló durante una emisión del programa que conduce en radio Mitre:
“Si viniera un tipo que fuera verdaderamente un líder, y le dice a la gente que va a ganar un 10 por ciento menos y eso se destinara a un fondo especial destinado a financiar algo, la gente lo aceptaría. Lo que pasa es que no hay buenos liderazgos",
Precisamente, por esa ambigüedad su propuesta es tremendamente eficaz…..porque hace creer a los demás que está diciendo algo acertado.
Una causa justa.. ¿quien puede no estar de acuerdo con eso..? Son expresiones con las que todo el mundo está de acuerdo  porque son obvias, estos manipuladores  dejan que sus seguidores entiendan lo que ellos quieren  entender y llenar, con sus expectativas, el discurso vacío. Pero…¿cual sería una causa justa..? ¿que los que menos tienen ganen menos..? ¿que los empresarios ahorren en "costos laborales"..?
En el mundo moderno, callar es también, muy a menudo, mentir.

Los que tenemos unos cuantos años –y también memoria- recordamos algunas proclamadas causas justas.. como la colecta para la guerra de las Malvinas:
“El 2 de abril de 1982 no sólo flameó la Bandera argentina en el territorio austral ocupado por los ingleses desde 1833. Despertó además una impresionante demostración de solidaridad de la gente, que se sacó los anillos, tejió medias y pulóveres, escribió mensajes de aliento y puso sus ahorros a disposición de la guerra. Fue la mayor colecta de la historia argentina.…No hubo sanciones, nunca se encontraron irregularidades burocráticas en la utilización de esos fondos y ningún funcionario fue imputado por delito alguno. Lo dijo la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas en 1988. Y fue la única averiguación que realizaron las instituciones de la democracia, con seis años de demora y en base a la denuncia de una fundación —Héroes de Malvinas— que al decir de Clarín, "ni siquiera tenía personería jurídica". Aflora la inquietud: ¿fue aquello una operación limpia o un saqueo a la buena fe? ¿Hubo una adecuada rendición de cuentas por parte de las Fuerzas Armadas? ”
Ver Blog
En los años en que la política liberal fue aplicada, -no por un líder: por la dictadura o por ministros con superpoderes - elogiada por organismos internacionales, sus voceros locales, por el empresariado, se mencionaba como causa justa la reactivación de la industria, la creación de empleos, lo que traería grandes beneficios a la población, bajando los niveles de pobreza… ¿Y que se proponía…?
“Fruto de una renovada ofensiva de los sectores empresariales, sumada a una particular interpretación de la realidad laboral que vio en su reciente visita a Malasia e Indonesia, Carlos Menem anunció el viernes una serie de medidas de flexibilización de las relaciones laborales que tendrá efectos en la vida cotidiana de cada argentino que ya esté, o pueda ingresar, en el mercado de trabajo.
En el mismo sentido, el Presidente habló de la modificación de convenios colectivos de vieja data "en muchos casos subsisten formalmente los convenios pactados en 1975, aunque con poca vigencia en los hechos" cuyas cláusulas ponen límites a la incorporación de nuevas tecnologías o formas de producción.
Menem habló de "delegar en la negociación colectiva la modificación de antiguas rigideces". Ver fuente
Escuchamos en esos tiempos los alegatos,  especialmente de aquellos que tienen su “disco rígido” formateado  con las consignas del liberalismo, que los obreros trabajaban tres meses hasta conseguir su estabilidad y luego se hacían despedir para cobrar sus indemnizaciones.. que los empresarios debían tener sus reservas para las mismas, que las contribuciones al sistema previsional dificultaban las inversiones.. por lo tanto, esa  “modificación de antiguas rigideces” sería conveniente -diríamos una “causa justa”-  para la que algunos trabajadores voluntariamente harían su aporte…
Esas modificaciones consistían en:

  • derogación definitiva del concepto de estabilidad laboral, sobre todo a través de la eliminación de la indemnización por despido.
  • reducción del número de modalidades vigentes de contratación laboral.
  • modificación sustancial del "precio" base del trabajo, esto es el salario: básico de convenio y una serie de plus ligados con especializaciones, distancia, insalubridad y otros criterios distintos.
  • priorizar la negociación colectiva por empresa, por sobre la negociación por rama de actividad, la que se concreta entre las cámaras patronales y el sindicato.
¿Se conformaban con esas medidas…? NO..
En el 2001, nuevamente mediante Cavallo, los bancos iban a ser “chorros”, pero por otro motivo… Así la mayoría cambia el reparto por los ahorros individuales. Hay que avisar si uno quiere quedarse en el sistema de reparto o pasarse a una AFJP. Gran campaña publicitaria. Se modifica la edad jubilatoria: para trabajadores en relación de dependencia  pasa de 57 a 60 para las mujeres y 62 a 65 para los varones. (Aclaremos: en Europa se discute, en su crisis actual, y con una pirámide poblacional con porcentaje más alto de personas mayores, pasar de 65 a 67).
Es importante la disminución a la mitad de los aportes patronales (del 16% al 8%), con el viejo pretexto de aumentar las fuentes de trabajo, o de evitar cierres. Con ese argumento, se estatizó la deuda privada en la dictadura y se flexibilizaron las leyes laborales en el Menemato.

Las consecuencias las sabemos….las sufrimos… No se reactivó la industria, no crearon más empleos, aumentaron los despidos.
Se despidió a empleados con muchos años de servicio por unas monedas.. se precarizó el trabajo.. se debilitó al sistema previsional, ya en terapia intensiva.
Pero los que nada aportaron, fueron los más favorecidos… y siguen disfrutando de los menores aportes al sistema previsional..
En el supuesto caso que Lanata explicitara cual es, a su “iluminado criterio”,  la causa justa  a la que iría “un  fondo especial destinado a financiar algo”.. podríamos preguntarle..¿no podríamos hacer lo con el proyecto de Héctor Recalde…??

“El kirchnerismo presentó un proyecto para aumentar en forma segmentada las contribuciones patronales.
23.09.2013 | El proyecto, diseñado por el diputado Héctor Recalde, dispone distintos incrementos para las diversas relaciones entre las ganancias netas y los ingresos, y deja exentos a los sindicatos, las obras sociales y la medicinas prepagas.
Diputados kirchneristas presentaron un proyecto de ley para aumentar en forma segmentada las alícuotas de las contribuciones patronales para los empleadores que registren en el ejercicio anual ganancias netas que superen el 10 por ciento de los ingresos netos del período. El proyecto, diseñado por el diputado y abogado laboralista Héctor Recalde, dispone que estarán exentas del incremento, de ser aprobada la ley, las asociaciones sindicales, las obras sociales y la medicina prepaga y las empresas que no superen el límite de facturación para ser considera Mediana Empresa, según el Ministerio de Industria de la Nación.
(…) En los fundamentos del proyecto, Recalde recuerda que "la baja de los aportes patronales ha sido un instrumento/símbolo de la década del ´90 que, bajo el eufemismo de procurar la creación de empleo, reducía los costos empresariales".
Sin embargo, afirma que "el tiempo demostró que la baja no sólo no fue conducente a la creación de empleo sino que contribuyó a desfinanciar el Estado, sin reportar beneficio alguno para la sociedad".
"Basta con observar que la recaudación por Contribuciones a la Seguridad Social cayó en un 38 por ciento entre 1994 y 2002, pasando de 15.753 millones a 9.710 millones de pesos", dice el diputado y abogado ligado al sindicalismo y precisa que la caída de la recaudación "fue producto tanto de la reducción en las alícuotas de las contribuciones patronales como de la caída del nivel de empleo" ya que la desocupación se duplicó entre 1994 y 2002.
Por eso, concluye Recalde, "la reforma del sistema previsional de 1994 que dio lugar a la reducción de las contribuciones patronales en los hechos no fue otra cosa que una distribución regresiva del ingreso, desde los sectores asalariados y desde el Estado a favor de las empresas, favoreciendo la concentración de la riqueza".
Ver Nota
Con la restitución de las contribuciones patronales al sistema previsional, se financiarían mejores ingresos a los jubilados..¿no es esa una "causa justa"..?  Y los empresarios más beneficiados en sus ganancias serían quienes aporten a ella... y no, como siempre ha pasado, los trabajadores...
La única forma de luchar contra los charlatanes, es interrogarles para que, por fin, digan algo. Como pide Mex Urtizberea en “Digan cómo”


“ (…) Digan lo que quieren hacer, pero digan cómo. No digan palabras recitadas. No digan frases hechas por los asesores de imagen. No digan discursos de cartón. Digan cómo. Simplemente cómo. Claramente cómo. Particularmente cómo. Responsablemente cómo. Digan un plan. Digan qué idea. Digan el proyecto. Digan los pasos. Por cuál camino. Con qué recursos. Con qué criterio. Con qué medidas. Digan cómo. Los estamos escuchando.”





No hay comentarios:

Publicar un comentario