martes, 10 de junio de 2014

EN LA REGIÓN TAMBIÉN TENEMOS UN CLARÍN

 
 
"La abdicación del rey Juan Carlos I ha tenido comprensibles repercusiones en Argentina. Una reciente encuesta de la consultora D'Alessio y Asociados, en la que se formulaba la pregunta "Qué piensa sobre que aún sigan existiendo monarquías", arrojaba el siguiente resultado: un 23% opinaba que le parecía bien conservar las tradiciones y un 77% sostenía que era algo anticuado. Es probable que ese 77% que considera anticuada la monarquía española ignorara que nuestra monarquía presidencial es mucho más vigorosa que la española. En Argentina el presidente ejercita un poder sin límites muy alejado de las reducidas facultades de un monarca constitucional europeo.
Según la Constitución, en España el rey es el jefe del Estado, "símbolo de su unidad y permanencia". Asume la representación del Estado en las relaciones internacionales y modera el funcionamiento regular de las instituciones. Además, promulga las leyes, convoca y disuelve las Cortes Generales, eleva la propuesta a las cortes del nombramiento del presidente, nombra y separa a los miembros del gobierno a propuesta de su presidente y ostenta el mando supremo de las Fuerzas Armadas. (…) Observemos en cambio las facultades que tiene el presidente de la República Argentina, tanto las formales como las que operan en la realidad. Es el jefe supremo del Estado y jefe del gobierno, de modo que tiene un doble poder reforzado. Según la Constitución, el Poder Ejecutivo "no puede en ningún caso, bajo pena de nulidad absoluta e insanable, emitir disposiciones de carácter legislativo". Sin embargo todos los días aparecen decretos en el Boletín Oficial –algunos de "necesidad y urgencia"– que modifican leyes dictadas por el Congreso o que avanzan sobre sus facultades."

“…todos los días aparecen decretos en el Boletín Oficial ..”..pero no se toma la molestia de informarnos cuantos fueron..¿Lo vemos..?

Pese a que los DNU se introdujeron a la Constitución en 1994, gobiernos democráticos anteriores han utilizado este tipo de normas. Entre ellas, se encuentra el Plan Austral (decreto 1096/85), promulgado en 1985 por el entonces presidente Raúl Alfonsín. Este decreto de excepción cambiaba la moneda del peso argentino al austral. Pese a que la Constitución establece que el Congreso debía crear una ley para analizar los DNU, éste recién se sancionó en 2006, 12 años después de la reforma a la Carta Magna que introdujo este tipo de normas.
Durante la gestión de Carlos Menem (1989-1999), se firmaron 545 DNU en 10 años de presidencia, un promedio de 54,5 decretos legislativos por año. Ninguno de los promulgados luego de 1994 fue verificado por el Congreso.
En la presidencia de Fernando de la Rúa (1999-2001), se emitieron 73 decretos especiales en dos años de mandato. En promedio, son 36,5 DNU por año. Sus decretos de necesidad y urgencia tampoco pasaron por el Poder Legislativo.
Eduardo Duhalde, presidente interino entre 2002 y 2003, firmó 158 DNU en su año de gestión. El presidente que más decretos firmó por año.
Estos decretos también se sancionaron sin la intervención del la Comisión Bicameral.
Durante el mandato de Néstor Kirchner (2003-2007) se firmaron 270 DNU en cuatro años y medio de gestión, con un promedio de 60 por año.
Los decretos de excepción dictados hasta 2006 no tuvieron control parlamentario, aunque sí los sancionados desde aquel año.
Cristina Fernández de Kirchner (2007-presente) firmó hasta marzo de 2009, 5 decretos de necesidad y urgencia. A esto, se le suma tres DNU con cambios en los ministerios, otro con un plan de asistencia social, uno que ordena la salida de Martín Redrado como presidente del Banco Central y tres más relacionados con el pago de deuda pública. En total, son 13 DNU en tres años de gestión,
Pero más que la cantidad, interesa saber qué materias trataban esos DNU:
Algunos de los temas en los que Menem apeló a decretos de necesidad y urgencia son los siguientes:
- el ahorro forzoso de los plazos fijos;
- la privatización de los aeropuertos;
- la actualización de la jubilación mínima;
- la desregulación de las obras sociales;
- la flexibilidad laboral;
- la prohibición de la clonación de seres humanos.
Menehem firmó en menos de diez años una cantidad de decretos casi 15 veces mayor que todos los presidentes anteriores.   El menemismo y la UCR en la reforma de 1994, intentaron limitar los DNU, pero la regulación quedó incompleta y fue diferida a una ley del Congreso que establecería el procedimiento de control.   Esa ley fue dictada recién en 2006, durante el gobierno de Kirchner y en base a un proyecto presentado por la hoy presidenta y entonces senadora; y podrá ser perfectible, pero ni Menem ni De La Rua ni Duhalde impulsaron ninguna ley al respecto.
Hasta Alfonsín (el presidente que menos apeló a ese recurso) dicto un DNU (2192/86) para fijarle los sueldos a los jueces y funcionarios del Poder Judicial.
De La Rúa,  se las ingenió para reducir por DNU 896/01 un 13 % los sueldos de los empleados públicos y las jubilaciones, y para implantar el “corralito” (DNU 1570/01), todo eso sin que por ejemplo Gerardo Morales se sintiera obligado a renunciar a su cargo.
Duhalde, siendo un presidente elegido por el Congreso y no por el pueblo, pesifico las deudas en dólares (DNU 214/02) e indexo los contratos de obra pública (DNU 1295/02), apañado por la UIA, el Grupo Clarín, Techint, Pérez Companc y el Grupo Macri.
Ni los constitucionalistas, ni los gurúes de la City porteña, ni TN o Clarín,  protestaron entonces, ni salieron corriendo a los tribunales a presentar amparos.
Cuando Néstor Kirchner asumió el gobierno en el 2003 y durante todo su mandato, siguió dictando DNU, pero la cosa comenzó a cambiar en cuanto al contenido: por esa vía se aumentaron varias veces el salario mínimo, vital y móvil (inmóvil desde 1991), las jubilaciones y pensiones (antes de la ley de movilidad) y los salarios a cuenta de las discusiones en paritarias; y hasta tuvo que apelar a ellos para recomponer las privatizaciones menemistas, como por ejemplo volver a crear el Correo Argentino después de quitarle la concesión al papá de Macri (DNU 712/04), o armar la empresa AYSSA cuando rescindió el contrato con Aguas Argentinas (DNU 304/06).
Con Cristina en el gobierno, se coparticipó el 30 % de las retenciones a la soja (DNU 206/09) y se implantó la asignación universal a la niñez (DNU 1602/09), el primero ratificado por el Congreso, y el otro ni siquiera tratado aun.
¿Entonces de que se habla cuando se acusa a la Presidenta de autoritaria y de no respetar la division de poderes cuando utiliza herramientas que le son otorgadas en la CONSTITUCION NACIONAL y que tienen fuerza de LEY?
¿Sera que para ellos los DNU solo son “ilegitimos” cuando con ellos se trata de beneficiar al Pueblo y establecer un modelo de pais productivo con redistribucion de la riqueza y con justicia social?
“La última invención de nuestra peculiar monarquía se llama Secretaría de Coordinación Estratégica del Pensamiento Nacional. Según el decreto que la puso en pie, el rol de esta novedosa secretaría consiste en coordinar los institutos históricos para "lograr una transversalidad que haga de aquellos diferentes espacios una homogeneidad que aborde, incluso, los mismos tópicos desde diferentes análisis". Es decir que una labor que se podría haber resuelto otorgándole una beca de estudio al profesor Ricardo Forster en nuestro país da lugar a la creación de una pomposa secretaría de Estado."
…entonces la crítica sería por “becas para los amigos”…¿porqué no sincerarse y decir que lo que molesta es que se revise la historia.. ? Que se caigan algunos “bronces” y comencemos a ver la “Conquista de Desierto” como la entrega de tierras a los hacendados… y otros episodios bastante tapados durante muchos años..
“Nuestro presidencialismo monárquico le permite al presidente reasignar partidas presupuestarias mediante simples decretos; dirigir cuantiosos recursos –mediante el uso arbitrario de la pauta publicitaria– a los medios adictos al gobierno; redireccionar fondos presupuestarios al Fútbol para Todos, de modo que el nuestro es el único país en el mundo en donde el gobierno abona los salarios de los futbolistas profesionales; conseguir que las estadísticas se acomoden al deseo gubernamental; cambiar de sitios las estatuas y designar con el nombre del fallecido esposo de la presidenta calles, museos y otros espacios públicos. “
¡¡Esta no la tenía…!! ¿el gobierno paga los sueldos de los futbolistas..? Y si el gobierno acomoda estadísticas… ¿que hace el periodista que no muestra los números que avalen esos sueldos para los futbolistas…? Me imagino que no estará hablando del proyecto de Macri de ayudar financieramente a los clubes que contraten jugadores chinos...
En cuanto a cambiar estatuas.. tiene que ver con los “bronces” y los lugares que otros gobiernos le han dado..pero sería bueno que recordase que unos “libertadores” derrumbaron estatuas, edificios.. y se justificó durante 18 años…
En España ¿no mienten con las estadísticas..?
“Octubre de 2011. Esa es la fecha en la que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) dejó de preguntar a los españoles su opinón sobre el papel del rey. El caso Nóos había estallado ya y la imputación del marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, hacía prever que los resultados no serían tan buenos como en las mejores épocas del juancarlismo. Ante la duda, mejor el silencio.
No obstante, la popularidad de la monarquía no había parado de bajar desde 1995. En el último barómetro del CIS, del pasado abril, obtuvo su peor nota: un 3,72 sobre 10. Pero ahora, tras el anuncio de abdicación de Juan Carlos, las encuestas sobre la institución han aflorado de nuevo en las portadas españolas y, pese a que las calles se han llenado de ciudadanos que exigen la llegada de la III República o, como mínimo, un referéndum sobre el modelo de Estado, los resultados de El País, El Mundo y ABC, entre otros medios, presentan un cómodo futuro para Felipe VI. “ http://www.publico.es/526025/todo-el-mundo-quiere-al-rey-cuando-abdica
Como las cifras no gustan..se tapan..
“(..) Sería muy largo enumerar las otras tantas atribuciones que se arroga el Poder Ejecutivo frente a la ausencia de mecanismos institucionales que impidan el exceso de poder. Ni por asomo el rey Juan Carlos I podría haber tomado algunas de estas iniciativas que son el pan nuestro de cada día. Es cierto también que el monarca español ha cometido el imperdonable error de cazar un elefante y que su yerno, Iñaki Urdangarin, esposo de la hija del rey, está acusado de haber desviado fondos desde una fundación que no puede tener fines de lucro. Pero quienes utilizan estos argumentos debieran recordar que toda la investigación de esos presuntos delitos ha partido y ha sido conducida, con impecable eficacia y absoluta autonomía, por la Fiscalía Anticorrupción. La monarquía española, a diferencia de nuestro presidencialismo, carece de atributos y poder para encubrir la corrupción. “
imageEl imperdonable error no ha sido solamente el  de cazar un elefante o tener un yerno comprometido por la corrupción… pero lo protegen fueros:
El Consejo General del propondrá al Gobierno que la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) incluya el aforamiento del rey Juan Carlos I, de tal manera que sea juzgado ante el Tribunal Supremo tras su abdicación. (publico.es; 10/06/2014)
Hace mucho que terminé mis estudios… pero en la escuela aprendí que hay tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial…..
¿No hay mecanismos..? El Poder Legislativo funciona… pero ¿cumplen los legisladores con sus obligaciones..? ¿cuantos son los que no concurren a las sesiones, no presentan proyectos..? Y si se aprueban leyes.. dicen que las Cámaras se convierten el la escribanía del Ejecutivo…
El Judicial…¿cuanto tiempo demoró para determinar que la ley de Medios era constitucional.. no llama a los funcionarios de gobierno a testimoniales, indagatorias..?
Conviene recordar que tanto el Ejecutivo como el Legislativo es elegido por el pueblo.. a diferencia de un rey…. y también, que a otro personaje no votado se le otorgaron “Superpoderes”…y el diario Río Negro no publicó nada en su contra:
"Jueves 29 de marzo de 2001
MAS INFORMACION:
El Senado se disponía a aprobar superpoderes sin modificaciones
No se preveían cambios al texto de Diputados.
El Senado se disponía a aprobar -al cierre de esta edición- la delegación de facultades legislativas reclamada por el ministro de Economía, Domingo Cavallo, sin modificaciones respecto del texto que sancionó ayer la Cámara de Diputados. (..) Quien abrió la sesión por el radicalismo fue Luis Molinari Romero, quien centró su discurso en la constitucionalidad de la delegación de facultades y en criticar a quienes, como la diputada Elisa Carrió, amenazaron con la posibilidad de hacer acusaciones por el otorgamiento de "la suma del poder público", amén de haber sido apoyada esta posición ayer por Jorge De la Rúa.
 
Sería conveniente que los periodistas, antes de publicar una nota… leyesen lo que se editaba años ha en ese medio, para no quedar en offside..
 





































No hay comentarios:

Publicar un comentario