lunes, 30 de julio de 2018

DE LA MOTO PUMA AL ARSAT


Un poco de historia


FÁBRICA MILITAR DE AVIONES
Durante décadas, Radicales y Peronistas discutían y se atribuían la creación de la Fábrica de Aviones y la importancia que tuvo para la industria en nuestra Córdoba.
Fue fundada por un gobierno radical, el de Marcelo T. de Alvear en 1927.
Desarrollada y llevada a su esplendor por el gobierno de Juan Perón y la excelente gestión del Mayor Brigadier San Martin, luego electo Gobernador, piloteó la industrialización de la Provincia.
El debate acerca de la fábrica era sobre el trabajo y la producción, pero básicamente en torno a la soberanía nacional, a la importancia de sostener empresas estratégicas para romper la dependencia, y se citaba a Mosconi y a Sabio y en definitiva a lo que de una manera u otra habían realizado los gobiernos de Yrigoyen y Perón.
La Fábrica de Aviones se transformó en el primer gran conglomerado industrial y ahí se fabricaron el Pulqui, la moto Puma, el tractor Pampa, el Rastrojero, entre otros emblemas de la producción y el progreso nacional.
Fue la base sobre la que se forjó la industria metalúrgica y automotriz de Córdoba, en donde se formaron innumerable cantidad de obreros especializados, técnicos e ingenieros, y también de la enorme cantidad de pymes autopartistas de Córdoba.

PULQUI
La concreción más espectacular de este equipo, que incorporaba a los técnicos y obreros argentinos, fue sin duda el caza a reacción con alas en flecha IAe-33 Pulqui II, que colocó a la Argentina en una vanguardia tecnológica que entonces sólo poseían los EE.UU., la URSS y Suecia, aventajando a países como Inglaterra y Francia.

Luego, el gobierno de la Revolución Fusiladora desmiembra la IAME reemplazándola por la DINFIA de aeronáutica por un lado, y a la FMA dedicada exclusivamente a la fabricación de motores para vehículos terrestres por las Industrias Mecánicas del Estado (IME), clausurada en 1979 por el entonces ministro de economía Martínez de Hoz.

No por casualidad fue la dictadura cívico militar impuesta por el golpe de 1976 y formada en la Doctrina de la Seguridad Nacional, la que inició la destrucción del complejo industrial que se había construido durante medio siglo, y que a ese momento ocupaba 10.000 obreros (más el empleo de las autopartistas).
Menem, en su conversión al neoliberalismo, liquidó lo que en ese momento se llamaba Fábrica Militar de Aviones, dejando en la calle más de tres mil trabajadores y entregando a la norteamericana Lockheed Martin Aircraft lo que quedaba de la fábrica y abandonando el proyecto de desarrollo de la industria aeronáutica nacional.
En ese momento, el argumento neoliberal era que había que ajustar la planta de personal sobredimensionada y buscar inversiones extranjeras que incorporaran nuevas tecnologías.
Quienes se suponía que venían a invertir y desarrollar tecnológicamente, en una década y media fundieron a la empresa, no incorporaron nada nuevo, generaron más desocupación y la dejaron en quiebra.

PROYECTO CÓNDOR
Los cohetes Cóndor y Cóndor II fueron dos desarrollos llevados a cabo por la Fuerza Aérea Argentina entre 1979 y 1990. Entre comienzos de los años 60 y fines de los 80   se alcanzó un importante avance en cohetería, lo cual convirtió al país en el único de América Latina con un desarrollo propio y sostenido en ese campo. Durante  los  últimos años del gobierno militar y los primeros del gobierno de Raúl Alfonsín se realizó una importante inversión en infraestructura y equipamiento, que incluyó la capacitación de cientos de especialistas en un campo de alto nivel tecnológico y permitió a  la  Argentina dominar el ciclo de  producción de combustibles sólidos de  alto rendimiento para cohetes, así como obtener un conocimiento en el desarrollo de toberas de materiales compuestos, aerodinámica hipersónica, guiado y control,  etc. Estas tecnologías, llamadas de fines duales, permiten tanto el desarrollo de misiles   con fines militares, como de lanzadores satelitales (cohetes espaciales).  A principios de los años 90 el gobierno de Carlos Menem decidió la cancelación del proyecto y la dispersión de los científicos afectados al mismo debido a presiones internacionales y a la política de “alineación automática” con los Estados Unidos.

 
El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner tuvo que hacerse cargo de la situación, recuperar la empresa para el Estado Nacional e iniciar un camino de reconstrucción de la misma. Se volvió a poner en agenda la necesidad de construir un proyecto de industria aeronáutica nacional, y a dar los primeros pasos en ese sentido.

CONAE
La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) es el organismo del Estado Nacional con capacidad para actuar pública y privadamente en los órdenes científico, técnico, industrial, comercial, administrativo y financiero, así como competencia para proponer las políticas para la promoción y ejecución de las actividades en el área espacial con fines pacíficos en todo el ámbito de la República Argentina.

"Su misión es contribuir, a través del conocimiento derivado de las acciones científico-tecnológicas espaciales a :

  •     Disponer de información de origen espacial y sus aplicaciones, sobre nuestro territorio continental y marítimo, a fin de mejorar la calidad de vida de la población
  •     Dar información adecuada y oportuna a los sectores económicos y productivos del país, para incrementar su productividad y competitividad a nivel nacional e internacional.
  •     Impulsar el desarrollo de la industria nacional, promoviendo el crecimiento y la creación de nuevas empresas creadoras de tecnologías innovativas, ampliando su ámbito de participación a nivel internacional con el aporte de alto valor agregado en su cadena productiva.
  •     Participar en el ámbito internacional en la exploración y utilización pacífica del espacio ultraterrestre.
  • Aportar al ámbito científico-tecnológico nacional, tanto conocimientos de avanzada como nuevas oportunidades de educación y trabajo.

 Con este objetivo, la CONAE como agencia especializada debe proponer y ejecutar un Plan Espacial Nacional, considerado Política de Estado, a fin de utilizar y aprovechar la ciencia y la tecnología espacial con fines pacíficos y aportar información al Estado Nacional para colaborar en una eficaz gestión de gobierno. (Ver página)
  INVAP
Es una empresa dedicada al diseño y construcción de sistemas tecnológicos complejos, con una trayectoria de cuarenta años en el mercado nacional y treinta en la escena internacional. Su misión es el desarrollo de tecnología de avanzada en diferentes campos de la industria, la ciencia y la investigación aplicada, creando “paquetes tecnológicos” de alto valor agregado tanto para satisfacer necesidades nacionales como para insertarse en mercados externos a través de la exportación.

"Con experiencia en la gestación, implementación y administración de proyectos multidisciplinarios de alta complejidad, INVAP es capaz de generar productos y servicios de acuerdo con los requerimientos del cliente, satisfaciendo todas las etapas de un proyecto: desde el asesoramiento previo hasta la entrega de plantas llave en mano.
En el ámbito local, INVAP mantiene una estrecha relación con la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), entidades con las que ha llevado a término proyectos de gran envergadura. A nivel internacional, la empresa se relaciona con numerosas organizaciones, entre las que se destacan la agencia espacial norteamericana NASA, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), la Organización Australiana de Ciencia y Tecnología Nuclear (ANSTO), la Autoridad de Energía Atómica de Egipto (AEA), la Comisión Nacional de Energía Nuclear (CNEN) y la Fundación Pallas de Holanda" ( Ver página)

ARSAT-1, el primer satélite de telecomunicaciones argentino
 
"Argentina, primer país latinoamericano con satélite propio
El lanzamiento se ha producido desde la base Kourou, en la Guayana Francesa
Argentina ha lanzado este jueves al espacio el primer satélite de comunicaciones de Latinoamérica, ArSat-1, que servirá para dar servicios de televisión, telefonía, transmisión de datos e internet al país y a Chile, Uruguay, Paraguay, más la Antártida.
El proyecto es totalmente nacional, costó siete años de trabajos, y requirió al Gobierno de la Presidenta Cristina Fernández una inversión de 212 millones de euros. Con este emprendimiento Argentina no ha perdido la posición orbital 81, que le asignó la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), a la que también aspiraba el Reino Unido, primero en la lista de espera.
Y se ha convertido en el octavo país del mundo en dominar este tipo de tecnología, detrás de los Estados Unidos, Rusia, China, Japón, Israel, India y la Unión Europea, varios de cuyos países trabajaron en conjunto.
La UIT destacó el desarrollo de la industria espacial argentina con la fabricación del primer satélite geoestacionario y sostuvo que Argentina "se establece como un ejemplo para los países en desarrollo en todo el mundo".
"La UIT apoya fervientemente la labor de los estados miembro en el desarrollo de las telecomunicaciones y satélites, en este caso particular el hecho de que Argentina va a lanzar y operar un satélite geoestacionario diseñado y fabricado en el país", sostuvo la entidad internacional."  El Mundo, de España
Despues fue el Arsat 2...
...Y CAMBIAMOS FUTURO POR PASADO..
El gobierno de Macri, en sus años de gobierno, sólo habló de ajuste, despidos, cierre de programas y reducción de presupuestos.
Como en la Fusiladora, "pasar el invierno", despues fue "ajustarse el cinturón", "achicar el Estado para agrandar la Nación"...mientras destruían empresas que ponían al país entre los más avanzados...dejaban a miles de trabajadores sin empleo, a familias sin sustento.
En la misma línea de la Revolución Fusiladora, la Dictadura Genocida y de Menem en los ’90, vuelven a demoler un ícono del progreso, que fue vital en su desarrollo del siglo XX y que así debería ser pensado en nuestro siglo. En este gobierno conservador, son los Ministros de Defensa pertenecientes a la UCR (Martínez y Aguad) quienes encarnan el neoliberalismo con sus prejuicios ideológicos y llevan adelante este nuevo desguace.
Lamentablemente, hay que agregarle algo que tambien han realizados las dictaduras, el neoliberalismo: menos educación, menos salud, menos empleo, menos producción...

No hay comentarios:

Publicar un comentario