viernes, 13 de junio de 2014

PREOCUPADO POR LOS HONORARIOS DE ÉXITO.

Muy preocupado por un pago de $ 7.667.000 ….

“El senador nacional de la UCR por Formosa Luis Naidenoff pidió hoy que el juez federal Ariel Lijo cite en la causa Ciccone al gobernador de esa provincia norteña, Gildo Insfrán, por presuntas irregularidades en el pago de más de siete millones de pesos de ese distrito a The Old Fund por asesoramiento para una reestructuración de deuda…..El legislador insistió con que Formosa pagó a The Old Fund "a título de honorarios de éxito". ” (Clarín; 13/06/14)
¿Que será pagar "a título de honorarios de éxito”..? ¿Una quita..?¿Que se reduzcan los intereses, más plazos, manteniendo la misma deuda..?
Veamos que decía Clarín de algo que se consideraba un éxito el   01/12/2001:
“El Gobierno recibió ayer ofertas de canje de bonos públicos nacionales y de préstamos bancarios a las provincias por "más de 50.000 millones", lo que le permitirá ahorrar unos "3000 millones" en el pago de intereses en los próximos años, informó anoche el ministro de Economía, Domingo Cavallo.  "Es un éxito contundente. Esto representa un ahorro de 3000 millones en el pago de intereses de la deuda entra la Nación y las provincias", dijo escuetamente a la prensa en la sede del Palacio de Hacienda.
Cavallo se negó a estimar con mayor precisión a cuánto había llegado la primera etapa de la operación, que fija una tasa de interés tope del 7% anual para una parte de la deuda pública, al sostener que no hubo "tiempo para tener la cifra en detalle".
(Una pequeña reseña: El Megacanje de bonos de la deuda pública de 2001 fue la operación financiera (y un negocio para los bancos) previa al estallido de la convertibilidad. Tras el fracaso del llamado blindaje y las renuncias consecutivas de José Luis Machinea y Ricardo López Murphy como ministros de Economía, el gobierno de Fernando de la Rúa convocó a Domingo Felipe Cavallo como titular de la cartera de Hacienda. Lo primero que hizo el padre de la convertibilidad fue acercarle a De la Rúa una idea de su amigo David Mulford, ex secretario del Tesoro norteamericano y vicepresidente del Credit Suisse First Boston: el megacanje de títulos públicos. La operación implicó un aumento de la deuda externa argentina en 53.700 millones de dólares en términos de capital e intereses. Los siete bancos que participaron de la operación embolsaron 150 millones de dólares en comisiones. De ese total, Mulford recibió 20 millones. Las abultadas comisiones se pagaron a pesar de que los bancos realizaron “autocanjes”.)
“Según un informe de la Oficina Nacional de Crédito Público (ONCP, 2001), la deuda pública total pasó de 124.358 millones a 126.606 millones después del canje. Es decir, un incremento de 2248 millones de dólares. En cuanto a los intereses, se pasó de 82.246 millones a 120.650 millones, un incremento de 40.649 millones. A esto se le sumó una capitalización de intereses por 13.052 millones.  Los banqueros no sólo acordaron las cuantiosas comisiones para los autocanjes, sino que acordaron con los funcionarios de Economía (Cavallo y Daniel Marx, secretario de Finanzas de la Alianza, procesado y sobreseído en la causa del Megacanje) los precios de los bonos Brady, Par y Discount. Esto también fue determinado por la ONCP. Según la ONCP, ese “acuerdo” trajo pérdidas para el Estado por 108 millones de dólares…) (1)
Recordemos que también fueron partícipes de la “exitosa misión” otros funcionarios:
Daniel Marx, singular personaje, que a pesar de sus limitaciones y relativas capacidades, se convirtió en un paradigma de la continuidad en el manejo del sector externo. Director del Banco Central en 1987, anuló la investigación efectuada en el Banco sobre la deuda privada. Como encargado de las negociaciones con los acreedores del exterior, durante el gobierno de Menem, intervino en el Plan Brady y luego fue empleado de Nicholas Brady. Durante unos años volvió como renegociador de la deuda durante el segundo gobierno de Menem, y finalmente fue secretario de Finanzas durante la administración de De La Rúa y sobrevivió a tres cambios de gabinete económico. Siguió su prolífica labor a favor del capital extranjero, negociando el célebre megacanje….
“….Al Megacanje le siguieron otras medidas, que terminaron de sellar la suerte de la Alianza. En julio de 2001 se aprobó la ley 25.453 (déficit cero) y en agosto, la ley 25.466 (intangibilidad de los depósitos). No pocos gurúes de la city (de aquellos años y actuales), entre ellos Miguel Angel Broda u Orlando Ferreres, veían en el Megacanje y las otras medidas “la salvación” para la crisis económica del país. Hasta que llegó el 19 y 20 de diciembre de 2001.” (1)
Raúl Scalabrini Ortiz nos advirtió hace más de cincuenta años las alquimias de los economistas para justificar aquello que carece de toda fundamentación, utilizando diversos malabarismos dialécticos y recurriendo a singulares ficciones numéricas para demostrar lo indemostrable…
Pero parece que esos “pequeños detalles” del aumento de intereses, las comisiones pagadas no preocuparon a los legisladores…

¿Y como terminó la exitosa misión..?
"Megacanje: La Cámara Federal porteña sobreseyó al banquero estadounidense David Mulford en la causa por el “megacanje” de deuda de 2001. Consideró que el delito, que implicó un aumento de la deuda externa del 63 por ciento y terminó gatillando la crisis económica, política y social, estaba prescripto. En otra resolución también sobreseyó a otros ocho procesados, entre los que se encuentran el ex jefe de Gabinete del Ministerio de Economía Horacio Liendo y el ex secretario de Política Económica y actual titular diputado del PRO, Federico Adolfo Sturzenegger. El único que quedó procesado y que deberá enfrentar el juicio oral es el ex ministro Domingo Cavallo.(..) La operación financiera que dio origen a la causa judicial fue instrumentada por Cavallo y Mulford. Ellos seleccionaron a los siete bancos internacionales que participarían del canje: Citigroup,Credit Suisse First Boston, Francés, Galicia, HSBC, JP Morgan y Santander Central Hispano. Esas entidades funcionaron como intermediarios de si mismo porque se autocanjearon los bonos que tenían en sus propias carteras. Eso les dio un volumen interesante de comisiones. A las que les sumaron las comisiones cobradas a los bancos públicos que fueron obligados a canjear sus papeles a través de los bancos privados."

Es cierto que la definición de éxito tiene distintas interpretaciones… algunos se preocupan por una comisión de $ 7.667.000 , piden enjuiciamientos… y se callan la boca sobre los responsables de haber aumentado la deuda y que encima hayan cobrado unas jugosas comisiones… no reclaman que la justicia haya dejado prescribir esa ¿irregularidades?..¿a eso lo definirían como un éxito..?

(1) http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-202536-2012-09-04.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario