miércoles, 13 de septiembre de 2017

MARIANO OBARRIO Y PATORUZÚ

Mariano Obarrio, periodista "serio" de La Nación... dice en su twitt:

Un personaje de historieta, convertido en modelo...  Pero..¿modelo de qué...? 
Conviene leer lo que publica en su Face..
"..Patoruzú era el indio bien argentino, amigable, solidario, respetuoso del otro, amigo del militar, obediente del policía del pueblo, aferrado en forma inquebrantable a la ley. Un indio trabajador, progresista de verdad, rico y generoso. Sincero y no con discursos ajenos ni libretos raros.
Estanciero en sus últimos años, enriquecido por su trabajo, que luchaba contra las mafias y los "hij'una gran perra" que al parecer ya comenzaban con sus andanzas por estas pampas...
Parece que los pueblos originarios de ahora están adoctrinados en La Matanza y por algunas ONGs extranjeras y divisionistas.... " Ver aquí
Ese personaje del que habla, no siempre fue así.
  
Las características de Patoruzú como personaje:
"La identidad de Patoruzú sufrió varios retoques durante los primeros años. Comenzó como un personaje humilde, taciturno e ignorante, a cargo de un tutor porteño de más educación; las historietas iniciales emplearon este contraste para destacar la paralela diferencia de actitudes entre el malicioso tutor, que daría eventualmente lugar a otro personaje duradero, Isidoro Cañones, y el bondadoso e ingenuo indio.
Sin perder la esquemática contraposición moral, Quinterno retocaría posteriormente la historia, transformando a Patoruzú en un poderoso aunque benévolo estanciero. Su generosidad con el dinero y la avaricia de los malvados sería las más de las veces el eje de la dinámica de las historias. Desde el comienzo contó con una fuerza prodigiosa, que se complementaría en el transcurso de su evolución con otros sentidos y habilidades sobrehumanos, en especial la fiereza y el olfato..."


Isidoro Cañones,otro personaje de historieta, creado por Dante Quinterno en el año 1935, el personaje tuvo como antecedente a algunos de los primeros personajes del mismo autor, específicamente “Manolo Quaranta”, “Don Gil Contento”, “Julián de Montepío” e “Isidoro Batacazo”. Su primera aparición tuvo lugar en la primera de las aventuras de Patoruzú que fuera publicada en el diario "El Mundo" (el día 11 de Diciembre de 1935), donde regenteaba un circo, y se convertía en su padrino . Aunque el objetivo inicial de esto era cuidar los intereses de su ahijado, Isidoro siempre tratará, a partir de ese momento, de sacar partido de la fortuna del indio. De todas formas, a partir de ahí el personaje del padrino pasa a ser un compañero inseparable de Patoruzú en todas sus aventuras,siendo su contraparte en las historietas compartidas por ambos, y, por otro lado, era el auténtico "Play-Boy mayor de Buenos Aires".Tanto Patoruzú como el aristocrático tío de Isidoro (el Coronel Urbano Cañones) intentan infructuosamente que Isidoro tome el buen camino, pero sin éxito. Isidoro no sólo es haragán y vividor, sino además miedoso a más no poder, enclenque y desconfiado. Sin embargo, su suspicacia y mundanidad desvelan las más de las veces las trampas en las que, sin él, su ahijado hubiera caído...Alguna vez Dante Quinterno definió a su indio Patoruzú como "un hombre simple y sencillo, que es la antítesis del egoísmo, sumamente modesto, jamás presuntuoso y de gran sensibilidad, dentro de su fuerte carácter masculino". El origen del noble cacique Patoruzú es tan misterioso como su aparición en la ciudad portuaria. ¿De dónde provenía el héroe patagónico? ¿Quiénes habían sido sus antepasados? Cabe decir que el dibujante Dante Quinterno señala a Patoruzú como “dueño de media Patagonia”. 
Una vez dijo Dante Quinterno sobre su fabulosa creación:  
“Patoruzú es el hombre perfecto, dentro de la imperfección humana, o sea que configura el ser ideal que todos quisiéramos ser. La bondad de este indio noble puede alcanzar límites insospechados, pero no confundamos su credulidad y su ingenuidad con la necedad del lelo. Generoso hasta el asombro, su inmensa fortuna es, antes que suya, de todo aquel que la necesite. Patoruzú sale invariablemente en defensa del débil y por una causa noble se juega íntegro, sin retaceos, impulsivo y arrollador, no mide los riesgos que pueda correr su integridad física, como tampoco repara en las trampas que puedan tenderle la cáfila de truhanes que le salen al paso”
Bellas palabras para retratar una historieta que hoy es leyenda y parte indisoluble de la memoria colectiva y la cultura popular de nuestro país.

Pero no vivimos en un mundo de historietas..la realidad, es muy distinta.. 
Hoy, los dueños de media Patagonia, no son los descendientes de esos pueblos originarios, son los  "hij'una gran perra" que alambran, cierran pasos, no cumplen leyes, son ricos, pero no generosos... aliados y defendidos por ONGs extranjeras, y por personajes que se parecen -y mucho- a Isidoro Cañones... 

(Datos sobre Dante Quinterno y personajes :  http://www.todohistorietas.com.ar/patoruzu3.htm)





No hay comentarios:

Publicar un comentario