viernes, 11 de septiembre de 2015

EFICIENCIA Y CONTRATACIONES



Adhiriendo al principio de “todos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario”, digamos que no hay nada malo en las adjudicaciones  de contratos a la empresa de Niembro por  el gobierno de la CABA…. Una empresa formada por dos personas que se limitaba a su vez, a pactar con otras empresas  para cumplir con sus obligaciones…
Nada irregular, es normal que si una persona o empresa debe hacer un trabajo para el que no está capacitado, lo haga ejecutar por quienes sí lo están..

El gobierno porteño tuvo paradas dos años las obras del Subte H. El principal problema por el cual la obra estuvo parada por dos años, era que debían definir qué hacer con un problema con el tipo de suelo.  El atraso representó un aumento del precio total del 85 por ciento, entre redeterminaciones de precios y adecuaciones,  y por eso otorgo a Techint un adicional  de  $ 1700 millones.  
No es el único costo que tendrá la demora. Sucede que para avanzar con la obra se hicieron una serie de expropiaciones. La tarea de realizar las expropiaciones fue tercerizada por Sbase en una consultora que conducía Gabriel Núñez, un hombre cercano al gerente de Legales de SBASE, Juan Freire Aurich. La consultora fue creada un mes antes de recibir el primer pago de la empresa  estatal de subtes, controlada por el macrismo.  Una sociedad que carece de antecedentes en el rubro y ha sido contratada bajo una modalidad no conforme a los procedimientos que en materia de contrataciones Sbase debe cumplir, y que cuenta con personal capacitado para realizar las mismas funciones, derivación que sin dudas significó una erogación innecesaria...
Un informe de la Auditoría porteña del año pasado indica que en algunos casos, además, se agregó una cláusula por la cual si en dos años el gobierno porteño no devolvía la propiedad comenzaba a pagar una multa: “En caso de demora en la entrega, Sbase pagará a la expropiada la suma de 2000 pesos diarios de atraso hasta la efectiva entrega del mismo”.
Un ejemplo: el plazo para una de las propiedades en avenida Pueyrredón al 1400 se venció el 8 de febrero de este año. Según un cálculo conservador que hizo el equipo de Eszteyn, con el atraso actual de las obras esto implicará una erogación adicional de 420 mil pesos
 Siguiendo con el principio mencionado ..todos son inocentes…

  • Si en los estudios del tipo de suelos  -¿los tercerizaron?-  hubo problemas,
  • Si las demoras en las expropiaciones significaron mayores costos,
  • Si las tareas que debía realizar la empresa de Niembro, las hicieron otras..


…uno puede preguntarse, por qué no evitaron las intermediaciones y realizó las obras o contrató el gobierno a las empresas ejecutoras..?
Y otra pregunta es, si no le interesa a Macri si a una empresa la maneja el Estado o un privado, sino la “eficiencia, la buena administración”.. ¿Dónde está la buena gestión de él y sus funcionarios..?,  ¿han demostrado los privados ser más eficientes que el Estado..?

No hay comentarios:

Publicar un comentario