domingo, 12 de marzo de 2017

INVERSIONES, LECHE Y TABACO…



Mientras el Gobierno y el gremio del sector le pidieron a la cooperativa SanCor presentar un plan de reestructuración a largo plazo para salir de la crisis que afronta, se conoció este viernes que el mayor grupo lácteo del mundo, Lactalis, tiene la mira puesta en la tradicional compañía argentina.
El pedido del ministro Cabrera es claro: Sancor no debe endeudarse, tiene que ajustarse, desprendiéndose de personal o aumentando sus ventas. Piden más ventas, en un contexto donde:

"De acuerdo a cifras oficiales, el consumo de leche el año pasado se ubicó por debajo de los índices de 2001, llegando a 23,22 litros por persona, cuando en la peor crisis que vivió el país en las últimas décadas la ingesta era de 24,64 litros por argentino, dejando en evidencia la delicada situación por la que pasa el productor tambero. (…)  Esta situación se agrava si se contempla que la producción primaria de leche en 2016 se contrajo un 14,2%, el número más alto desde 1970. Por su parte, la industrialización de leche llegó a los 8.966 millones de litros, un 16,83% menos que en 2015, mientras que las exportaciones cayeron en 400 millones de dólares, un 50,72% menos. (agrolinkweb; 21/02/17)

¿Se soluciona la problemática del sector lechero, con que una empresa se ajuste, despida personal..?
El mayor grupo lácteo del mundo, Lactalis, tiene la mira puesta en la tradicional compañía argentina.
Y continuando con la política empleada en los ´90, se despide personal antes, para que los inversionistas la tengan más fácil y no aparecer de entrada como los malos de la película…

“…La firma interesada en SanCor nació en 1933 cuando André Besnier la fundó como productora de quesos y otras marcas de renombre que maneja son Galbani, La Laitiere, Bridel y Celia, por nombrar algunas.
SanCor Bebé pasará a manos británicas
De acuerdo con el reporte, la industria francesa hizo contacto con SanCor recientemente vía emisarios que operan para ella, lo que ocurrió hace dos meses, y ante la idea de vender, desde SanCor no dieron una respuesta, pero el canal de diálogo no estaría cortado.
En 2016, la cooperativa le vendió al grupo local Vicentin, de origen aceitero, el 90% del negocio de yogures, flanes y postres a cambio de 100 millones de dólares. Se trata de un grupo de origen francés que factura unos 17.000 millones de euros anuales y está interesado en comprar SanCor, que ya cerró cuatro plantas por no poder sostener la actividad." Ver Nota
¿Qué tiene que ver el tabaco entonces..?

Marguerite Feitlowitz, en su libro “Un Léxico del terror”, narra la historia de las Ligas Agrarias, y comienza diciendo: "Esta es la historia de una revolución tan pequeña, tan modesta y tan lejos de Buenos Aires que la vasta mayoría de los argentinos no tiene idea de que de hecho sucedió.”..
¿Quién conoce o recuerda esto..?

Hasta principios de la década del 60, el departamento de Goya era el "rey del tabaco" argentino. Mire el contraste", exige Sergio. "Durante casi un siglo, la mayoría de la gente que se sentaba en los cafés de las ciudades argentinas fumaba cigarrillos que se hacían con el tabaco cosechado acá, acá".
Es posible que Sergio le erre por algunos puntos porcentuales (es difícil encontrar estadísticas de años anteriores), pero su argumento es válido e importante. Entre 1959 y 1960, el 47% del tabaco consumido en la Argentina provenía de la provincia de Corrientes. Para 1968 a 1969, esa cifra había disminuido a un asombroso 13%6. La historia de esa disminución no sólo contribuye a explicar la formación de las Ligas Agrarias, sino que también muestra cómo el antiguo feudalismo del lugar se puso enseguida al servicio del capitalismo multinacional. A finales del siglo pasado, de hecho, Corrientes era la reina del tabaco: suministraba el producto a un próspero mercado interno. En 1896, sólo en la ciudad de Buenos Aires, había no menos de seiscientos ochenta y un fabricantes de tabaco y la mayoría eran pequeños negocios artesanales. Para 1942, la cantidad de fabricantes se había reducido a ciento sesenta y cinco. En 1971, quedaban sólo cinco tabacaleras nacionales: Nobleza, Particulares, Massalín y Celasco, Piccardo e Imparciales. Hasta 1961, en el mercado argentino había mayoría de cigarrillos sin filtro hechos con tabaco negro. Para 1962, las tabacaleras estadounidenses, especializadas en su mayoría en cigarrillos rubios con filtro, realizaron una enorme campaña de avisos publicitarios, dirigida a mujeres de clase media y alta, que apelaba a sus deseos de estatus, glamour y refinamiento. Al mismo tiempo, saturaron el mercado con productos contrabandeados. Tan sólo seis años más tarde, en 1968, el consumo de tabaco rubio era del doble del consumo de la mezcla negra tradicional: ochocientos ochenta y un millones de paquetes de cigarrillos rubios en comparación con los cuatrocientos veintiocho millones de paquetes de cigarrillos negros. El consumo general también había sufrido un aumento substancial. Los cinco productores que quedaban en la Argentina decidieron unirse a los invasores extranjeros en lugar de luchar contra ellos: Piccardo firmó un acuerdo de licencia con Liggett and Myers (L&M); Massalín y Celasco, con Phillip Morris; y Nobleza, con American Tobacco ("Lucky Strike"). Los dos fabricantes que quedaban firmaron contratos con empresas alemanas: Imparciales con Reemtsma Cigaretten Fabriken y Particulares con Brinkman A.G.
La "reina del tabaco" ahora era más bien una peona. Con sus inversiones extranjeras diversificadas, los grandes terratenientes pudieron soportar sin problemas el cambio. Para protegerse más aun, informaban que las cosechas locales producían menos de lo que en realidad producían. Eso tuvo dos efectos simultáneos: subió los precios que las grandes tabacaleras les pagaban y redujo lo que les debían a los campesinos que trabajaban sus tierras. El medio por el cual lo lograron, las clasificaciones, con fama de poco honradas, fueron un motivo importante por el cual se establecieron las Ligas Agrarias.

 Hoy muchos no saben o no recuerdan esas viejas marcas, la historia detrás de las marcas y sus empresas.....
Dentro de unos años, los que aún tengan un empleo y consuman leche, quizás 
desconoceran o no recuerden la marca Sancor, seguiran tomando leche argentina, con otra marca..y las empresa girará sus dolares a otro país, los que se le paguen por el uso de su marca..
Pero ellos, los funcionarios del actual gobierno, llaman a la compra de una empresa que dejan caer, inversión...

No hay comentarios:

Publicar un comentario