viernes, 1 de abril de 2016

EL OTRO, PRESCINDIBLE Y PELIGROSO, QUE DEBÍA (DEBE) Y MERECÍA (MERECE) SER DESTRUIDO

El genocida Videla, el 4 de enero de 1978 hizo estas declaraciones públicas:
"Un terrorista no es sólo alguien con un revólver o una bomba, sino también aquel que propaga ideas contrarias a la civilización occidental y cristiana”.
Las listas de "subversivos" fueron integradas por líderes sociales, sacerdotes, sindicalistas, delegados gremiales, estudiantes... cuyos nombres fueron aportados por los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas y de Seguridad pero también por empresarios y ejecutivos, sindicalistas, funcionarios nacionales y provinciales, profesores y dirigentes políticos y estudiantiles que compartían ese criterio...
La  represión  sobre  la  izquierda  en  general  y  sobre  los  grupos más radicales en particular se produjo al abrigo de la llamada Doctrina de Seguridad Nacional, en virtud de la cual los conflictos nacionales se leían a la luz de la gran confrontación entre Occidente y el mundo socialista,  en  el  contexto  de  la  Guerra  Fría.  Poco  importaba  que  las luchas nacionales no se orientaran a constituir países alineados con el bloque socialista, como era el caso evidente del peronismo argentino o el del moderadísimo socialismo chileno; el sólo hecho de que no fueran incondicionales del imperio los hacía potencialmente peligrosos.




Por eso las palabras tan certeras de Rodolfo Walsh... no hacía falta ser un guerrillero, terrorista... andar poniendo bombas, bastaba ser identificado cómo enemigo por querer un mundo más justo, más equitativo.. querer llevar a la práctica las enseñanzas de la iglesia...



¿Es muy distinto a lo que hoy sucede..? El trabajador estatal es ñoqui, militante, es la grasa, la basura que estan limpiando; los pobres viejos que han sido estafados por no haberle depositado los aportes que le habían descontado, por haber trabajado en negro, hoy no merecen jubilarse como corresponde y pasar a ser vagos "que nunca trabajarón", vivieron de "planes descansar"..

Esa parte del pueblo que accedió a un plan Pro.Cre.Ar., se pudo comprar un autito, un aire acondicionado, se iba de vacaciones, "vivía por encima de sus posibilidades" y ahora debe aceptarlo sumisamente. Para el gobierno, que muestra una gran maestría en utilizar eufemismos, no llaman tarifazos o aumentos a los precios que suben, deben "corregir estos precios relativos de la economía pero fueron muchos años de fiesta y alguien tiene que pagar esta fiesta de no reconocer la realidad". ¿Fiesta..vivir por encima de las posibilidades...?

Los que se reunen en una plaza, para escuchar a algún dirigente, un líder, un periodista, sentirse parte de un colectivo, de un proyecto de país, son fascistas por ese solo hecho...son de La Cámpora y "tienen armas"...

 

Ese Otro se construye como despreciable y peligroso, lo que avalaría la necesidad de destruirlo. Así se pretende explicar como preventiva la "emergencia en seguridad" y la  acción represiva  en su contra
Siendo en realidad objeto de la agresión, se invierte la situación y se coloca al Otro en la posición de agresor hipotético o potencial. Es evidente que la matriz autoritaria promueve las prácticas guerreras por su intolerancia hacia toda diferencia, que constantemente intenta eliminar.
Se impulsa la muerte del ámbito estatal, la despolitización de la sociedad y se tiende a la fragmentación y destrucción de toda forma de organización colectiva. Las agrupaciones son demonizadas, se habla de la militancia paga, realizada para lograr un puesto en el Estado, sin convicciones.

Se  mantienen  algunas  expresiones  de  lo  binario,  como la  normalización de las formas más radicales de descarte y eliminación de la población considerada sobrante para el modelo. Esto ocurre por medio de la represión violenta y “daños colaterales”, siempre en “defensa propia”, aunque sea una protesta pacífica y del otro lado se utilicen “armas no letales”, también las enfermedades, la pobreza y el hambre, aunque bajo nuevas modalidades y con otras representaciones. Que son parte de la "pesada herencia", de los "años de fiesta"...no del "cambio"...




No hay comentarios:

Publicar un comentario