viernes, 19 de diciembre de 2014

LA ESCLARECIDA "UNIÓN DEMOCRÁTICA"..AYER Y HOY

En el primer gobierno peronista, con la intención de realizar una más equitativa redistribución del ingreso se planearon mejoras sociales que implicaron mejores salarios y legislación laboral, indemnizaciones por despido, salario familiar, vacaciones pagas, etc.
Uno de los más importantes méritos del peronismo reside justamente en estas medidas. El gobierno insistió con su política de reformas sociales (sobre todo en la primera presidencia) constituyéndose en un verdadero portavoz y defensor de la clase obrera.
Diez años de intensa obra social cambió la Argentina de la explotación y la esclavitud de 1945 en la comunidad justa y solidaria de la Argentina del ’55. De una carencia absoluta de leyes de trabajo y previsión social que nos colocaba en el último lugar, se paso en sólo 10 años a estar a la cabeza del mundo en la materia.
El "estatuto del peón", "los derechos del trabajador", "los derechos de la ancianidad", "los convenios colectivos de trabajo", "la ley de previsión social", "la ley de accidentes de trabajo", "la ley de vivienda obrera", "sueldo anual complementario", "la mutualidad sindical", "las escuelas sindicales", "la ley de creación de la justicia del trabajo", "los regímenes de jubilación", "las reglamentaciones de las condiciones del trabajo y del descanso", "las proveedurías sindicales", etcétera, etcétera.
Algunas cifras darán una idea sobre la forma de su cumplimiento. Los salarios de 1945 a 1955 subieron el 500%; el salario real se mantuvo en un mejoramiento del 50% pues el costo de vida sólo llegó, con el control de precios de primera necesidad, a un aumento de 250%. Así el costo de la vida en la Argentina se mantuvo en un nivel medio correspondiente a la mitad de la mayor parte del mundo.
Mediante el estatuto del peón y sus sucesivos ajustes entre 1945 y 1955 los sueldos de estos trabajadores aumentaron el 1000% término medio.

En 1945 las leyes de jubilación no amparaban sino a medio millón de habitantes. Sólo durante el primer plan quinquenal (1946 – 1951) se construyeron 350 mil viviendas para empleados para obreros en toda la república. En el segundo plan quinquenal hasta el ’55 se construyeron más de 150 mil. Así los trabajadores que antes vivían en conventillos sucios y hasta de 10 en cada pieza, comienzaron a ser propietarios de su casa y vivir decentemente.
Son sólo una pequeña parte de la enorme legislación promovida.. Pero interesa destacar de todo eso, el aguinaldo.. que se cobró o cobrará en estos días... y coincide con la fecha de su anuncio: El día 20/12/1945 el secretario de Trabajo y Previsión de la Nación, Domingo Mercante, anunciaba el dictado del decreto Nº 33.302/45, por el que se otorgaba un aumento de sueldo generalizado,  más un nuevo concepto en la nomina salarial llamado Aguinaldo, S.A.C.  ...El aumento de sueldo era en cierto modo previsible y digerible porque un poco de inflación y ya está, asunto diluido, pero… ¿aguinaldo…? ¿Que era eso?
Los opositores entre sus filas contaban a conservadores, empresarios, radicales de la concordancia y ¿sorprendentemente? para estos tiempos actuales- comunistas y socialistas, alineados en ese entonces todos por razones diferentes- bajo las banderas de la Unión Democrática orientados por el ya ex embajador de EE.UU., Spruille Braden ... 


¡Vayan a cobrarle el aguinaldo a Perón! exclamaron los empresarios, que con “ese invento” veían afectados sus intereses.
¡Quieren controlar el movimiento obrero argentino con políticas fascistizante!, dijeron socialistas y comunistas, que veían menguarse sus huestes de la lucha obrera e irse tras otro líder.
Desde sus comienzos el Aguinaldo fue visualizado como un ícono del peronismo, por lo cual a la lógica oposición patronal se le sumó la oposición política. Lo curioso es que, en este último plano, los ataques de la izquierda fueron los más rotundos. Mientras que la Unión Democrática silenció el tema del Aguinaldo y no se pronunció durante la campaña electoral, sí lo hizo el Partido Comunista argentino conducido por Victorio Codovilla. Así en su periódico Orientación (del 16 de enero de 1946), podemos leer: “El aumento de los salarios debe ser el resultado de las luchas organizadas por la propia clase obrera; el objetivo del peronismo consiste en hacer ciertas concesiones provisionales a algunos sectores obreros para destruir sus organizaciones independientes y de clase…”.
Dejemos atrás esos días..... 
En 2010, Héctor Recalde presentó un proyecto de ley de participación de los trabajadores en las ganancias de las empresas. Que La Nación, los empresarios, se opongan a esa ley, no llama la atención de nadie.. lo vuelve a hacer éste año:

"El oficialismo vuelve a la carga con el proyecto para la participación de ganancias de las empresas

El diputado Héctor Recalde volvió a presentar la iniciativa, luego de que perdiera estado parlamentario a fin del año pasado. Con o sin aval del Gobierno, el kirchnerismo tiene en estudio una batería de propuestas que afectarían la rentabilidad de las compañías..."        Infobae
...pero ¿que decían los esclarecidos militantes de la combativa izquierda...el 15/09/10?

"Participación en las ganancias para planchar los salarios
En las próximas horas ingresaría a la Cámara de Diputados el proyecto que impulsa la CGT, para que las empresas distribuyan ganancias entre trabajadores. Según el diputado K y abogado de la CGT -Héctor Recalde-, la iniciativa apunta a “profundizar la distribución de la riqueza en una instancia superior” ya que para su implementación se deberá “tener el acceso a la información sobre el balance de las empresas”....
El proyecto de ley que se está presentando, en una primera etapa, pretende la distribución de ganancias en aquellas empresas con una nómina de personal superior a los 300 empleados. También plantea que la proporción a distribuir sea el 10% de las ganancias netas de la empresa distribuidas de la siguiente manera: 8% para los empleados y el 2%  restante para el fondo solidario, administrado por la CGT... 
Por eso decimos que esto se trata a las claras en lo político, de una maniobra de distracción que busca responder al creciente y manifiesto estado de lucha, movilización y bronca que reina en todos los centros de producción..." PRT
 ¿Hay mucha diferencia en los argumentos utilizados..? Con los defectos que pueda tener el proyecto..sujeto a discusión yposibles reformas.. ¿no es mejor que un  "manifiesto estado de lucha, movilización y bronca que reina en todos los centros de producción" ....? ¿No es preferible que lo determine una ley...? Y ahora, el 11/12/14, ¿que dicen los mismos..? 

"El horno no está para bollos…

Las lacras sindicales ya lo sienten y lo saben. Su “representatividad” está lesionada desde hace años y en picada; están advirtiendo, (como buenos felpudos del poder monopólico, como basura e inmundicia que son), que el horno por abajo no está para bollos. La burguesía no puede avanzar en algo que necesita como el agua: el consenso político para disciplinar a la clase obrera....Ellos quieren ajustar con más productividad, nosotros les decimos: basta de explotación, basta de impuestos al salario, por un bono antes de fin de año y aumento de salarios ya.." PRT
Una "lacra sindical" que tiene poder, puede presionar y según su poder, es la suma que logra para un bono...
Ayer, hoy.. los esclarecidos son los poseedores de la verdad absoluta... y cómo ayer, repiten el error de aliarse con sectores de poder contra gobiernos que han consagrado derechos como no lo hizo ningún otro...
¿Es mejor que se deje de pagar un impuesto, que se cobre un bono como una concesión...que una ley..?

Recordemos que se proscribió al peronismo, que se derogó la constitución de 1949... pero no pudieron derogar derechos.. y el aguinaldo, la jubilación, el estatuto del peón, la universidad gratuita,  siguieron y siguen vigentes..  
¿Falta..? Seguro que sí... pero no tienen en cuenta que esto es mucho más que la izquierda que los sectores de poder son capaces de aceptar....
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario