miércoles, 20 de agosto de 2014

LEY DE ABASTECIMIENTO

La reforma de la Ley de Abastecimiento motivó un cruce de declaraciones entre referentes de la oposición y el gobierno nacional, que impulsa la modificación y salió a protegerla del aluvión de críticas que se reproducen en los medios de comunicación.
  • Uno de los primeros en fustigar la iniciativa fue Sergio Massa, quien criticó la chavización normativa: "No es una legislación pensando en la Argentina, es una copia del proyecto endógeno para el desarrollo venezolano".  Al respecto, el ex intendente de Tigre sostuvo que esta ley "tiene una característica distintiva", porque "sirvió en Venezuela para la expropiación de 1.193 empresas, para el cierre de 400 mil establecimientos y el cierre de más de 2 mil industrias".
  • Para Etchevehere, la ley de Abastecimiento “institucionalizaría las políticas del Gobierno al campo”  Dijo que el articulado del proyecto impulsado por el Gobierno “obliga al comerciante a hacer cosas que no quiere hacer” y le da al secretario de Comercio Interior un poder que “no tiene antecedente”.  En diálogo con radio América, Etchevehere señaló que el articulado de la ley “obliga al comerciante a hacer cosas que no quiere hacer” y que “viene a perfeccionar las políticas y los daños que han causado en el sector productivo”.  El titular de la Sociedad Rural comentó que sí no se frena la iniciativa de reinstalar la Ley de Abastecimiento, los resultados “serán los que ya conocemos, estancamiento en algunos casos, y retrocesos de la producción en otros. Caída de las exportaciones, baja de la producción y el cierre de más frigoríficos”.  (CRONISTA.COM ; 19.08.14)
  • El presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi, habló sobre la ley de abastecimiento que impulsa el Gobierno y la calificó como "anticonstitucional".  Para Rattazzi, "la ley de abastecimeinto es inconstitucional, es un disparate mayúsculo. Sólo existe una ley similar y está en Venezuela", señaló. (La Nación; 18/08/14)
¿Que dice la ley, que tanto preocupa a las entidades empresarias, a los políticos opositores..?
La denominada Ley de Abastecimiento fue sancionada bajo el número 20.680 en 1974 a instancias del por entonces ministro de Economía José Ber Gelbard, poco después de la muerte del presidente Juan Domingo Perón.
Según un articulado publicado por Iprofesional, la norma establece sanciones a las empresas que no suministren en forma normal la provisión de un producto. Incluso, habilita penas de prisión para quienes vayan contra sus disposiciones.
La última vez que se aplicó fue a fines de 2006 -después de más de 30 años- cuando la Secretaria de Comercio Interior sancionó a una petrolera con una multa de 23 millones de pesos por "desabastecimiento de gasoil a diversas estaciones de servicio".
La ley establece una serie de sanciones que van desde multas y clausura por tres meses para los comercios y empresas que no cumplan con un normal abastecimiento, hasta la prisión de sus directivos.
En esos casos, los jueces están facultados a investigar supuestas infracciones y a ordenar la detención de directores, administradores o gerentes para frenar la comisión de delitos.
Con esta ley, el Estado tiene una serie de alternativas como fijar precios máximos y/o márgenes de utilidad, disponer el congelamiento de precios en los niveles vigentes o anteriores, fijar precios mínimos y/o de sostén y/o de fomento, obligar a continuar produciendo, industrializando o comercializando, restringir o prohibir las exportaciones, modificar el régimen tributario, e intervenir temporalmente explotaciones agropecuarias, forestales, mineras, pesqueras, establecimientos industriales, comerciales y de transportes por plazos de 180 días prorrogables.
¿Es algo inédito o ya tenía antecedentes..? No es la primera vez que una iniciativa de un gobierno que pretende regular una actividad, intervenir para evitar abusos, proteger a los consumidores, es atacada por los sectores empresario.

Le sucedió a Illía  con la Ley de Abastecimiento
Con los mismos objetivos que el salario mínimo, vital y móvil, el 20 de junio de 1974 se sancionó la Ley Nacional Nº 16454 de Abastecimiento reglamentada por Deecreto PEN 987/1964 que autorizó al PEN a fijar precios máximos a los artículos de primera necesidad. Los principales medios previstos para lograr el objetivo fueron:
- eliminación de intermediarios facilitando el acceso de productores al mercado y promoviendo las cooperativas;
- creación una red nacional de mercados centrales;
- campañas de educación de los consumidores;
- penas de prisión de 3 a 10 años a quien provoque una elevación artificiosa de los precios o escasez de mercadería.
- faculta al Poder Ejecutivo para disponer allanamientos de locales o establecimientos comerciales e industriales sin orden de un juez.

Los miembros de la Sociedad Rural y la Unión Industrial se habían unido en la asociación ACIEL (Acción Coordinada de las Institutos Empresarias Libres) para combatir la injerencia del Estado en sus negocios. Todas estas asociaciones criticaron acerbamente el déficit del Estado, la inclinación del gobierno por los controles de precios y de cambio, el proteccionismo a las empresas públicas como YPF y la decisión de mantener congelados los arrendamientos agrícolas impuestos bajo el gobierno de Ramírez en 1943. Analistas políticos de derecha, como Mariano Grondona en Primera Plana (autor luego de los primeros comunicados militares golpistas) y Bernardo Neustadt en la Revista Todo, caracterizaron la gestión del Presidente como timorata y falta de energía. Simultáneamente se resaltaba la personalidad de militares como el general Juan Carlos Onganía, contraponiéndolas con la imagen de los políticos, alentándolos a intervenir en "salvaguarda de la Patria".
..que también tenía antecedentes..
El primer antecedente de fijación de precios máximos por una ley en Argentina es en 1920 bajo el gobierno de Hipólito Yrigoyen cuando el Congreso sancionó la Ley de Emergencia 11.157. En efecto congeló por el plazo de 2 años los precios de los alquileres fijándolos al valor del 1 de enero de 1920. En 1922 la Corte Suprema de Justicia la Nación confirmó la constitucionalidad de dicha ley. Sin embargo el Presidente de la Corte, el Juez Antonio Bermejo, en minoría se expresó en estos términos:
"Finalmente no sería aventurado prever que si se reconoce la facultad de los poderes públicos para fijar el alquiler, habría que reconocerles la de fijar el precio del trabajo y el de todas las cosas que son objeto de comercio entre los hombres, o, como lo expresaba esta Corte Suprema de Justicia en 1903: la vida económica de la Nación con las libertades que la fomentan, quedaría confiscada en mano de legislaturas o congresos que usurparían por ingeniosos reglamentos todos los derechos individuales, hasta caer en un socialismo de Estado en que los gobiernos serían regentes de la industria y el comercio y los árbitros del capital y de la industria privada."
Los que defienden  la ley de la oferta y la demanda, el principio básico sobre el que se sustenta la economía hablan de “la mano invisible del mercado”…que refleja la relación entre la demanda que existe de un bien en el mercado y la cantidad del mismo que es ofrecido en base al precio que se establezca.
Se tiene que considerar que el mercado es de libre competencia, existen negociaciones entre los oferentes y los demandantes y se permite el libro tráfico de mercancías.
La teoría dice que: "hablando dentro de un mercado de competencia perfecta, el precio de un bien se situará en un "punto de equilibrio" donde la demanda sea igual a la oferta". Los clientes a menudo se familiarizan con la ley básica de la oferta y la demanda: cuantos más clientes quieren un producto, más producto brindan los fabricantes. Este tipo de demanda normalmente es una de varios tipos de demandas que deciden cuánto producto fabricar. La demanda de cliente o demanda independiente es la demanda del producto terminado, mientras que la demanda dependiente es la necesidad del fabricante de conseguir las partes para construir el producto.
La cantidad demandada y ofertada en el precio de equilibrio es igual. Sin embargo, los cambios en alguno de tres elementos de mercado --precio, demanda y oferta-- pueden resultar en un cambio en los otros dos.
¿Existe una competencia perfecta..? Una de estas fallas de mercado y competencia imperfecta la constituye el monopolio, situación en la cual para un producto o servicio, existe un solo productor que lo ofrece en el mercado. Se debe tener en cuenta que este producto no tiene sustituto; es decir no es reemplazable, por lo tanto este producto es la única alternativa que tiene el consumidor

Las maniobras fraudulentas de grandes marcas para evitar el acuerdo de precios

“Empresas como Mastellone, Sancor, Ayudín, Cindor y Rosamonte aplicaron maniobras engañosas que permitieron sortear parte del último acuerdo de precios establecido con el Ministerio de Economía y las cámaras de supermercados. A la conocida marca de chocolatada Cindor por ejemplo, le alcanzó con agregarle al recipiente la palabra “fortificada” e invertir en una mejor ubicación en las góndolas para aumentar al precio acordado un 130 por ciento. Otro de los productos identificados sobre los cuales se aplicó el engaño a los consumidores fue la lavandina Ayudín, ya que mientras se acordó un precio para su versión “tradicional”, la empresa sacó rápidamente la lavandina “máxima pureza”, con un aumento del 81% respecto de la lavandina del acuerdo, y su variante “ultra” con un 185 por ciento de aumento respecto de la “tradicional”  (aimdigital.com.ar; 18/12/2013)
  Recordemos lo que sucedió con la empresa Bayer…

 




.. o las quejas de Inglaterra…

 
 




Simples ejemplos de la competencia perfecta…. producir aquello que rinde mayores beneficios, no lo que el consumidor necesita…. y el rechazo a la libre elección del consumidor a quién comprar..









No hay comentarios:

Publicar un comentario