viernes, 28 de febrero de 2014

QUIEN PAGA..? LA CIUDAD..O SUS VECINOS..?

La “ciudad”  –es decir: nosotros- deberá pagarle 1,5 millones de pesos a la empresa
de colectivos.. dado que según el  subsecretario de Servicios Concesionados, Fernando Palladino “lo que se produjo fue una situación inesperada y fue que no se tuvo en cuenta la primera sección; muchos dejaron de tomar el colectivo por diez cuadras y empezaron a caminar…”
Y es lo que normalmente suele pasar cuando se aplican fórmulas, ecuaciones teóricas, sin tener en cuenta  una variable: el factor humano, en este caso, los usuarios del servicio de colectivos. ¿No era esperable pensar que ante el aumento del boleto, disminuyera la cantidad de pasajeros..?  Y si disminuyó solamente en la primera sección, es porque aquellos que viven en zonas alejadas no siempre pueden caminar 20, 30 o más cuadras…
Pero no solamente se le deberá pagar esa suma.. desde la Municipalidad de Neuquén se defiende un acuerdo: otro aumento:
”El gobierno de Horacio Quiroga defendió en el Deliberante un acuerdo con la empresa Autobuses Santa Fe para llevar el boleto a 4,90 pesos; aseguró que es válida un acta en donde se establece ese precio, pese a que los estudios dan un incremento mayor (6,17 pesos); y sostuvo como aceptable la calidad del servicio.”
 Ver fuente
Habría que ver  -si es que esos funcionarios utilizan regularmente el servicio- que es lo que consideran como aceptable, ya que las opiniones de los que sí lo hacen a diario, son muy distintas..

Muchos deben caminar 7, 8 cuadras para llegar a una parada, esperar 40 minutos, una hora, para ver a un colectivo que no para por estar repleto.. o viajar parado y en malas condiciones..  condiciones que hacen que muchos opten por caminar, viajar en bicicleta… y seguramente, ante otro aumento, también dejaran de viajar.. ¿otra "consecuencia inesperada?..
Nuevamente la ciudad (= NOSOTROS)…¿deberá pagar a la empresa una compensación..?

Sería aconsejable que en vez de aplicar esas fórmulas "tecnicamente perfectas" desde la comodidad de un despacho con aire acondicionado o calefacción, los funcionarios en vez de pensar en la "ciudad",  piensen en quienes la habitan, los vecinos, que salen de su casa una hora antes para no llegar tarde a sus trabajos, viajan en malas condiciones, a los que un aumento de los boletos les significa resignar alguna compra.... y también en esos vecinos que "inesperadamente" han dejado de utilizar el colectivo y caminar... pero igual terminarán pagándole a la empresa...



No hay comentarios:

Publicar un comentario