lunes, 3 de abril de 2017

CAMPAÑA DEL MIEDO... O VIENEN POR LOS TRABAJADORES..?

Ahora vienen por los trabajadores...

El acto de firma del Acuerdo Federal para la Construcción fue el momento elegido por el presidente Mauricio Macri para cuestionar el paro convocado por la Confederación General del Trabajo para el jueves 6 de abril.
El Presidente insistió en identificar a los que promueven huelgas y marchas como "mafiosos", a los que hay que sacarles el poder. "A los mafiosos le fue bien con ese modelo, por eso quieren volver".
Eso dijo. Pero uno recuerda los consejos de Durán Barba a Federico Sturzenegger, "Cuando seas gobierno hacé lo que vos creas, pero no lo digas ahora". ¿Por qué creer que las palabras de macri es lo que realmente quiere hacer..?
El 24 de marzo de 1976, las Fuerzas Armadas derrocaron al gobierno constitucional de Isabel Perón. Su Proclama decía, tambien:

    "....las Fuerzas Armadas, en cumplimiento de una obligación irrenunciable, han asumido la conducción del Estado. Una obligación que surge de serenas meditaciones sobre las consecuencias irreparables que podía tener sobre el destino de la Nación, una actitud distinta a la adoptada.
    ”Esta decisión persigue el propósito de terminar con el desgobierno, la corrupción y el flagelo subversivo, y sólo está dirigida contra quienes han delinquido y cometido abusos del poder. Es una decisión por la Patria, y no supone, por lo tanto, discriminaciones contra ninguna militancia cívica ni sector social alguno. Rechaza por consiguiente la acción disociadora de todos los extremismos y el efecto corruptor de cualquier demagogia. Las Fuerzas Armadas desarrollarán, durante la etapa que hoy se inicia, una acción regida por pautas perfectamente determinadas. Por medio del orden, del trabajo, de la observancia plena de los principios éticos y morales, de la justicia, de la realización integral del hombre, del respeto a sus derechos y dignidad..."
 A poco de andar, sin embargo, quedó en evidencia que las Fuerzas Armadas habían asumido el poder político como representantes de los intereses de los grandes grupos económicos, quienes pusieron en marcha un plan que terminaría por desmantelar el aparato productivo del país. No dijeron lo que querían hacer: dijeron lo que muchos querían oir... Para lograr ese objetivo, la Justicia obró como colaboradora eficáz...

     "Durante casi ocho años, la Corte Suprema de la dictadura resolvió causas sobre derechos sociales, planteadas por quienes buscaron tutela, incluso bajo el terrorismo de Estado, contra un plan económico destinado a destruir las organizaciones obreras, eliminar sus conquistas y disciplinar a la clase trabajadora.
    Esa Corte, dominada por el ala conservadora de la coalición golpista, intentó mantener una ficción jurídica y garantizar la máxima discrecionalidad para los órganos políticos. Impulsó la restauración de un orden social regresivo que permitiera la liberalización económica. Convalidó la expulsión de trabajadores estatales, las restricciones al derecho de huelga y la digitación del movimiento obrero. Para protegerlos, exigía a los trabajadores ser disciplinados, respetuosos del orden. No había espacio para la desobediencia obrera, las protecciones exorbitantes al trabajador o privilegios laborales que afectaran la propiedad o la libertad del empresario. Reconoció el carácter alimentario del salario; no trató igual a los premios, las remuneraciones por convenio o los salarios caídos. Las jubilaciones y pensiones recibieron tutela, pero la familia protegida fue la matrimonial. La Corte de la dictadura intentó compensar las líneas más economicistas de la coalición civil, aportando nociones de armonía y jerarquía social tomadas del ideario conservador. (Horacio Javier Etchichury, "Orden, ficción y liberalismo. Los derechos sociales en la Corte", en ¿Usted también, doctor?, Juan Pablo Boholavsky, editor)
Envalentonados por la marcha del 1A, con la cartera laboral como punta de lanza, el Gobierno busca esmerilar a los gremios.
"Refuerzan auditorías en busca de irregularidades en los procesos eleccionarios y revisiones por el cumplimiento del cupo femenino, algo que habilitaría a poner trabas a las actuales dirigencias.             
Como parte de la misma estrategia, Triaca dio curso a las impugnaciones que cuestionan la conformación del triunvirato de la CGT por un presunto incumplimiento del estatuto interno, según publicó el diario La Nación...
De avanzar este expediente, el Ministerio de Trabajo podría invalidar a la cúpula de la central obrera y exigir su regularización, como pide el sector que comanda el sindicalismo macrista, encabezado por el titular de los peones rurales Gerónimo “Momo” Venegas.
En ese contexto, y antes del paro nacional convocado para el próximo jueves, Triaca comenzó a tener injerencia casi directa en el reparto a las prestadoras médicas sindicales.
La Dirección Nacional de Asociaciones Sindicales, a cargo de Horacio Pitrau, anunciará en los próximos días una serie de recomendaciones a los sindicatos en lo relativo a la “transparencia y a la institucionalidad”.
La cartera laboral también intervino la Unión Personal de Seguridad, gremio de los vigiladores privados que conducía hacía 30 años el barrionuevista Ángel García y la Federación de Trabajadores de la Industria Azucarera.
Según consignó hoy el matutino de los Mitre, están bajo la lupa el Sindicato del Seguro y el de Empleados de Comercio, cuyas dos últimas elecciones estuvieron teñidas por denuncias de padrones adulterados e incumplimiento en los cupos." Ver Nota
 Y hay más..
 "El interventor ministerial del SOMU blanqueó que en paritarias negociará la resistida pauta salarial del Gobierno, aunque reconoció que no sabe quién las gestionará.
El desamparo de los trabajadores marítimos parece no tener fin. Es que luego del cese de la gestión de Gladys Gonzalez, al mando del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) quedó un representante de la cartera laboral, que otra vez estira los tiempos para normalizar la herramienta gremial.
En una entrevista con la revista Puerto, Alfredo Bertonasco, el hombre designado por Jorge Triaca, confirmó lo que se sospechaba: pretende quedarse más allá de lo resuelto por el juez y recién diciembre disponer de un cronograma de elecciones. Las pretensiones superan todos los tiempos estipulados por la justicia y colisionan contra la cada vez más fuerte presión del mundo gremial, nacional e internacional, por devolver el gremio a sus trabajadores.
El hombre de Triaca explicó además que entre sus aspiraciones está la de modificar el estatuto del gremio, un ente autónomo, sin asamblea, sin consejo directivo y sin participación de los afiliados. Una clara injerencia por fuera de las atribuciones, con la que planea “limpiar los padrones de opositores”.
Pero las malas noticias no terminan ahí. Es que Bertonasco blanqueó que buscará “acordar” en paritarias la tan resistida pauta salarial oficial del 18% en tramos. Cuando le preguntaron si irá por ese porcentaje, se sinceró: “Y sí, nosotros somos del Ministerio de Trabajo”, dejando en claro que los marítimos no tendrán representación en las negociaciones salariales. 
En una carta abierta a los trabajadores de la actividad, Mario Morato, recordó que durante 2016, año de intervención de Gonzalez, el “incremento nominal del salario fue del 23%, la mitad de la inflación del año pasado”.
“Y ahora quieren ´cerrar´ la paritaria en el 18%, un porcentaje que no llegará siquiera a cubrir la inflación estimada para el año 2017, procurándose así darle un nuevo golpe al salario real de los marítimos, para beneficiar al sector empresario”, agregó Morato.
Por último Morato se pregunta, tras la afirmación de Bertonasco que dijo que encontró una institución obsoleta y llena de vicios, “¿Qué hizo entonces durante un año la interventora Gladys Gonzalez? ¿No era que los millones de dólares que le costó al trabajador marítimo sostener a dicha Diputada y su extensa corte de asistentes y asesores fantasmas fueron utilizados para mejorar el gremio?”.  Ver Nota
No son episodios aislados, por el contrario, la muestra de las verdaderas intenciones..

    "La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, le pidió al Ministerio de Trabajo de la Nación que evalúe la posibilidad de quitar la personería gremial a los sindicatos docentes de la provincia que desoyen la conciliación obligatoria y llevan adelante medidas de fuerza. El pedido se hizo a través de una presentación ante la cartera que dirige Jorge Triaca, como autoridad de aplicación originaria en tema personería.
    La información fue confirmada por el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas. El funcionario remarcó que la presentación se da "en el marco del cumplimiento de los deberes de funcionario público, cuando alguien no acata la conciliación obligatoria ni la Ley de Ministerios y se perturba la paz social al impedir el inicio del ciclo lectivo, porque éste no es un paro que se da en el transcurso del ciclo lectivo sino al inicio". Ver Nota
Hablan de mafias, de ausentismo, del no acatamiento de conciliación, de la industria del juicio,  quieren hacer auditorías, del cumplimiento del 30 % femenino, pero los "deschava" el interventor del SOMU, "Y sí, nosotros somos del Ministerio de Trabajo...Bertonasco blanqueó que buscará “acordar” en paritarias la tan resistida pauta salarial oficial del 18% en tramos..."

Tambien, para ello, contará con la colaboración de la Justicia..

    "Hoy corresponde denunciar el legado de aquella Corte en materia de derechos sociales. Sobre bases conservadoras o liberales, todavía en nuestros días estos derechos se subordinan a las emergencias o al derecho de propiedad. Se los denuncia como privilegios. Se dice que hay que ganárselos con esfuerzo o mérito. Se los condiciona a una actitud obediente, o a la presentación de certificados de pobreza. Todavía algunos exigen a trabajadores y gremios justificar derechos que llevan más de medio siglo en la Constitución. Otros exigen dejar estos derechos fuera de la competencia judicial, o proponen canjearlos por dinero. Debemos encontrar y exponer hoy estas visiones formalistas, restrictivas y evasivas por las que la judicatura, el Congreso y la administración siguen negando en toda su extensión los derechos sociales.(Horacio Javier Etchichury, op. cit)

¿Te parece que es otra "Campaña del miedo"..? ¿o es para tener miedo realmente..?

No hay comentarios:

Publicar un comentario