lunes, 24 de agosto de 2015

ABRIENDO LOS PARAGUAS

Para La Nación, es necesario:
"Reconciliación, indultos y amnistías.
Es imperioso reemplazar las ansias de venganza por la disposición a perdonar desde el conocimiento íntegro de la verdad, midiendo a todos con la misma vara
Conforme el derecho internacional, todos los Estados tienen la obligación de investigar los delitos de genocidio, de lesa humanidad, así como los crímenes de guerra, que no son otra cosa que delitos de lesa humanidad perpetrados durante un conflicto armado interno. La Argentina ha cumplido sólo parcialmente esa obligación, ya que existe una enorme impunidad respecto de los crímenes de guerra cometidos por los terroristas durante el conflicto armado interno de la década del 70. Esto último viola las obligaciones del Estado argentino con las Convenciones de Ginebra de 1949 y sus Protocolos." (
 De acuerdo al Estatuto de Roma (Julio 1998) los crímenes de lesa humanidad son aquellos tipificados como asesinato, deportación, exterminio, tortura, asesinato, prostitución forzada, esterilización forzada, persecución por motivos políticos, religiosos, raciales, étnicos, ideológicos, secuestro, desaparición forzada o cualquier otro acto carente de humanidad y que cause severos daños tanto física como psíquicamente y que además sean cometidos como parte de un ataque integral o sistemático contra una comunidad.. (Ver)
A raíz de la presentación de la hija de un militar muerto por la guerrilla -Ana Lucioni    (Ver ) - ante el juez federal Daniel Rafecas, éste respondió, entre otras cosas, que.... 
"..el derecho internacional estipula que sólo los Estados pueden cometer crímenes de lesa humanidad. Opinó que sólo los actores no estatales que han sido respaldados deliberadamente por el Estado, ya sea mediante actos de comisión u omisión, pueden ser juzgados por crímenes de lesa humanidad (por ej. los grupos paramilitares como la Triple A). Rechazó el argumento de que los militares y ex guerrilleros deben ser igualmente juzgados y responsabilizados por los crímenes cometidos durante la década de 1970, alegando que el 90 por ciento de la guerrilla, de los autores, cómplices y encubridores de la guerrilla debieron responder por sus crímenes ante la Dictadura militar en ese momento y fueron muertos, secuestrados, torturados o desaparecidos. En su opinión los actos cometidos por los guerrilleros no pueden ser juzgados, ya que están sujetos a prescripción, es decir, la Dictadura militar tuvo la oportunidad de juzgar a los restantes miembros de la guerrilla, pero no lo hizo..."
 La conducta de la dictadura obedecía a un plan detallado y consensuado entre las tres fuerzas antes del golpe, que incluso preveía el destino a darle a los detenidos-desaparecidos “irrecuperables” que se iban a generar, de cuyos cuerpos ya habían decidido su “disposición final”, Videla explica el término:
“La frase ‘Solución Final’ nunca se usó. ‘Disposición Final’ fue una frase más utilizada; son dos palabras muy militares y significan sacar de servicio una cosa por inservible. Cuando, por ejemplo, se habla de una ropa que ya no se usa o no sirve porque está gastada, pasa a Disposición Final” (…) que “ya no tiene vida útil”. “Pongamos que eran siete mil u ocho mil las personas que debían morir para ganar la guerra contra la subversión” (…) pero “que no fuera evidente, para que la sociedad no se diera cuenta ni pueda provocar protestas dentro y fuera del país”.
Es decir, la intención de la dictadura no era utilizar la ley, la legalidad para juzgar a los sospechosos de crímenes, ni apelar a la Justicia para conocer la verdad, sino la encarcelación o eliminación de ellos los sospechosos o los opositores políticos mediante métodos cruentos y clandestinos. Los detenidos no tenían derechos, y el destino de los considerados culpables por los mismos que los secuestraban (pero sin juicio previo) era la muerte, y el de sus cuerpos era la desaparición: eran arrojados al mar, a un río, a un arroyo o a un dique; o enterrados en lugares secretos, o quemados en un horno o en una pira de gomas de automóviles, como "ropa vieja" . Se acabó ya la repetida excusa enarbolada por tantos opinadores defensores de la dictadura sobre los presuntos “errores” o “excesos” de las líneas inferiores de las fuerzas represoras.
El dictador desacredita finalmente los dichos de tantos justificadores profesionales del accionar de la dictadura, y clarifica las verdaderas intenciones de los dictadores. Y la justificación de Videla es la siguiente:


“Tampoco podíamos fusilarlos. ¿Cómo íbamos a fusilar a toda esa gente? La justicia española había condenado a muerte a tres etarras, una decisión que Franco avaló a pesar de las protestas de buena parte del mundo: sólo pudo ejecutar al primero, y eso que era Franco. También estaba el resquemor mundial que había provocado la represión de Pinochet en Chile”.“No había otra solución; estábamos de acuerdo en que era el precio a pagar para ganar la guerra y necesitábamos que no fuera evidente para que la sociedad no se diera cuenta. Había que eliminar a un conjunto grande de personas que no podían ser llevadas a la Justicia ni tampoco fusilarlas. El dilema era cómo hacerlo para que a la sociedad le pasara desapercibido. La solución fue sutil -la desaparición de personas-, que creaba una sensación ambigua en la gente: no estaban, no se sabía qué había pasado con ellos; yo los definí alguna vez como una ‘entelequia’. Por eso, para no provocar protestas dentro y fuera del país, sobre la marcha se llegó a la decisión de que esa gente desapareciera; cada desaparición puede ser entendida ciertamente como el enmascaramiento, el disimulo, de una muerte.”
Termina la nota de La Nación:

"..Desde que el tipo de delitos a los que nos referimos es imprescriptible, ésos son pasos necesarios para ingresar con la apertura y generosidad del caso en la etapa superadora que supone, luego de conocida la verdad, transitar hacia una reconciliación y pacificación que nos permita caminar juntos hacia el futuro en el clima de amplia unidad que supone la decisión de reconciliarse.
Nos referimos a un cambio profundo de rumbo, para el cual es imperioso
reemplazar las ansias de venganza por la disposición a perdonar a partir del conocimiento íntegro de la verdad, asegurando el respeto al debido proceso legal y el imperio cabal de la ley. Con la misma vara para todos y sin que el objetivo real sea el de escarmentar, sino el de acercarnos los unos a los otros desde la compasión y la indulgencia, para poder dejar definitivamente atrás la violencia del pasado.."
 Una vez más, el apoderarse de las palabras.... que haya juicios, con el debido respeto a la defensa, pasa a ser venganza... si se empleara la misma vara, en vez de juzgarlos, se los  secuestraría o desaparecería.... se habla de conocimiento de la verdad, de perdón.. ¿conocemos donde están los desaparecidos, donde se los enterró o fueron arrojados al mar..? ¿hay arrepentimiento..? Condición indispensable para el perdón....
La "decisión de reconciliarse.. dejar definitivamente atrás la violencia del pasado"... ¿no será el deseo de no proseguir con el pedido de justicia, de conocer a los cómplices civiles de la dictadura.. y cubrirse así de posibles condenas..?




De acuerdo al Estatuto de Roma, que es el instrumento constituyo de la Corte o Tribunal Penal Internacional, adoptado en la ciudad de Roma el 17 de Julio del año 1998, los crímenes de lesa humanidad son aquellas conductas, acciones, tipificadas como: asesinato, deportación, exterminio, tortura, violación, prostitución forzada, esterilización forzada, persecución con motivos políticos, religiosos, raciales, étnicos, ideológicos, secuestro, desaparición forzada o cualquier otro acto carente de humanidad y que cause severos daños tanto psíquica como físicamente y que además sean cometidos

... via Definicion ABC http://www.definicionabc.com/derecho/lesa-humanidad.php
De acuerdo al Estatuto de Roma, que es el instrumento constituyo de la Corte o Tribunal Penal Internacional, adoptado en la ciudad de Roma el 17 de Julio del año 1998, los crímenes de lesa humanidad son aquellas conductas, acciones, tipificadas como: asesinato, deportación, exterminio, tortura, violación, prostitución forzada, esterilización forzada, persecución con motivos políticos, religiosos, raciales, étnicos, ideológicos, secuestro, desaparición forzada o cualquier otro acto carente de humanidad y que cause severos daños tanto psíquica como físicamente y que además sean cometidos

... via Definicion ABC http://www.definicionabc.com/derecho/lesa-humanidad.php

No hay comentarios:

Publicar un comentario