miércoles, 28 de marzo de 2018

LECCIONES DE HISTORIA

Mirando hacía atrás, para no repetirlo...
“No está bueno que la Historia mire siempre hacia atrás, como que deberíamos conmemorar cosas del futuro, tipo hacia adelante”,
dijo Gabriela Michetti...

Pero hay que mirar los errores cometidos, ver qué se hizo mal.. y no volver a cometerlos..


La Ley de Convertibilidad del Austral, fue decretada el 27 de marzo de 1991 por el Congreso de la República Argentina, durante el gobierno de Carlos Menem, bajo la iniciativa del entonces Ministro de Economía Domingo Cavallo, y estuvo vigente durante casi 11 años.
Establecía a partir del 1 de abril de 1991 una relación cambiaria fija entre la moneda nacional y la estadounidense, a razón de 1 u$s por cada 10.000 australes o posteriormente un Peso convertible. Exigía la existencia de respaldo en reservas de la moneda circulante, por lo que se restringía la emisión monetaria al aumento del Tesoro Nacional. El período en que duró la ley de convertibilidad se llamó popularmente "el uno a uno", en clara referencia a la igualdad del peso frente al dólar estadounidense.
El gobierno de Menem, llevó adelante desde 1990 un replanteo integral de la organización económica. Ella incluyó la apertura generalizada al comercio exterior y al movimiento de capitales, la desregulación económica, la privatización de empresas públicas, la reducción del Estado y la reorganización del sistema tributario. La inflación en 1990 fue del 2314%. El nuevo régimen monetario logró estabilizar la economía tras la grave crisis hiperinflacionaria del gobierno de Alfonsín.
La apertura comercial de los años 1990, el atraso cambiario de la convertibilidad, el menguado poder de compra interno por la destrucción del empleo y los bajos salarios, entre los principales factores, causaron estragos en la mayoría de los sectores industriales en aquella etapa.
En el período 1991-2000 la política fiscal arrojó un déficit promedio anual de 4,1% del PBI, con un total acumulado de 108.634 millones de pesos/dólares. En su primer etapa 1991-1994, ya había crecido 120%, pasando de los 32 mil millones a 70 mil millones de pesos/dólares. El gasto creció, junto a una financiación del déficit en el exterior.​Se adoptó una política de endeudamiento que llevó la deuda externa pública durante su gestión de 45 000 millones de dólares (en 1989) hasta 145 000 millones (en 2000)

Los mejores alumnos:
El Secretario del Tesoro norteamericano, Nicholas Brady, opinaba sobre el desarrollo de la economía nacional en 1993:
“[…] En ninguna otra parte el progreso ha sido tan drástico como en la Argentina, donde el resultado de las reformas económicas ha excedido las previsiones más optimistas. En efecto, los déficit fiscales se convirtieron en excedentes, la inflación cayó de cuatro dígitos a uno, la inversión aumentó y miles de millones de dólares de capital privado llegaron al país […]. El panorama económico de este país ha sido transformado y un futuro próspero ilumina el horizonte”
Argentina vista desde afuera y desde adentro  Las razones dadas desde el exterior sobre la crisis del sistema de Convertibilidad son primero, un gasto fiscal  imparable  a  nivel  nacional  y  especialmente,  a  nivel  provincial,  y  segundo,  una  insostenible  sobrevaluación  del  peso  respecto  al  dólar.  Lo  primero  indujo  un  déficit  incontrolable  que  prestamistas  extranjeros y locales se negaron a seguir financiando en los últimos dos años. Por ultimo, en Diciembre 2001, el FMI cerró la ultima puerta al también negarse a seguirle prestando dinero al gobierno argentino.
Sin  embargo,  en  Argentina  los  analistas  económicos  no  vinculados  a  la  banca  extranjera  muestran  estadísticas indicando que los gastos primarios del estado no aumentaron como porcentaje del PBI desde 1993. Lo que sí aumentó sistemáticamente fueron los pagos de la deuda externa, que crecieron de $6000 a $14500  millones,  al  compás  del  aumento  de  las  tasas  internacionales,  los  vaivenes  del  riesgo  país  cada  vez que habían crisis en otras economías emergentes y el simple peso de la creciente deuda externa, que se  duplicó  desde  1993  al  2001,  llegando  a  $144000  millones.  Esta  deuda  aumentó  porque  si  bien  los  gastos se mantuvieron constantes como porcentaje del PBI, los ingresos del estado se redujeron en 1995, cuando  Cavallo,  para  compensar  a  las  empresas  por  su  falta  de  competitividad  por  el  tipo  de  cambio  sobrevaluado (1 peso = $1), les redujo los aportes patronales del 18% del salario al 8%. Esto desfinanció al sistema de seguridad social y previsional, causando un déficit creciente de entre el 1% y el 3% del PBI, acumulando $45000 millones de déficit entre 1995 y 2001. Así se explica el insostenible endeudamiento fiscal  externo  de  Argentina,  por  ejemplo,  de  acuerdo  a  R.  Arriazu,  investigador  de  la  Universidad  de  Buenos Aires y del Consejo de Ciencias Argentino.
En  términos  de  historia  cercana,  el  problema  fue  que  el  tipo  de  cambio  se  mantuvo  sobrevaluado  en  un  40% durante toda esa década y las firmas domiciliadas en Argentina nunca consiguieron ser competitivas.
Los observadores extranjeros y el FMI culparon sistemáticamente por esto a las leyes laborales argentinas, a   las   cuales   consideraban   responsables   de   impedir   un   ajuste   hacia   debajo   de   los   salarios   que correspondiese  a  la  baja  productividad  de  la  economía  local.  Sin  embargo,  las  leyes  laborales  fueron  modificadas  en  tres  ocasiones,  1994,  1997  y  2000  y  están  rankeadas  por  la  ILO  (International  Labour  Organization)  como  las  más  favorables  a  las  empresas  en  Latinoamérica.  Los  salarios  reales  cayeron  desde  1991  un  15%  y  la  presión  ejercida  por  un  18%  de  desempleados  pareciera  ser  lo  suficiente  para  reducir  los  costos  laborales  a  la  mínima  expresión  posible.  El  informe  anual  2001  del  Economist  Intelligence  Unit  indica  a  Argentina  como  poseedora  de  la  mano  de  obra  calificada  más  barata  de  la  región.  


Mientras a los empresarios se les rebajaba  las contribuciones al sistema de Seguridad Social, para cumplir con el FMI y obtener de manera compulsiva más dinero y reducir el déficit fiscal, se aumentaba el IVA.
Mucha gente se endeudó en dólares (pero con salarios denominados en pesos) y el gobierno de Carlos Menem se benefició electoralmente de dicha situación.
 
Comportamiento de la industria: la desindustrialización
En términos del comportamiento industrial de largo plazo, el proceso de desindustrialización fue el fenómeno peculiar de los años 1990 ya que durante ese período se registra una pérdida de incidencia del valor agregado industrial en el generado por el conjunto de la economía durante la cual disminuyen un 15% el número de establecimientos y se expulsa la cuarta parte de la mano de obra sectorial, alcanzando su mayor intensidad en términos de lo que se puede considerar la gran industrial local (los establecimientos con más de 100 ocupados). (1)
El endeudamiento externo se incrementa a una tasa anual del 8,6% durante la década analizada, más que duplicándose en términos absolutos (de 61 a 140 mil millones de dólares, entre 1991 y 2001). Más acelerada aún es la expansión de los capitales locales radicados en el exterior que lo hace al 9,6% anual, determinando que el stock de los capitales fugados pase 55 a 139 mil millones de dólares durante el período tratado.
Entre 1993 y 2000, en un contexto signado por un aumento en la concentración global de la economía argentina a favor de las empresas de la cúpula, en el mismo período se registró un aumento significativo e ininterrumpido de la importancia relativa de las empresas controladas por actores extranjeros: mientras que en 1993 la participación de este tipo de firmas en el producto bruto global de la cúpula fue del 32%, en 2000 ascendió al 73 por ciento. En efecto, las empresas extranjeras controlaban, en 2000, alrededor del 95% del producto bruto generado, en conjunto, por las líderes que actúan en el ámbito de “minas y canteras” (se trata, básicamente, de empresas que se dedican a la producción de gas y/o petróleo, así como, en menor medida, a la explotación minera), y una proporción similar del de las que se desempeñan en el ámbito de las “comunicaciones”; el 86% del de las que fabrican “maquinarias, equipos y vehículos”; el 82% del valor agregado de las que se especializan en la elaboración de "combustibles, químicos y plásticos".
Y el gobierno y los empresarios que se quedaben con "las joyas de la abuela" festejaban las privatizaciones:
"Los aeropuertos ya tienen dueño
Con una oferta que superó los 171 millones, el grupo liderado por Ogden y Eurnekian obtuvo la concesión por 30 años
Aseguraron que es la privatización más exitosa de la gestión de Menem. Calculadora en mano comentaron que durante los 30 años que dure la concesión el Estado recibirá algo más de cinco mil millones de pesos y que la oferta recibida cuadriplicó el monto que había sido fijado como base....  Sin ocultar la sorpresa que les causó, los integrantes de Aeropuertos Argentina 2000 comenzaron a festejar su triunfo.
Con la misma energía con la que hubieran gritado un gol del Milan o de Boca, o algún home run de un equipo de béisbol, los socios italianos, argentinos y norteamericanos dieron rienda suelta a su alegría en el Salón Colón de la Casa Rosada.
Sin embargo, la celebración se prolongaría hasta bien entrada la tarde. La única diferencia fue el marco del encuentro: "Un magnífico parque, una gran piscina y un espectacular asado en la quinta que Eduardo Eurnekian tiene en Del Viso", según describió uno de los participantes de la comida. (2)
Consecuencias de la crisis económica de 1998/2001
En el periodo recesivo y posterior crisis (junio de 1998 a 2002), el PBI sufrió una pérdida del 19,5% acumulada, registrándose el mayor descenso en el último año de la crisis de la convertibilidad con un decrecimiento del 10,9%. El producto bruto interno a precios corrientes de 268.697 millones de dólares en 2001 se redujo casi un 64% a fines de 2002. Una de las principales secuelas que dejó la crisis de 2001 fue el aumento de la inequidad en la distribución de la riqueza en comparación con los demás países de América Latina. A nivel nacional la pobreza alcanzó al 57,5% de la población, la indigencia al 27,5% y la desocupación al 21,5%, todos niveles récord para el país.
En la crisis, ante la iliquidez del gobierno central debido a los principios de la convertibilidad, varias provincias emitieron bonos que circulaban como monedas paralelas o “cuasimonedas”, con nombres como el “LECOP” en el ámbito nacional, el “patacón” en la provincia de Buenos Aires y el “quebracho” en el Chaco, entre otras.94​ Esos instrumentos se utilizaron en reemplazo de la moneda de curso legal. Si bien inicialmente su valor real era igual al valor nominal, pronto se vieron depreciados, lo que provocó pérdidas importantes en la capacidad de compra de miles de empleados públicos de distintas provincias, que cobraban sus haberes con estos bonos.
Pero, como decía Rodolfo Walsh en su Carta a la Junta Militar,
"Lo que ustedes llaman aciertos son errores", y esos errores se pagan, llegó "la crisis (que) causó dos muertes" y el tiempo de hacer balances:
"El año en que vivimos a los tumbos
Hubo 4 ministros y varios cambios de reglas. La actividad económica fue siempre para atrás. Crecieron la deuda, el desempleo, el déficit y la fuga de capitales. Y al final, default y corralito.
No faltó nada: "blindaje", trunco ajustazo fiscal, canje y "megacanje" de la deuda, Ley de Competitividad, "factor empalme", Déficit 0. Al cabo, parches para una de las peores crisis de la historia nacional. Y el año termina con un cepo a los ahorros de la gente y un intríngulis sobre qué política monetaria se adoptará. (3)
Esa mirada hacía atrás, nos permite verque las palabras déficit cero, inflación, costo laboral, baja productividad, y las recetas aplicadas y los resultados se parecen bastante a lo que se hace actualmente...  ¿esperamos resultados diferentes..?
(1) J. J. Llach ("Otro siglo, otra Argentina. Una estrategia para el desarrollo económico y social nacida de la convertibilidad y de su historia", Ariel, 1997, p 28(2) La Nación; 24/01/98  (3) Clarín, 31/12/2001)

viernes, 23 de marzo de 2018

LA RIQUEZA Y LOS RECURSOS: el Tío Patilludo

Macri, el 21/03/18 recibió en la residencia de Olivos a los integrantes del programa ‘El diario de Mariana’, que conduce por El Trece Mariana Fabbiani. En la entrevista, dejó de lado la responsabilidad del Estado a la hora de contribuir a que se logren mejores condiciones de vida en la sociedad, y exteriorizó una especie de defensa corporativa al sector al que pertenece, al sostener que “los gobiernos no generan riqueza”, sino que “los que generan riqueza, son los empresarios”.
Como al "Tío Patilludo", sólo le interesa el dinero, no sabe ver otra cosa...
 

Que es la Riqueza?
Todos los recursos son objetos, pero no todos los objetos son recursos. Las casas en ruinas y la chatarra son objetos, pero no son recursos. En cambio las casas nuevas en lugares en que se necesitan viviendas y haya quienes estén dispuestos a pagar por ellas,  sí son recursos y también son necesariamente objetos. ¿De que depende que cualquier objeto sea un recurso o riqueza?

Que son los Recursos?
Recursos son los distintos medios o ayuda que se utiliza para conseguir un fin o satisfacer una necesidad. También, se puede entender como un conjunto de elementos disponibles para resolver una necesidad o llevar a cabo una empresa como: naturales, humanos, forestales, entre otros.  El término recurso es de origen latín “recursus”, acción de recurrir, bienes o medios de que dispone alguien para realizar algo.
Las empresas producen bienes y servicios que ofertan en el mercado y son adquiridos por los consumidores finales o por otras empresas. Sin embargo para producir dichos bienes necesitan recursos productivos, los denominados factores de producción. Combinando estos factores productivos, con una determinada tecnología, obtienen el producto final que posteriormente intercambian en el mercado. Estos recursos productivos son adquiridos por las empresas en los denominados mercados de factores, cuya principal característica es que su demanda es derivada. Esto significa que la demanda de los recursos de producción por parte de las empresas depende de la decisión de las mismas de ofertar el bien que va a producir con dichos recursos en otro mercado (que puede ser de bienes si se destina al consumo final o de nuevo de factores si va a ser empleado para producir otro bien o servicio).

Existen multitud de recursos productivos. Las empresas en función de la tecnología de la que dispongan y del bien que deseen producir, emplearán unos recursos productivos u otros. 

Podemos tener recursos naturales, pero si no se cuenta con los recursos materiales o humanos para "ponerlos es valor", son nada más que objetos...
Por lo tanto, es necesario tener esos recursos: las instalaciones, máquinas, y el Estado puede ayudar por medio de créditos, financiación, beneficios impositivos, etc., y también, aportar la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías, la capacitación de personal que pueda utilizarlas.
Tenemos máquinas e instalaciones, personal altamente capacitado, el Estado, a través de las Universidades, el Conicet, investiga y desarrolla
la creación y el cuidado de potenciales de prestaciones tecnológicos o bien de competencia central tecnológica que permiten aplicaciones prácticas directas.
Pero, los CEO a cargo de la administración del Estado, en lugar de potenciar los recursos materiales y humanos, trata de destruirlos. Como lo hicieron antes la "revolución fusiladora", Martinez de Hoz, se desmanteló la Fábrica Militar de Aviones, dejamos de producir y exportar aviones, tractores, motos, rastrojeros.
  • Recuperada en parte, la Fábrica militar de Avionnes, estaba dedicada a la construcción de vagones, pero "el Ministerio de Defensa ordenó dar de baja definitivamente el proyecto de fabricación de vagones de carga en la Fábrica Militar de Río Tercero, provincia de Córdoba, dependiente de la Dirección General de Fabricaciones Militares",  para pasar a producir vallas, para proteger al presidente...(1)
  • Tenemos la capacidad de desarrollar satélites de comunicación, pero pone al frente  a Rodrigo de Loredo, que reconoce no tener conocimientos para ello, y frena la construcción del ARSAT 3... (2)
  • El CONICET, que Tiene varios galardonados entre sus investigadores,  reduce la cantidad de ingresos a la carrera de investigador. Habrá 450 vacantes frente a las 650 que hubo en 2017 (3)
 Dependemos....
 Por esas acciones que atentan contra la "puesta en valor" de los recursos, se hacen ciertas sus palabas: Dependemos de que el mundo nos siga acompañando" ...

(1) infocampo.com.ar; 31/03/17
(2) eleconomista.com.ar; 24/07/17
(3) lavoz.com.ar, 22/03/18

domingo, 18 de marzo de 2018

EL EFECTO MANDELA

Para comprender este extraño efecto tenemos que conocer sus orígenes. En el año 2013, el ex-presidente de Sudáfrica, Nelson Mandela, murió por complicaciones en los pulmones, una noticia que conmocionó al mundo. Pero sucedió algo muy extraño tras este hecho; Fiona Broome (1), una bloguera muy conocida, escribió estar muy sorprendida de esto, pues recordaba que Mandela había muerto en la cárcel años atrás, e incluso expuso detalles que ella vio en la ceremonia funeraria, como el de la viuda llorando y los disturbios callejeros. Lo más importante, ¡aseguraba que lo había visto en la televisión con sus propios ojos!
Esto hizo que miles de personas empezaran a reportar la misma historia de Broome, además comenzaron a descubrirse nuevos casos de diferentes series y películas. Esto se bautizó como “El Efecto Mandela”.



Algunas de las explicaciones de índole psicológica podrían ser:
  • Efecto arrastre. Este tipo de efecto está relacionado con la validación social. Se produce cuando nos creemos algo porque otras personas de nuestro entorno también lo hacen.
  • Sesgo de confirmación. Cuando damos prioridad a la información que confima nuestras creencias iniciales.
  • Criptomnesia. El cerebro coloca datos imaginados en lugares de la memoria con contenidos reales.

Ahora veamos que pasa en el imaginario colectivo argentino, luego de tanto bombardeo mediático.
- En tiempos de la dictadura genocida..
- Se atribuía a los Montoneros el secuestro delas monjasAlice Dumont y Leoni Dusquet (2)
- No había desaparecidos, era una Campaña Antiargentina.
- Se hablaba de caídos en enfrentamientos, cuando realmente eran secuestrados y torturados.
- Jorge Lanata denunció en su programa Periodismo para todos de este domingo que el vicepresidente argentino Amado Boudou viajó a Carmelo el pasado viernes sin pasar por migraciones "con dos bolsos".“Le quiero pedir algo a la Justicia que está investigando a Boudou: por favor, pregunten el viernes pasado, entre las 11 y las 14 (horas), a dónde fue Amado. Porque nosotros sabemos que fue a Carmelo, Uruguay, en un vuelo privado que salió desde San Fernando y que no pasó por migraciones, ni acá, ni en Uruguay”, dijo Lanata.
- Un fiscal realiza a pedido de la TV una maratón de excavaciones en el sur, día y noche, con el simple resultado de mover tierra, pese a que en cada declaración era inminente que encontrase los tres PBI robados.
Para aquel que solo se guía por lo que dicen ciertos medios,, hoy le preguntas por el resultado y te dirá convencido que ahí encontraron la plata escondida que tenía Cristina.
- Como también situaron a funcionarios kirchneristas contando dinero en el video de la financiera llamada (por los medios) La Rosadita.
-El oro en el mausoleo de Néstor, las fotos de Máximo jugando a la Playstation, Cristina depositando valijas en Seychelles, TODO para ellos sucedió y en su memoria quedó registrado.
- La cuenta bancaria de Nílda Garré y Máximo en un banco inexesistente..
- La tragedia de Once culpa de los frenos que no funcionaban.
- La secretaria de Néstor Kirchner y bolsos con dinero.
- La pericia de Bonadio sobre el gas para juzgar a De Vido era trucha y copiada de Wikipedia.

Y entonces cuando se presentan los datos de la realidad, ante la duda, la respuesta es propia de los afectados por el efecto Mandela  ¿A mí me lo vas a decir? Si el Indec mentía



(1) http://fionabroome.com/welcome-back
(2) Clarín; 18/12/77

jueves, 15 de marzo de 2018

EL ESTADO EN UNA PLANILLA EXCEL

Dice “Pechi” Quiroga que Radio y Televisión de Neuquén “es un gasto”
El intendente de Neuquén, afirmó que el medio de comunicación estatal es parte del déficit provincial.
“Creo que tenemos que achicar costos en todos lados. Y el Estado tiene que achicar costos, incluida las empresas de información que tiene el Estado que tiene un costo bastante elevado. Por ejemplo RTN”, afirmó Quiroga.
El jefe comunal argumentó que la provincia tiene “costos altos” y debe “andar pidiendo plata para autofinanciarse”. Al especificar el caso de RTN, el líder de Cambiemos detalló que “en realidad no tiene ingresos. Por lo tanto es todo egresos. Dentro de esos egresos no tengo ninguna duda que forma parte del déficit que tiene la provincia”. (Diario Río Negro; 13/03/18)
Es para preguntarse, la sede del Museo Nacional de Bellas Artes en Neuquén, ¿tiene ingresos, no genera déficit..?
Además del costo de la construcción, de su mantenimiento, del personal, seguros y todo lo que demanda, ¿cuanto significa de "costos" para la ciudad..? 
 En el discurso por los 10 años del MNBA, Quiroga sostuvo que “en una de las peores pos crisis de la Argentina salimos a buscar los recursos para construirlo, si bien no puede cuantificarse en términos económicos, tiene un contenido maravilloso porque los neuquinos trascendimos al mundo por medio del Museo y esto me parece que habla bien de nosotros, pues de la mano de la cultura vamos mejorando nuestras condiciones sociales”.
Por lo visto, para algunas obras, -las propias- se tienen en cuenta otros aspectos, además de los económicos.

Hanna Arendt, llamó "la banalidad del mal" el hecho de que cualquier burócrata podía llevar, durante la Segunda Guerra Mundial, planillas con números que controlaban y tornaban más eficientes los planes de exterminio, racionalizaban recursos, decidían la forma de la muerte a partir de una medición de costos materiales y efectos búscanos. No hay en el que actúa necesariamente deseo de destrucción, agresividad, sadismo, crueldad, como formas subjetivas del placer. Simplemente hay una falla en la capacidad de reconocer la significación de la acción -no su sentido-, reconocer el hecho de que se están destruyendo seres humanos en toda la dimensión moral que esto tiene, de darse cuenta de que aquello que se destruye, se gasea, se quema, se aniquila, es "alguien", no simplemente un número en una planilla, una cualidad de lo prescindible o lo desechable.
Para ello hay que tener en cuenta que hay no sólo diferencia de matices en los diversos modos de producir dolor a otro ser humano, sino diferentes formas de relación con el mundo, de emplazarse en el mundo, sin aludir a cualidades ideológicas o políticas sino a formas de funcionamiento de la subjetividad. Mientras que la agresividad es la respuesta con la cual el yo se enfrenta a la resistencia que opone al yo del otro para el ejercicio de la voluntad propia, e implica por ello el reconocimiento de ese otro como par, como idéntico, como semejante, incluso en la voluntad de aniquilarlo como obstáculo.
Hoy nuestras clases dirigentes deciden si le quitan los antibióticos a una maestra o la medicación antihipertensiva a un jubilado, la educación a quienes viven el parajes alejados de los centros urbanos, a los que quieren terminar un secundario, obligan a las empresas a "reconvertirse", mientras se importan los productos que ellas fabrican, y la llamada reingeniería empresarial obliga a sus próximas víctimas a un diseño cuidadoso de la cuota diaria que deben entregar quienes aún deciden sobre los otros, sabiendo que ese lugar puede alternarse y en cualquier momento se producirá respecto a ellos mismos la expulsión definitiva de la vida.
 De eso se trata con la desaparición de las funciones mínimas del Estado, porque como decía un cartel de los piqueteros allá por el 2000: "Tenemos tres problemas: no tenemos trabajo, no nos jubilan, no nos morimos...", en un país en el cual la desocupación no sólo arrastra la lesión moral de no sentirse necesitado por nadie, de ser sobrante inútil de la masa humana que construye riquezas, sino que implica una agonía deteriorante y paulatina para quien se ve sometido a ello dado que la orfandad a la cual el Estado lo condena se extiende a su mundo entorno, a todo lo que ama.
No solo ven una "planilla excel"..nos dicen "si todos gastamos, es justo que todos paguemos", como se escucha decir a algunos sin ruborizarse, y como "se acabó la fiesta , no parece necesario aclarar quiénes fueron los que toman y bailan y quiénes los que deben limpiar y estacionar los coches, ya que estamos obligados a hacernos cargo del gasto.

domingo, 4 de marzo de 2018

CANTICOS, REMERAS, MALAS PALABRAS.

Hablar bien, no cuesta un carajo..

Un estadio de fútbol colmado, jugadores –a veces- desplegando sus habilidades y como telón de fondo los cánticos que evocan “a la madre del árbitro…”; Un automovilista un tanto distraído y un peatón a punto de ser atropellado que alude “a la cornamenta” y no precisamente de un animal; el repositor del supermercado que ve desmoronarse la torre de latas por el descuido de un consumidor hace que rememore “el tamaño de los genitales…”. Las “malas palabras” y los insultos están presentes en la vida cotidiana, en una de sus últimas conferencias magistrales “el Negro” Roberto Fontanarrosa iniciaba su ponencia interrogando: “¿Por qué son malas las palabras? ¿Les pegan a las otras? ¿Son malas porque son de mala calidad?”

 John L. Austin, británico, filósofo del lenguaje señalaba en su obra “Cómo hacer cosas con palabras” que hablar es mucho más que decir, pues en el habla se interroga, se informa, se promete y, entre otras, se vilipendia.
Las groserías o insultos cumplen una función dentro de la comunicación y, quien experimenta bronca, impotencia, disgusto, dolor, asimismo alegría, emplea de manera sutil o solapada, enfatizadas con el tono de voz o “casi entre dientes”, vocablos o groserías para lastimar a otros y también a ciertos objetos ¿qué mujer no le destina epítetos a la plancha y a las camisas del marido? Evidentemente por su carga semántica única “las palabrotas” cumplen una función casi irremplazable, pues tienen un rol catártico obrando cual “válvula de escape” permitiendo la descarga de una tensión.Dice Ivonne Bordelois en "El país que nos habla":

"Patente es para todos nosotros la universalidad indetenible de nuestro boludo, en mi opinión un grave síntoma de despersonalización entre nuestros adolescentes, que ya no se llaman ni se atreven a llamarse Manuel, Efraín o Paco ni tampoco María, Esther o Ramom. sino simplemente boludos (..) Algunos dirán que ha caído con ellos una barrera de censura que mortificaba la autoestima de nuestros congéneres, mientras que el boludo —en nuestros días, declinado a veces afectuosamente como bolú— ha ido perdiendo, de hecho, sus aristas injuriosas, para convertirse en un simple vocativo casi amistoso."
Y como ese término, otros lo han ido perdiendo, ¿no hemos escuchado a veces "¡¡que hijo de puta!!" para felicitar a alguien por un logro..?
No siempre las "malas palabras" ofenden, insultan, dependen del contextos, las maneras en que se las pronuncian....
Y otras veces, palabras que no son consideradas malas, t
ienen connotaciones que evocan imágenes de discriminación y racismo.
  • Ernesto Sanz, dijo que la asignación universal por hijo "se está yendo por la canaleta de la droga y el juego" y agregó "..los planes de cooperativas para lo único que sirven 
Recibir una Asignación Universal por Hijo, sinónimo de jugador, drogadícto..
  • Prat-Gay dijo: "..cada 10 años nos dejamos cooptar por un caudillo que viene del norte, del sur, no importa de dónde viene, pero de provincias de muy pocos habitantes, con un curriculum prácticamente desconocido. No vaya a ser que en 2020 estemos hablando fulano de tal, que vino, no sé , de Santiago del Estero, que no lo conocíamos, apareció de la nada y resulta que se quedó con todo el poder". Dijo tambien: ."No vamos a dejar la grasa militante, vamos a contratar gente idónea y eliminar ñoquis"
 ¿No estaba discriminando, ofendiendo a provincianos, a los que no tienen -como él- un curriculum "destacado", a los empleados públicos..?
  • Miguel Del Sel, criticó la AUH al decir que "¿vos qué preferís, que una piba ignorante, que vive en la miseria, en un rancho de adobe en el norte de Santa Fe, se embarace para cobrar una platita todos los meses?"
Recibir una AUH, además de jugador, drogadícto..hace que una "pibita" se quiera embarazar..

Ninguna de las que se consideran "malas palabras", pero
más negativas e insultantes que llamar "boludo" a otro..

Nadie se escandalizó... no hubo quien se levantase en defensa de los ofendidos gratuitamente, al contrario, justificaban que se despidiese a empleados públicos por "ñoquis..militantes"...aunque luego se demostró que ocuparon esos lugares y agregaron más pero de la "tropa propia", familiares, amistades...
Y la AUH ahora es mostrada como la preocupación del gobierno por los que menos tienen, nadie ve nada censurable.

Pero les molesta que alguien use una remera con unas letras, y si bien todos sabemos que quieren decir -no somos boludos- tambien quedan libradas a la interpretación que se les quiera dar..