domingo, 23 de marzo de 2014

VISIBILIDAD..E IMBECILIDAD

Visibilidad. 

Es el título de la nota que publica Ernesto Tenembaum el 19/03/14 en la Revista Ventitres…
La nota inicia con las palabras de  una señora que habiendo quedado viuda por el atentado contra la AMIA, pedía visibilidad… y a partir de esas palabra, el periodista habla de distintas tragedias que fueron muy difundidas por los medios al principio, para lueg.....
”Su causa, sus muertos, su dolor, quedan en segundo, tercero o cuarto plano. Y ellos se sienten ocultos, solos, aislados. Ven que las cosas pasan y ellos, y sus familiares muertos, son arrastrados por la vida que sigue para otros y que ocupa la pantalla que tanto necesitan.”
Por supuesto, tiene razón.. y su cuota de responsabilidad, ya que él forma parte de los periodistas que integran esos medios… que despliegan una gran tarea dando a conocer versiones que van cambiando con el correr del tiempo... hasta que aparece otra cuestión y lo anterior desaparece. Si le preocupase en serio la “Visibilidad” del hecho, la búsqueda de justicia de esos familiares.. ¿que hace para que sigan siendo visibles…?
Pero el contenido de la nota apunta a la tragedia de Once…
“Esta semana empezó el juicio por la tragedia de Once. Va a ser un proceso complejo, en el cual lo que se va a debatir no es solamente si los frenos del tren que chocó estaban en buenas condiciones o no. Hay un enorme aparato vinculado a la empresa TBA y al Gobierno muy interesado en que ese sea el eje de la cuestión y no otro. Lo que se va a discutir es eso, pero otras cosas más. Suponiendo que, efectivamente, los frenos de ese tren hayan estado en condiciones, ¿esa fue la causa de todas las muertes? La inexistencia de velocímetro y de un sistema que no frenara automáticamente el tren cuando debía ocurrir eso, la sobrecarga de pasajeros que limitaba la capacidad de los frenos y obstruía las vías de escape, la falta de mantenimiento de los vagones que, ante el choque, se montaron los unos sobre los otros, los desvíos de los subsidios hacia empresas fantasma, ¿todo eso influyó en que el número de muertos fuera el que fue, o no? Si eso ocurrió, ¿les cabe responsabilidad a los funcionarios o deben ser sobreseídos, la misma responsabilidad o distinta? (..)
Desde 1983, no hubo ninguna tragedia que fuera tan anunciada en documentos públicos como los que emitieron la Auditoría General de la Nación, la Comisión Nacional de Transporte, en rebeliones de trabajadores que eran macarteados por las figuras de primera línea del Gobierno, en informes periodísticos. Y en ninguna otra tragedia los familiares fueron tan abandonados –por ser pobres, por no ser militantes, porque su dolor ponía en tela de juicio a un gobierno que consideran propio– por intelectuales, artistas, periodistas, líderes sociales y de derechos humanos, los mismos que los hubieran acompañado si, en el Gobierno, estuvieran Macri, o Massa, o –vaya uno a saber– Scioli. (..)
Mientras tanto, quizá convenga tener en cuenta un párrafo del auto de procesamiento que posibilitó el inicio del juicio oral.

Decía así:
  Nunca se sabrá con certeza absoluta por qué el chapa número 16 corrió más de trescientos metros a casi 27 kilómetros por hora casi sin frenar y terminó chocando contra el paragolpe de la estación Once de Septiembre. Lo que sí se sabe es que Córdoba (el maquinista) estaba al comando de un tren sobrecargado de peso. Con un sistema de freno que si bien en las anteriores oportunidades había respondido, lo hacía con dificultad, carecía de dos compresores, lo que hacía que la recuperación de presión demorara más tiempo que lo aconsejable por los estándares de prudencia y el manual del fabricante. Córdoba sólo tenía dos años de experiencia, conducía un tren viejo con un importante diferimiento en cuanto a su mantenimiento general. Este tribunal no puede afirmar que Marcos Córdoba no haya cometido algún error en esos críticos momentos, por inexperiencia, miedo o desconocimiento, lo que sí puede afirmar es que se le había encomendado a un joven de 26 años con dos de experiencia la vida y la seguridad de más de dos mil quinientas personas y se le había dado una herramienta vieja, corroída e insegura”.
Y acá vemos que más que la justa visibilidad y justicia que reclama para los familiares, la nota no deja de ser una “visible” muestra de su oposición al gobierno…
¿Cual es la razón de acotar las tragedias a partir de 1983..? Nuestro país, lamentablemente, tiene muchas páginas de su historia con tragedias.. que no han tenido visibilidad.. ni las tragedias, ni sus víctimas, ni sus victimarios. Tragedias provocadas también por una máquina, la del terror..que no tenía frenos..
¿Cuantos conocen realmente que sucedió con las bombas en Plaza de Mayo..? ¿se conocen los nombres de los más de 300 muertos.. de los autores de ese atentado…? ¿fueron juzgados..? Y así podríamos seguir con los fusilamientos en los basurales de J.L. Suarez.. de lo que se conoce algo gracias a Rodolfo Walsh…  y un poco más cerca en el tiempo..¿hubo justicia para los fusilados en Trelew..?
“Y en ninguna otra tragedia los familiares fueron tan abandonados ..”  ¿Te parece Ernesto..? ¿quién acompañó a los familiares de éstas tragedias..? 
“En 1997, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dictaminó que hubo ejecuciones y torturas a los militantes del MTP detenidos.( grupo que intentó copar el R3 de La Tablada) Los guerrilleros apresados fueron condenados a través de la Ley de Defensa de la Democracia, por lo que no tuvieron derecho a la apelación y a un nuevo juicio…”  Fuente
“..La presidenta Cristina Fernández firmó, días atrás, el decreto 1578 que autoriza al juez federal de Morón Germán Castelli el ingreso irrestricto a los archivos de inteligencia del Estado, de la Policía Federal y del Ejército relacionados con la desaparición de cinco ciudadanos a manos de los militares y policía que redujeron al grupo que intentó copar el R3 de La Tablada el 23 de enero de 1989. Esos archivos permitirán conocer también la cantidad de irregularidades cometidas por los fiscales y el juez que instruyó la causa. El decreto instruye a los organismos de inteligencia que envíen de modo inmediato los documentos relacionados con el hecho...”  Fuente: Miradas al Sur, 20/10/08
Quizás por ser considerados terroristas, no merecían hacer visibles sus muertes...
¿y qué pasó con  la voladura de la Fábrica Militar de Río Tercero (FMRT)..?  ¿qué gobierno lleva a la justicia estas tragedias..?
Sigue la nota diciendo:
”se va a debatir no es solamente si los frenos del tren que chocó estaban en buenas condiciones “.. ya se debatió… y determinó que funcionaban bien… Todos los peritos lo afirman…
”La inexistencia de velocímetro y de un sistema que no frenara automáticamente..”  ¿no había un velocímetro..? Hay videos que muestran la velocidad que desarrollaba el tren en distintos lugares…. y los sistemas de freno que podía haber utilizado el maquinista..
”…los familiares fueron tan abandonados –por ser pobres, por no ser militantes, porque su dolor ponía en tela de juicio a un gobierno que consideran propio-…? ¿ha estado investigando el periodista las ideologías de cada uno de esos familiares para saber que ninguno milita dentro del kirchnerismo…? 

La nota termina con éstas palabras:
“Visibilidad” debería ser una nueva materia a incluir en la currícula de quienes estudien periodismo en el futuro. Es una de las pocas cosas para las que sirve esta profesión; que las víctimas se sientan acompañadas, que tengan un lugar donde decir sus verdades, que siempre enseñan mucho.”
Claro que también debería resaltarse una materia..Ética. No se puede hacer una nota mostrando  una sola parte, falseando datos. Puede que él considere que los lectores son imbéciles que por el solo hecho que un periodista escriba una nota, están obligados a creer que esa es una verdad revelada…. hoy existen muchos medios, distintas formas de informarse, de cotejar fuentes.

Lo que resulta muy visible… es la tragedia que hay en el periodismo, que cuenta con un elenco de imbéciles….

No hay comentarios:

Publicar un comentario