domingo, 14 de diciembre de 2014

ARSAT, TV, INDUSTRIA NACIONAL... E INTERESES..

La presidenta mencionó que los festejos llevados a cabo en la Casa Rosada, en conmemoración del Día de la Democracia y los Derechos Humanos,  fueron transmitidos para todo el país a través del ARSAT-1, y con la sutíl ironía que sabe utilizar muy bien, recordó que en 1951, en otro gobierno peronista, se inauguraban las transmisiones por TV...
 
"Casi por casualidad nació en nuestro país el vehículo rastrojero con el inicio de la industria automotriz nacional allá por el año 1952, dado que no estaba previsto en los planes iniciales de aquella empresa la fabricación del mismo, pero ocurre que el Ministro de Economía de la nación, había comprado en los EE.UU. 3000 tractores nuevos  que eran rezagos de guerra vendidos a un precio muy conveniente. Después de unos meses, cuando estos tractores  entraron al país se dieron cuenta que la compra estaba mal hecha, porque eran tractores diseñados para remolcar aviones sobre las plataformas de vuelo y no eran aptos para traccionar implementos agrícolas. ...
    El Presidente de la República se molestó mucho con su ministro por la mala compra efectuada. Lo consultó al Brigadier San Martín  quien analizó el problema y le propuso recuperar los motores Willys que equipaban a los tractores, y con ellos hacer de manera ligera, una elemental y  precaria camioneta utilitaria, la cual sería apta para el campo y aprovechar así los motores de aquellos tractores que era lo único recuperable . Lo demás no servía.  
      El Presidente no se mostró conforme con la propuesta y le mencionó  que los chacareros precisaban tractores para arar y sembrar, “está bien general, -respondió San Martín- pero también precisan vehículos para reemplazar sus vagonetas a caballos”.
    Al final la idea maduró, y en el taller de transporte de la Fábrica de Aviones se desarrollaron casi artesanalmente los primeros dos prototipos del rastrojero, previo de hacer ensayos de carrocerías construida en maderas hasta lograr las líneas adecuadas. Se trabajó arduamente  sobre su diseño y modificaciones hasta alcanzar el modelo aprobado. Un grupo de Técnicos, ingenieros, mecánicos y operarios,   estaban abocados con  entusiasmo a este proyecto, tal como lo había requerido San Martín,  hasta lograr ponerlo en marcha y hacerlos rodar.
     Mientras se preparaba toda la matricería para su carrocería en serie, los primeros rastrojeros  se exhibieron con gran expectativa en  Buenos Aires, Rosario y Mendoza,  lo que llamó una gran atención del público, especialmente porque eran producidos en el país (esto era  una novedad, dado que todos los vehículos que andaban eran importados). 
   En el año 1953  se produjeron en serie 1080 rastrojeros con los motores Willys nafteros recuperados de aquellos tractores. Cuando se presentaron al mercado fue tan grande la demanda de los mismos, y tan bueno su rendimiento,   que se fue completando la serie hasta invertir todos los motores, ¡pero aún más!, se trabajó con gran premura para continuar esta serie tan exitosa  buscando un motor de alternativa.  Así fue como se adquirieron a un precio conveniente  motores gasoleros a la firma alemana Borgward  la cual posteriormente se instaló en nuestro país, comprometiéndose con este proyecto.

A partir del año 1955 se producían  370 unidades mensuales  y antes del cierre de la fábrica en 1980 se producían algo más de 8000 unidades por año...En el año 1980 por decreto del poder ejecutivo nacional el IME (Industrias Mecánicas del Estado) fue cerrada definitivamente, quedando en la calle 3000 obreros, mientras que sus instalaciones y equipamientos quedaron a la deriva y se mal aprovecharon casi en su totalidad.  La industria del rastrojero era de diseño propio, el vehículo en su tipo era de gran funcionalidad y la demanda era muy alta, tanto en el país como en algunos países limítrofes. 
    La fábrica quedó definitivamente clausurada ¡Perdió Argentina!, cientos de proveedores y autopartistas dejaron de trabajar, y lo más insólito de todo este proceso, es que ahora el país implora que vengan capitales extranjeros a instalar industrias..
..."

( Walter Bonetto; Publicado en Diario Puntal, 02/04/2002)
 
En 1980 dejaron de fabricarse... pero andando en bici por la ruta, sé cruzar algunas. trabajando todavía en las chacras..

"Historia de industria nacional - La Moto PUMA

Amigo, no la subestime. Es increíble pero aún anda, todavía acompaña a muchos hombres y mujeres de nuestra patria. Además muchos coleccionistas y restauradores se han preocupado por guardarla como un valioso patrimonio de los argentinos, y quienes tengan un modelo de la primera serie que venían con pedales tipo bicicletas, realmente poseen  una pieza de colección muy cotizada. Si habrá rodado la PUMA llevando  en sus asientos tantas ilusiones y esperanzas. Aquel obrero que dejó de pedalear la bicicleta, aquel empleado que dejó de tomar el ómnibus o viajar en la caja de los camiones para ir al trabajo  en los años 50, aquel hombre de la tradicional chacra que también comenzó  a usar menos el sulky porque ahora tenía la moto como una alternativa de rápida movilidad .… la moto PUMA toda una historia ahora llena de nostalgia de recuerdos, de ilusiones y también de bronca porque la perdimos. Imaginemos si solo un 20% de los ciclomotores que transitan el país de origen importado fueran fabricados con aquella tecnología, por supuesto actualizada a estos tiempos. Cuánta mano de obra ocuparíamos, cuántas PIMES estarían funcionando,  cuántos técnicos, obreros, ingenieros y diseñadores podrían trabajar en este proyecto. Esto es parte de la “Industria Perdida”, tremendo error de los argentinos en subestimar nuestra capacidad de desarrollar la propia industria. Concretamente, cuando teníamos esta industria no la cuidamos, ahora imploramos que vengan empresas extranjeras a radicarse para que solamente ocupen mano de obra de algo que diseñan en  el exterior y adonde también llevan sus ganancias."
(Publicado en Diario PUNTAL; 24/07/2002)

"El Vuelo del PULQUI

Comentario de historia aeronáutica nacional
Este mes de agosto (año 2000), se cumplen 53 años de aquel esplendoroso vuelo del avión I.Ae. 27 ¨Pulqui 1¨ al mando del entonces Primer Teniente de la Aeronáutica militar Osvaldo Weis, el cual decoló y aterrizó en medio de emocionados aplausos en el campo de pruebas de aviación de “La Mezquita”, aledaño a la ciudad de Córdoba, el que luego fue usado por la Fábrica de Aviones para muchos vuelos de ensayos. Pulqui, en idioma guaraní significa ¨flecha¨, y esta flecha fue lanzada al aire el día 9 de agosto de 1947 con éxito asombroso para la industria aeronáutica de nuestro país, en donde otros países del mundo observaron con codicia este logro argentino, a la vez que valoraron la enorme capacidad tecnológica demostrada en ese entonces por nuestra Fábrica de Aviones. Con esta conquista, Argentina se convertía en una de las primeras naciones del mundo con capacidad de desarrollar para esos años semejante y revolucionaria tecnología,  poniéndose a la altura de países como Alemania, Inglaterra, Francia y los Estados Unidos....... Este proyecto simbolizó la capacidad de nuestro país, lo adelantado que estábamos, la nobleza del operario, del técnico, del ingeniero y del obrero argentino, sintetiza una Argentina de otros tiempos, que seguramente en lo estrictamente industrial hoy añoramos, más aún  si tenemos en cuenta que el desarrollo del Pulqui1 sirvió de base para desarrollar luego con un equipo de técnicos alemanes el proyecto Pulqui 2, en donde se construyeron 5 prototipos y en el momento de lanzarse la serie de los mismos fue suspendido por razones de política nacional.El Pulqui 1, considerado como la gloria de nuestra industria aeronáutica, fue totalmente restaurado en el Área de Material Rió Cuarto en 1997 para luego quedar a disposición del Museo Aeronáutico en donde descansa manteniendo sobre sus planos miles de recuerdos de una industria nacional pujante. ...."
 (Publicado en "Diario Puntal"; 17/08/2000)

 Quién escribió esas notas es el escritor de Río Cuarto Walter Bonetto, que presentó, en la noche del jueves 29 de abril de 2009 sus libros 'La industria perdida' y 'Buscando la república'. 
 "Detalló sobre aviones de guerra y civiles que se fabricaron en Córdoba, de autos, la moto Puma, el tractor Pampa y de repuestos y herramientas realizadas por la industria argentina, considerando que distintas circunstancias y golpes de Estado perjudicaron la continuidad y condenaron al país a un modelo agro exportador en desmedro de la industria. "El hecho de no contar con una verdadera república y objetivos trascendentales conspiró contra la increíble producción y ciencia desarrollada en la Fábrica militar de Aviones que funcionada en Córdoba, donde trabajaban miles de operarios y se producía por encima de cualquier país sudamericano", dijo el autor para agregar que muy difícilmente se pueda recuperar aquel potencial."
Claro que no es el único que rescata del olvido a la capacidad de nuestros técnicos....
"James Petras cuenta que vino por primera vez a la Argentina en 1969 y se maravilló de la capacidad real y potencial de nuestra industria. "Vio, por ejemplo, que la división electrónica de FATE (fabricante de neumáticos, empresa argentina liderada por los Madanes y donde participaba como accionista Jóse Ber Gelbard) producía máquinas de calcular (1)(recordemos que en esa época Corea del Sur elaboraba cestitas para turistas como máxima expresión de su manufactura). Se entrevistó con el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) Elbio Cohelo y le dijo: "Ustedes tienen una mano obra instruida, que se puede capacitar más, ¿por qué no se largan a ser un país industrial en serio?". La respuesta fue: "Por eso, porque los trabajadores son numerosos, instruidos y con amplias facultades, pero si no administramos la situación nos pueden dar la pelea y nos pueden vencer". Recordemos que el 29 de mayo de 1969 se produce el Cordobazo."
(1) Se refiere a la CIFRA 
(Horacio Rovelli; "Economía: lo que pasó y lo que nos espera"; en Eduardo Anguita; La patria pensada)
 
Tractores, camionetas, aviones, calculadoras científicas... y ahora satélites....pero por supuesto, siempre están esos cerebros minúsculos que alaban todo lo importado... los que festejaban esa publicidad de la silla industria argentina que se desarmaba... que aplaudía a un funcionario de Martinez de Hoz que decía que "al país le daba lo mismo fabricar acero que caramelos"... y ahora, como no pueden digerir que un satélite argentino funcione, desacreditan todo.."porqué tiene partes importadas"...  aunque omiten decir que una potencia como EEUU también utiliza para sus satélites componentes de otros paises... y no perciben que les estan haciendo el juego a los que..

"En lugar de apostar al país prefieren apropiarse de la ganancia segura y fugarla. Es decir, la causante de los desequilibrios de precios, comerciales y fiscales no es la creciente demanda sino que la falta de inversión y la fuga de capitales es lo que limita severamente la oferta. Esto explica el derrocamiento de Illia, el fin del Plan Gelbard, el reemplazo de Grinspun por Sourrouille durante el gobierno de Alfonsín, y todas las medidas que adoptaron para legitimar la súper ganancia de los grandes conglomerados económicos. Así, aseguraron un modelo que les es funcional, limitado a los niveles de inversión, a colocar capitales en el exterior, que implica siempre y en todos los casos el derrape de la economía, la brutal transferencia de recursos de la población a favor de esos sectores y la exclusión social."(Horacio Rovelli; op. cit.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario