viernes, 8 de enero de 2016

LOS RELATOS...

Por los años vividos, por lecturas, uno ha aprendido a desconfiar de los relatos...
 
Conoce que Raúl Prebisch entre octubre de 1955 y enero de 1956 elaboró, para la dictadura de la Revolución Libertadora, un diagnóstico de la situación económica de Argentina y un plan de acción para resolver los problemas económicos. Al respecto Arturo Jauretche publica el ensayo El Plan Prebisch: retorno al coloniaje, refutando el informe que Raúl Prebisch había escrito a pedido del régimen de Pedro Eugenio Aramburu.
Tambien, que "pasar el invierno" de Alsogaray era una forma de fundamentar el ajuste..

Sabemos cómo habla un ministro de economía.
En el breve párrafo que transcribimos a continuación, Enrique Silberstein revela los elementos básicos que contiene todo discurso de un ministro de economía. Si bien el autor escribía sobre el caso argentino, palabras más, palabras menos, lo que aquí se dice vale para cualquiera de los sufridos países del tercer mundo, y no tanto. Y lo escribió en 1971...
  • Jamás el país estuvo peor, desde el punto de vista económico.
  • Hay que hacer toda clase de sacrificios para salir adelante.
  • La estabilidad es lo fundamental; conseguida la estabilidad estamos salvados.
  • La moneda sana es el objetivo de nuestra acción de gobierno.
  • El déficit fiscal se reducirá hasta más allá de lo posible.
  • Terminaremos, inexorablemente, con la burocracia.
  • Las medidas impopulares que deberemos tomar son inevitables. 
  • Suframos hoy, que mañana (o pasado) estaremos bien."
 ..entonces..¿creer que en realidad les falta "información estadística suficiente y confiable en temas particularmente sensibles como precios al consumidor, producto bruto interno y comercio exterior"? Creer que los expertos que mensualmente nos aseguraban los "verdaderos"  números de la inflación eran los de ellos  y no los del INDEC, los maestros de la gestión y la eficiencia , ahora necesitan "no menos de seis meses"... sería ser demasiado crédulos..¿No es también un relato..? Aunque ninguno de los medios que tanto utilizaban el término hoy lo vuelvan a hacer....
Mientras no haya datos...¿como se estableceran las pautas de aumentos salariales, de jubilación..? ¿a "ojímetro"..?
Las consultoras que también daban cifras "confiables".. ¿seguirán haciéndolo..? ¿serán las que darán los números para discutir aumentos..?
Es muy difícil creer que esta emergencia no es parte del relato...

 
 

1 comentario:

  1. El nivel de comunicación entre los distintos gobiernos y políticos sudamericanos que implicó el duro golpe de noviembre de 2005 con el rechazo al ALCA ante las propias narices del corrupto estadounidense de turno, implicó un reordenamiento de los tentáculos urticantes de la medusa imperial. Sólo un repaso ligero de los wikileaks o las revelaciones que sorprendieron a más de un ingenuo, dan cuenta de que el imperio de la derecha no se detiene jamás. Sólo hay etapas ganadas o perdidas. Pero su poder de fuego real, mediático, cultural y su capacidad para formatear la opinión pública mundial, no tienen parangón. Es muy dificil poder resistirse a semejante bloqueo absoluto de cualquier principio o tema que no responda exclusivamente a los intereses o las conveniencias del imperio.

    Si reparamos con cierta atención en esa realidad innegable de que menos de 100 familias o grupos detentan la mitad de la riqueza mundial sin que nadie, salvo excepciones, se haya indignado hasta el punto de golpear tachos y cacerolas todos los días del año, encontraremos la explicación de que, también entre nosotros, la tibieza estúpida e irresponsable se ha instalado en una apreciable proporción de la ciudadanía.

    Cuando crezcan en forma alarmante la cantidad de desempleados y la de bolsillos vacíos que queden violentamente centrifugados de esta imbécil revolución de la alegría colmada de burlas a las instituciones de la república y de balas de goma para festejar el cambio, será nuevamente mediante la violencia que trataremos de volver a encontrar el centro de gravedad perdido por el odio, el egoismo, el rechazo a nuestra soberanía y la estupidez de los más ingenuos y mal informados.

    Es una pena mayúscula y un derroche enorme de energía, pero aunque a muchos no nos guste, forma parte de nuestra realidad de hoy, un absurdo panorama negativo que confiadamente creimos que no volveríamos a contemplar y sufrir.

    La más doloroso del "cambio" para volver al pasado con globos y proyectiles, son las víctimas reales, personas de carne y hueso con ilusiones, proyectos, familias. Constituyen la prueba más flagrante del modelo que cierra "con la gente afuera".

    ResponderEliminar