viernes, 6 de febrero de 2015

COMO MINIMIZAR LAS BUENAS NOTICIAS

Mariano Obarrio, en La Nación del 05/02/15, entre comentarios sobre el tuit "aloz y petloleo"...Hace mención, así como al pasar de las áreas donde China hará inversiones... por qué...:


 "El régimen de Xi es el único que le garantiza fondos frescos, rápidos y a tasa subsidiada. En la actualidad, los mercados internacionales no le prestan a la Argentina por su situación de default y el pleito no resuelto con los fondos buitre. El ministro de Economía, Axel Kicillof, dijo a LA NACION que la agencia de seguros china Sinosure "no había convalidado el default, eso lo escribieron los diarios y ahora otorgan el crédito para las represas, y eso lo demuestra".... Además, los mandatarios firmaron 15 acuerdos de cooperación penal, turística, cultural, salud, ciencia, minería, nuclear, comunicaciones, actividades espaciales, informativa, uso pacífico de la tecnología nuclear y de financiamiento.

¿Queda claro..? se hace una alianza con China simplemente por qué los mercados internacionales no le prestan a la Argentina aunque es difícil pensar que lo hagan de ingenuos, que conociendo default, riesgos, pleitos no resueltos, inviertan plata.. y encima, a tasa subsidiada...
Cierra la nota con la "Queje de los Exportadores".....

"La Cámara de Exportadores de la Argentina solicitó ayer que la Cámara de Diputados realice una audiencia pública para tratar el convenio marco de cooperación en materia económica y de inversiones entre Argentina y China. En un comunicado alertaron que ese acuerdo tendría "fuerte impacto en materia de empleo y desarrollo industrial". Y generaría "asimetrías" y "desigualdades" importantes."
Algo que no se entiende muy bien, ya que en el párrafo donde se burla del tuit, Obarrio menciona que Cristina...
"Hablaba en rigor de que unos 1000 empresarios fueron al Foro Empresarial Argentino-Chino en el hotel Shangrilá, horas antes de ver a Xi. "Más de 1000 asistentes al evento.."
Esos empresarios... ¿tendrán una empresita familiar...no ocupan mano de obra.... ?
y tampoco ven que inversiones en las áreas turística, cultural, salud, ciencia, minería, nuclear, comunicaciones, actividades espaciales, informativa, uso pacífico de la tecnología nuclear y de financiamiento.... abren la puerta a miles de obreros, de mano de obra calificada,  aleja la posibilidad de crisis por falta de energía...

Como siempre.. hay que tratar de minimizar los logros.... si algo anda bien, es "por el viento a favor"... porque "son los únicos que invierten.."
Pero no están tan lejos los ´90, y es fácil recordar cuando ingresaban los créditos para pagar deuda, que no venían a tasa subsidiada, por los que se pagaban comisiones a los bancos intervinientes, que no se destinaban a inversiones productivas... y los "expertos economístas", los empresarios, los periodistas, nos hablaban de los "grandes beneficios" de ser "confiables" y que nos prestaran plata..
Un poco más lejos, tiempos que algunos no recordarán -o no querrán recordar- también venían créditos.. pero con algunos condicionamientos que no eran objetados por economistas, empresarios o periodistas..


".....EE.UU. también recibía una fuerte presión de Israel para suspender los programas argentinos de satelización y cohetería porque aquel país consideraba, según información de buena mano, que Argentina tenía compromisos de entrega de tecnología y componentes misilísticos a algunos países árabes, especialmente Egipto. ...Estos aspectos fueron determinantes, a través de fuertes presiones internacionales, para desmantelar el proyecto argentino de satelización.
En abril de 1987 los países más industrializados del mundo se habían reunido en la ciudad de Roma, donde deliberaron en una serie de reuniones y concluyeron firmando un documento al que llamaron "Régimen de Control de Transferencia Misilística". Era un proyecto de acuerdo internacional propuesto por los Estados Unidos de Norteamérica para quitar de las manos "el poder de desarrollo misilístico a países inestables" dentro de los cuales seguramente estaba incluida la República Argentina.
Nosotros los argentinos siempre nos caracterizamos por vivir de lo prestado porque nunca fuimos capaces de tener una adecuada conducta financiera propia y hemos dependido del crédito a veces hasta para tomar un helado. Los norteamericanos lo aprovecharon al máximo. Un ejemplo fue la imposición al gobierno de Carlos Menem en cuanto a que "la única forma de recibir un dólar era desmantelar y destruir en forma inmediata con el visto bueno de veedores internacionales todo el proyecto coheteril que se venía desarrollando en nuestro país, el cual en ese momento se llamaba Plan Cóndor". .....Hubo numerosos cuestionamientos diplomáticos. Y en septiembre de 1989 -cuando el presidente Menem se reunió con el presidente norteamericano Geoge Bush (padre) en Nueva York- el primer reclamo que recibió el mandatario argentino fue el de "suspender al misil Cóndor". En este mismo viaje la subsecretaría de Defensa norteamericana manifestó contundentemente a funcionarios de alto nivel de la delegación argentina que "si no efectuaban la destrucción del proyecto" no pensáramos en obtener algún nuevo crédito.... Los llamados países del primer mundo entendieron que Argentina se podía convertir en una potencia admirable e inigualable para el cono sur del  continente americano. Fue así que, muy motivados además por algunos países vecinos, consideraron el desarrollo argentino como una situación muy peligrosa que bajo ningún aspecto debía ser permitida.
La realidad es la realidad, aunque muchas veces duela por su carga de injusticia y nos cueste aceptarla. Atrás quedaba el fenomenal avance tecnológico aeroespacial que a pulmón y con tanto empeño habíamos logrado. Lamentablemente, al Plan Cóndor se lo vio como a un misil de guerra que ponía en peligro la paz del mundo y jamás se lo quiso ver como a un lanzador de satélites en órbitas bajas de la tierra, que tanto rédito económico y adelanto científico nos hubiera traído solamente lanzando satélites meteorológicos y de comunicaciones para países vecinos. Al final, ante las tremendas presiones internacionales y la necesidad de obtener préstamos en el exterior para seguir endeudando al país y financiar una administración pública que además de ser acusada de corrupción mantiene un costo muy superior al que se puede gastar, Argentina debió seguir tomando créditos y para ello tuvo que destruir el Plan Cóndor. Se desmanteló también toda la planta de armado en Falda del Carmen y el grupo de técnicos y científicos fue suspendido en esas labores. No era nada nuevo lo que les ocurría a los argentinos. Al fin y al cabo, 35 años atrás nos habíamos despojado de la capacidad de fabricar aviones a reacción, la de fabricar motores y turbinas para aviación y la de fabricar los formidables Rastrojeros.  (Walter Bonetto; La Industria Perdida" )
Pero...ahora, esos mismos personajes, son los que siguiendo esa política de minimizar logros, de hacer críticas sin mayores fundamentos... desacreditan el ARSAT porque "lleva componentes importados"... reprochan la compra de trenes "en vez de hacerlos acá"...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario