sábado, 6 de septiembre de 2014

LOS EMPRESARIOS SE PONEN NERVIOSOS

 


Los empresarios se ponen nerviosos, desmemoriados, se victimizan, y cómo Poncio Pilatos, se lavan las manos.. ellos no son responsables, toda la culpa de los precios, la inflación, el valor del dólar, la tiene el gobierno..

“Desde la Cámara Argentina de Comercio afirman que “la inflación no es culpa de los empresarios

“Carlos De la Vega, Presidente de la CAC, se refirió al proyecto de la Ley de Abastecimiento como “un fracaso para combatir la suba de precios”.“La Ley de Abastecimiento tiene 40 años de existencia, fue sancionada en junio del 74, en condiciones económicas y políticas distintas, con el propósito de contener la inflación”, expresó Carlos De la Vega, en conversación con Norman Rozenthal y Leonardo Tagliabúe en 5/5. El Presidente de la Cámara Argentina de Comercio continuó: “Fue un absoluto fracaso su aplicación ya que en los años posteriores tuvimos hiperinflación. No sirvió para nada. Hemos padecido sus resultados”. “Ahora quieren reformarla pero se mantiene el claro concepto intervencionista con un sentido de controlar los precios”, agregó De la Vega.” (Acá)
..critican, resaltan los valores y conductas…

Empresarios cristianos debatirán sobre "valores y conductas

con tono crítico hacia las políticas públicas. La Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) debatirá el próximo jueves en una universidad sobre los "valores y conductas" de la dirigencia empresarial con vistas al futuro del país, en un encuentro que se anticipa crítica hacia las políticas oficiales. Bajo el lema "Argentina sin atajos", la entidad realizará el encuentro en el Salón Juan Pablo II de la UCA y convocó a empresarios y analistas para brindar charlas sobre "valores compartidos". Los organizadores dijeron que "el consenso será la clave de esta jornada presidida por el vicepresidente de IBM para América Latina, Sebastián Mocorrea, quien consideró que la dirigencia empresarial debe expresar su "posición frente a las políticas públicas y los problemas que afectan a la actividad, y poner la mirada en el largo plazo, algo que también se les exige a quienes tienen responsabilidad política". El encuentro se realizará en momentos en que la ACDE se sumó a las entidades empresariales críticas de las reformas impulsadas a la ley de Abastecimiento. Con este Encuentro Anual ACDE -que participa del Foro de Convergencia Empresarial- dijo buscar constituirse como un "espacio de análisis y reflexión empresarial a la luz de los valores cristianos; y de acción, a través de su compromiso social en una labor empresarial regida por principios éticos y al servicio del bien común".  (Acá)
 …llaman a la reflexión a los legisladores …

Las inversiones "serán castigadas

La Cámara de Exportadores (CERA) pidió a los legisladores que traten la reforma a la Ley de Abastecimiento "recapacitar y evitar que se dé un paso negativo". El presidente de la Cámara de Exportadores (CERA), Enrique Mantilla, advirtió que "las inversiones serán castigadas (de aprobarse el proyecto de reforma a la Ley de Abastecimiento impulsado por el gobierno nacional) por el aumento del riesgo político” alertó Mantilla, quien pidió "recapacitar y evitar que se dé un paso negativo".  (Acá)
Pero son las Cámaras de los grandes empresarios.. los otros, los pequeños y medianos, por el contrario, nos recuerdan que pasó con las políticas neoliberales iniciadas en 1976 y extremadas en los ’90…
"Empresarios llaman a profundizar la sustitución de importaciones
Ante una nueva conmemoración del Día de la Industria Nacional, la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) ratifica su ideario de defensa de la producción y el trabajo locales como pilares de un proyecto de desarrollo con equidad social", indicó la entidad en un comunicado. En el mismo, recordó el "desmantelamiento de la industria y el aparato productivo causado por las políticas neoliberales iniciadas en 1976 y extremadas en los ’90" y ponderó que "la Argentina registró en los últimos años un periodo de crecimiento sostenido con un fuerte papel de la industria y de las Pymes.”  (Acá)
¿Recordamos que pasó en esos años…?
Mediante un golpe de Estado, el 24 de marzo de 1976 las Fuerzas Armadas removieron al gobierno peronista y dieron inicio al llamado Proceso de Reorganización Nacional. Según consta en los documentos oficiales, el propósito de tal medida era: "Restituir los valores esenciales que sirven de fundamento a la conducción integral del Estado, enfatizando el sentido de moralidad, idoneidad y eficiencia, imprescindibles para reconstituir el contenido y la imagen de la Nación, erradicar la subversión y promover el desarrollo económico de la vida nacional basado en el equilibrio y la participación responsable de los distintos sectores a fin de asegurar la posterior instauración de una democracia republicana, representativa y federal, adecuada a la realidad y exigencias de solución y progreso del Pueblo Argentino" A partir de entonces, el poder quedó en manos de una junta militar formada por un representante de cada fuerza, presididos por el miembro del Ejército (en aquel momento, el brigadier Orlando Ramón Agosti, el almirante Emilio Eduardo Massera y el general Jorge Rafael Videla). Se declararon caducos los mandatos de la Presidenta de la Nación y de los Gobernadores y Vice-Gobernadores de las provincias. Se disolvieron el Congreso Nacional y las legislaturas provinciales y municipales. Se removió a los miembros de la Corte Suprema de la Nación, al Procurador General de la Nación y a los integrantes de los Tribunales Superiores Provinciales. También se suspendieron las actividades políticas y gremiales.
Para el manejo de los asuntos económicos fue convocado un prominente representante del sector empresario y del pensamiento liberal-conservador, por ese entonces presidente del Consejo Empresario: José Alfredo Martínez de Hoz. Aparentemente, su nombramiento estuvo ligado a un problema de credibilidad. Dado que el país se encontraba al borde de la cesación de pagos, las vinculaciones de Martínez de Hoz con los centros financieros internacionales y con el establishment local permitían esperar cierto apoyo de esos sectores y lo convertían en la figura más adecuada para el cargo.
  ¿Y que papel desempeñaron esas mismas Cámaras…?
La Asamblea Permanente de Entidades Gremiales Empresarias (APEGE) fue una agrupación de federaciones empresariales en la Argentina fundada en agosto de 1975 que dejó de funcionar a partir de 1977. Su creación estuvo relacionada con el golpe de estado del 24 de marzo de 1976 y la dictadura militar establecida con posterioridad, llamada Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983) de a la que brindo amplio apoyo. La APEGE estaba integrada por el Consejo Empresario Argentino (CEA), la Sociedad Rural Argentina, la Unión Comercial Argentina, la Cámara Argentina de la Construcción, la Cámara Argentina de Comercio, la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires, Confederaciones Rurales Argentinas, la Cámara de Sociedades Anónimas, la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Rosario y la Copal (alimentación).  El 16 de febrero de 1976 la APEGE organizó una huelga general empresaria, la única de la historia argentina, que es considerada como el inicio de la cuenta regresiva del golpe de estado que derrocó a la presidenta María Estela Martínez. Con posterioridad al golpe militar del 24 de marzo de 1976 mucho de sus dirigentes pasaron a ser funcionarios del gobierno militar, dejando de funcionar. Su último acto es una solicitada de apoyo al gobierno militar realizada en 1977, en el aniversario del golpe de estado.
Algunos de los nombres de quienes integraban a esos grupos empresarios..
“Figura de prestigio en los ambientes empresarios tras-nacionales, abogado, hijo de una familia de la oligarquía, ejecutivo en varias empresas privadas, terco, de contextura aparentemente frágil, estrechamente vinculado a la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa, liberal a ultranza, Martínez de Hoz dio vuelta la media de la concepción económica, basado en políticas de ajuste de una magnitud desconocida hasta ese momento.”  (Acá)
JMH   Otros nombres, las empresas a las que pertenecían y cargos desempeñados durante la dictadura… en la que valores y conductas no eran tan cristianos como los que ahora reclaman…
En la búsqueda por refundar estructuralmente el capitalismo argentino tenía que basarse en un estricto control sobre el aparato estatal que posibilitara avanzar en forma simultánea hacia múltiples direcciones (de fuerte relación entre sí): la recomposición de la dominación social mediante el disciplinamiento, sobre todo, de la clase trabajadora y los segmentos empresarios de menores dimensiones (o los menos 'eficientes' en términos internacionales desde el punto de vista de quienes abrevaban en la ortodoxia monetarista, tan difundida en esos años); la redistribución regresiva del ingreso generado en el ámbito nacional; la redefinición del accionar estatal; la modificación de la estructura productiva, y, en suma, la reversión de la dinámica sustitutiva en el plano económico y social.
Ante semejantes objetivos estratégicos, no resulta casual que el sector manufacturero local se contrajera en forma tan significativa, de modo tal que en los años posteriores al golpe de Estado de 1976 se produjo el cierre de más de veinte mil establecimientos fabriles, el producto bruto del sector cayó en forma pronunciada, lo mismo que el peso relativo de la actividad en el conjunto de la economía nacional, la ocupación y los salarios, en un escenario signado por un incremento considerable en la rentabilidad bruta del capital. Más aún, la industria dejó de ser el núcleo ordenador y dinamizador de las relaciones económicas y sociales del país, así como la actividad de mayor tasa de retorno de la economía.
 
Todo ello, en paralelo a la brutal estrategia represiva desplegada, y como resultado de la aplicación de diferentes políticas económicas pergeñadas por los cuadros orgánicos de los sectores dominantes, como el "ataque a los salarios" de 1976, la reforma financiera y el "enfoque monetario de balanza de pagos" (la "tablita"), que se articuló con una apertura comercial profunda aunque asimétrica.
Ellos quieren volver a las recetas de aquellos años...  pero deberían tener otras, más adecuadas a los que ahora vivimos...




No hay comentarios:

Publicar un comentario