viernes, 30 de mayo de 2014

BOBOS, TARADOS , UN PAÍS DE MIER..

Ernesto Tenembaum escribe en la revista Ventitres la nota

Sobre bobos, tarados y pelotudos …. que comienza diciendo:

 “En nuestro país, en estos días, ha nacido un nuevo superhéroe. Quizás algunos no se hayan dado cuenta. Pero es un hombre probo, limpio y valiente, de esos que no se encuentran, que nos enseña a todos cómo comportarnos. Es una suerte. Lo necesitábamos. Tan carente está la Argentina de liderazgo que, al fin, llegó alguien como él a poner los puntos sobre las íes. Tiene lo que hay que tener. Si en los últimos tiempos, por ejemplo, usted renovó alguno de sus documentos, seguramente lo habrá podido recibir en tiempo récord y habrá aparecido un mensaje en su celular donde él, personalmente, porque tiene superpoderes, le avisaba que le llegarían a su casa. Es gentil, amable, bien dispuesto. Es un hombre que elige puntualmente a sus enemigos: son tres maquinistas que se duermen mientras manejan su locomotora, un delegado de base que siempre denunció el choreo, o dos menores graffiteros a los que manda a detener como si fueran criminales peligrosos. Y advierte: hay que matarlos, si fueran mis hijos, ¿sabés cómo les dejaría el traste, por tarados, por pelotudos? Y luego, ante la natural inquietud que generan esas declaraciones, explica: “Los que piensan que puedo matar a alguien son unos bobos”.
¿Un superhéroe o un funcionario “que funciona”.. de esos que –como se pedía en los ´90- administran, gestionan bien….? Pero parece que en vez de valorar esa gestión, es mejor ironizar, reconocer la eficiencia y agregar el mensaje de texto al celular, para relacionar la eficiencia con la demagogia.
¿Está mal elegir como enemigo a quién duerme mientras conduce un tren y pone en peligro la vida de miles de pasajeros..?  0 al que hace paros ahora “para evitarlos en junio”…?
En cuanto a los grafittis… Convengamos que sus  declaraciones fueron desafortunadas… pero no muy distintas a las que haríamos cualquiera de nosotros si encontráramos el frente de nuestra casa, o el auto, decorado con algún grafitti…
Sigue diciendo..

“El superhéroe quiere llegar al poder renovando los ferrocarriles del área metropolitana. Es una tarea meritoria indiscutible, si lo logra. Sin embargo el proceso tiene un par de antecedentes difíciles de asimilar. El primero, el más liviano, es que forma parte de un gobierno que, hace diez años, prometió reactivar los talleres ferroviarios y fabricar vagones aquí, para no tener que importarlos y para generar fuentes de trabajo. Y el superhéroe, luego de ese fracaso, está recurriendo a un método que refleja que sus superpoderes tienen límite: todos los vagones nuevos son importados de una superpotencia. ¿Tan difícil será fabricar vagones nacionales? ¿Incluyen tecnología de punta como ruedas, plástico, aire acondicionado, vidrio? Preguntas que nadie se anima a hacer porque parece que su tarea es tan heroica e histórica que mejor no preguntar nada.”
Es una tarea meritoria indiscutible, si lo logra… y lo está logrando…
a pesar que no haya alcanzado la meta de fabricarlos acá… y si Tenembaum  fuese honesto, debería recordar  -y si no lo sabe, tratar de informarse- que en tiempos del gobierno de Perón, se fabricaban y exportaban trenes… pero ministros con superpoderes decidieron terminar con eso.. y hasta nos querían hacer creer que no éramos capaces de fabricar una silla… que no incluían “ruedas, plástico, aire acondicionado, vidrio”…
Vale la penar recordar:
“Si aquel plan de industrialización hubiera seguido, en materia de aviación comercial Argentina estaría exportando millones de dólares a muchos países del mundo. En materia espacial estaríamos colocando satélites en órbitas bajas de la tierra a varios países de Latinoamérica. En industria automotriz se hubiera perfeccionado tanto el Rastrojera Diesel que estaría compitiendo con varios utilitarios de su tipo de origen importado porque nosotros teníamos la capacidad para sacar de estos vehículos modelos de avanzada que ya estaban en etapa de desarrollo. Lo mismo podría haber ocurrido con la industria de las motocicletas, las cuales estaban bien posicionadas en la preferencia de los argentinos por la experiencia fantástica que habíamos adquirido. Gran éxito habríamos logrado si no hubiéramos dejado de lado el objetivo de producir en el país motores de aviación en virtud de que ya habíamos comenzado a fabricar turbinas en 1955.
Todo este proceso industrial se extranjerizó. Fue una catástrofe porque perdimos nuestra capacidad, porque no pudimos consolidarnos políticamente ni colocar como objetivos nacionales de primer orden a semejantes conquistas, a tanta investigación científica y a tanto avance tecnológico.”

(Walter Bonetto; La Industria Perdida, tambien la imagen)
Termina su nota con éstas palabras:
“Quizás el tipo sea un buen ministro, tal vez pueda ser un buen presidente. Nadie lo sabe. Puede que gane las elecciones o que las pierda. Pero alguien le convenció de que está bueno llegar insultando a menores de edad o marcando con el dedo a sindicalistas que siempre pelearon por los derechos de sus representados. Raro. Pero los humanos comunes no estamos capacitados para comprender a los superhéroes como él. Somos bobos, tarados, o pelotudos. Así nacimos…
Nosotros somos bobos, tarados y pelotudos y los superhéroes son superhéroes: para ellos no valen las dudas. Ellos son los que reparten a su antojo el poder, la justicia, el bien y el mal, sobre todo cuando se trata de delegados de base, menores de edad y laburantes. La duda es la jactancia de los intelectuales. Menos mal que existen los superhéroes. No sé qué haríamos sin ellos.”
…  aunque a Tenembaum  no se le ocurre juzgar que alguien que dice que somos “un país de mierda…. gente de mierda”… no es alguien que  reparte a su antojo la justicia, el bien y el mal..no tiene dudas, no es jactancioso...¿será que el sí es es “un hombre probo, limpio y valiente, de esos que no se encuentran”

No hay comentarios:

Publicar un comentario