miércoles, 29 de agosto de 2018

QUILOMBO, ¿DESASTRE O ESPACIO DE LIBERTAD?

¿Que quiere decir Prat Gay con "Para ordenar esta economía, que es un quilombo, necesitás un ministro de Economía"?
Cabe mencionar que el uso de la palabra quilombo con el sentido recién expuesto por el ex ministro, se considera vulgar; en un contexto formal, se aconseja el uso de términos tales como desastre, ruido, problema, etcétera, dependiendo del significado que se desee transmitir.

Quilombo procede de kilombo, un término de la lengua kimbundu que se habla en Angola. En la época colonial de América Latina, el concepto se empleaba para nombrar al sitio donde se reunían los esclavos de raza negra.
Un ejemplo de este tipo de quilombo fue el Quilombo dos Palmares, ubicado en Brasil.
En los quilombos, los ex esclavos se organizaban de manera comunitaria, contando con terrenos para cultivar y fuentes de agua.
Además de la libertad, el quilombo les devolvía a los ex esclavos la oportunidad de organizarse y de luchar. Gracias a contar con un líder, eran capaces de hacer frente a los mercenarios y a los milicianos que contrataban los dueños de las tierras, pero también a las tropas, ya que contaban con sus propias armas.
 

En una entrevista, Eduardo Galeano -‘Quilombos, santuarios de libertad’- dice:
"..Y fijate vos lo que son las cosas, cómo el racismo se perpetua con el lenguaje, porque quilombo en el lenguaje rioplatense, común en Argentina, Uruguay, sur de Brasil, Paraguay, significa, relajo, caos, desorden, burdel, o sea casa de putas. En esa doble significación, significa casa de putas o relajo, una cosa incomprensible, un lío tremendo, un caos. Caos o puterío es un quilombo. Y quilombo originalmente es de origen africano y sirvió para nombrar los santuarios de libertad de los esclavos en América. 
-Esa es la característica del lenguaje hoy.
-El lenguaje está enfermo siempre de las taras de la sociedad que lo genera. Yo te hablo de una palabra que nace de la más hermosa manera definiendo un espacio de libertad, resulta transfigurada por el lenguaje en sociedades racistas que desprecian a los negros para convertir esa palabra, que es un símbolo de libertad, en un símbolo de caos y de puterio. Y ese es una de las cosas del lenguaje mas reveladoras que conozco, mas significativa.
(Fuente)

Prat Gay agrega: "Si el Gobierno no entendió que en el mejor de los casos el programa del Fondo es de emergencia, y que a eso le tenés que agregar un programa de desarrollo, estamos en problemas."
Y si el gobierno no entiende que este "
desastre, ruido, problema", está en problemas,  está provocando que ese pueblo al que quiere transformar en una nueva especie de esclavos,se reuna, se organice, y  luche, como hacían los esclavos de antaño, "para hacer frente a los mercenarios y a los milicianos"... como dice Galeano en otra parte de su entrevista: 
"Con esta porfiada dignidad que sobrevivió a lo que parecía que era una aplanadora irresistible, que se manifestó en un movimiento como estos de los quilombos y en una innumerable cantidad de insurrecciones que hubo en las plantaciones, muchísimas".



lunes, 20 de agosto de 2018

LA BATALLA NAVAL. JUEGAN MACRI Y LANATA


Mauricio Macri despidió a la Fragata Libertad el 19 de abril de 2016 diciendo: "Pueden zarpar tranquilos porque no la van a volver a embargar"
Él, como toda la oposición, criticaba al gobierno por la retención en Ghana, por un embargo trabado por uno de los fondos buitre en 2012.


La Fragata ARA Libertad fue botada el 30 de mayo de 1956 y se incorpora a la Armada Argentina el 28 de mayo de 1963. Nació con el fin de reemplazar al buque escuela Fragata Sarmiento, el cual durante 40 años recorrió el mundo formando con el viaje de instrucción a los cadetes de la Escuela Naval Militar. Ha obteniendo el récord mundial de velocidad durante el cruce a vela del Atlántico Norte, en 1966, recorriendo una distancia de 2.058,6 millas náuticas en 8 días y 12 horas, entre Cabo Race (Canadá) y la línea imaginaria entre Dublín y Liverpool.
La Fragata ARA Libertad es la construcción número 3 del Astillero Río Santiago, que la incluye en sus “Obras emblemáticas”, es orgullo de la industria naval nacional y continuadora de una labor destacada, simbólica y estratégica  para la Armada Argentina como lo es la formación profesional de guardiamarinas, contribuyendo de esta manera al incremento de sus conocimientos marítimos y su integración a la vida en el mar.

Astillero Río Santiago
El Astillero Río Santiago es un astillero argentino ubicado en la ciudad de Ensenada, Provincia de Buenos Aires, a orillas del río homónimo. Fundado en 1953, durante la presidencia de Juan Domingo Perón ha realizado diversos trabajos en el sector naviero, industrial y ferroviario. Es uno de los astilleros de mayor actividad e importancia de Latinoamérica. En su época de esplendor, durante la década del 50, el astillero llegó a tener 8.000 trabajadores en doble turno. En 2008 contaba con 2.700 trabajadores.
Tuvo un crecimiento sostenido durante los primeros años. Ya en 1953 diseña barcos de más de 1.000 TRB, por primera vez en la historia, llegando a ser el astillero más moderno de Iberoamérica. Tras el derrocamiento de 1955, sus actividades merman. En 1969 modifica su forma societaria, y pasa a ser una Sociedad Anónima del Estado. Entre 1970 y 1976, el Astillero Río Santiago contrató e inició la construcción de 5 buques cargueros de 9.000 toneladas de porte bruto (tpb) encargados por ELMA, 2 buques petroleros de 60.000 toneladas de porte bruto cada uno para YPF, 2 graneleros de 23.700 toneladas de porte bruto (tpb) y 4 cargueros de 14.450 (tpb), también para ELMA.

Esta fábrica, la más grande de América Latina, sufrió una de sus peores crisis cuando en los '90 estuvo a punto de ser privatizada, terminando finalmente en la esfera de la provincia de Buenos Aires. En 2003 estuvo a punto de cerrar. Sin embargo, en julio de 2004, gracias a la gestión del entonces presidente Néstor Kirchner y su par de Venezuela, Hugo Chávez, se firmó un acta compromiso para reflotar el astillero y en 2005 fue firmado el contrato que estableció la construcción de dos buques de 47 mil toneladas cada uno. El contrato inicial fue de un monto de 112 millones de dólares y el primer bloque se montó en la Grada 1 del ARS, el 18 de enero de 2008. Gracias a los contratos firmados con Venezuela para la construcción de buques petroleros, el astillero pudo ser reactivado, lo implicó la incorporación inmediata de 250 nuevos operarios (entre soldadores y caldereros).En 2014 se informó que en dos años la empresa estatal firmó 22 contratos para embarcaciones nuevas y renegoció los términos del contrato firmado con PDVSA para incorporar nuevos buques, llegando así a la cifra récord de 23 contratos suscriptos que aseguran trabajo para el Astillero por los próximos 12 años. (1)
En la actualidad el Astillero abrió su propio jardín de infantes llamado Matilde Itzigsohn, delegada gremial peronista de ese organismo naval, quien desapareció durante la última dictadura militar. (2)
A 2015 los compromisos asumidos por el astillero abarcan la construcción de seis bulk carrier de 40.000 toneladas para la empresa nacional Abadía del Mar, y la botadura del Juana Azurduy. (3)
En 2015 el astillero terminó el buque argentino de doble casco más grande de los últimos 30 años, El Eva Perón y el Juana Azurduy se convirtieron en los buques de doble casco más grandes construidos en la Argentina en 30 años, con capacidad de hasta 47.000 toneladas de porte bruto, que se sumarán a la flota de la petrolera venezolana. La gestión para construir estos buques comenzó en julio de 2004, cuando el por entonces presidente Néstor Kirchner y su par de Venezuela, Hugo Chávez, firmaron un acta de compromiso 
 (Para mayor información, visitar http://www.astillero.gba.gov.ar/paginas/arshistoria.html)

Soberanía, desarrollo industrial, independencia, miles de puestos laborales...

Y ahora, ¿que dice Macri..?

“Habría que dinamitar el Astillero Río Santiago” dijo Macri y los trabajadores tomaron el edificio.
El presidente lo dijo en el encuentro que mantuvo en Mar del Plata con la “Mesa de la Pesca” con empresarios, funcionarios y representantes de los sindicatos.
Mauricio Macri se reunió con familiares de los tripulantes de los buques pesqueros San Antonio, Repunte y Rigel en Mar del Plata, donde no se pudo esquivar a las controversias.
Luego de que le preguntaran al presidente los motivos de por qué el país compraba embarcaciones en el exterior, en lugar de fabricarlos en el Astillero de Ensenada, el presidente se hizo eco de las palabras del empresario naviero Vito Contessi, quien le había sugerido que “al Astillero habría que dinamitarlo”.
(filo.news; 17/07/2018)

Una semana después del comentario del Presidente, el periodista Jorge Lanata realizó un informe en su programa de televisión de Canal 13 en donde sostuvo, entre otras cosas, que hace más de treinta años que el Astillero no construye barcos. Los trabajadores pusieron el grito en el cielo y salieron con una fuerte campaña de visibilización de su trabajo. 
Lo entendieron como parte de una operación de deslegitimación de su lugar de trabajo.
Que es lo que entendemos todos, vistas las políticas llevadas a cabo por el gobierno, que escucha solamente a los empresarios, no le importa la soberanía, el desarrollo industrial, la independencia, ni miles de puestos laborales... y los que con sólo buscar información, se encuentran datos que demuestra que LaRata no "chequéa y recontrachequéa", o miente descaradamente...

(1) http://economia.terra.com.ar/astillero-rio-santiago-con-trabajo-garantizado-hasta-2025,28471249fe725410VgnCLD2000000dc6eb0aRCRD.html
(2)
http://memoria.telam.com.ar/noticia/rio-santiago--homenaje-a-militante-gremial-desaparecida_n5196
(3)http://www.cronista.com/transportycargo/El-astillero-Rio-Santiago-crece-con-las-grandes-construcciones-20150311-0012.html


 

sábado, 18 de agosto de 2018

GATIC/ADIDAS: LA HISTORIA SE REPITE

 LAS MISMAS RECETAS, LOS MISMOS RESULTADOS


La empresa Extreme Gear, licenciataria Adidas, cerró la planta de producción de zapatillas que operaba en la localidad de Transradio, en el partido bonaerense de Esteban Echeverría, y despidió a 35 trabajadores.
La compañía había despedido a 112 operarios en septiembre de 2017 argumentando que el ingreso de calzados de origen chino había golpeado con dureza al mercado interno y, tras nueve meses de intentar sobreponerse, decidió cerrar.
A la caída de la demanda y la competencia de los productos asiáticos a precios más bajos, a la compañía se le sumó la suba de los costos operativos producto del ajuste de las tarifas de electricidad, según dijeron sus directivos a los operarios.
Para muchos, una noticia más de las que nos tiene acostumbrado este gobierno, sobre suspensiones, despidos, cierre de fábricas. Otros, seguramente recordarán que no es la primera vez que Gatic sufre las consecuencias de las recetas económicas del “libre mercado”.

El grupo Gatic: De cinta aisladora a zapatillas
Gatic fue fundada y dirigida durante prácticamente toda su historia por Eduardo Bakchellian, quien provenía de una familia de inmigrantes armenios. La empresa nació en 1953 como una pequeña fábrica de zapatillas con suela de goma, que comenzó funcionando en un pequeño galpón del partido bonaerense de San Martín, donde trabajaban apenas ocho operarios.
 “Mi salida del cascarón fue en el 53. Se me ocurrió que había que fabricar cinta aisladora. La idea también me vino de una contrariedad: como mecánico y electricista cada vez que tenía que usar cinta aisladora era un desastre, me quedaban los dedos llenos de brea. Así sale la idea de la cinta aisladora con Percossi. No teníamos nada, empezamos a investigar cómo se hacía, nos metimos en la fábrica Salasem; digamos, para hacer espionaje. La cosa fue así: la cinta aisladora se hacía con una base de lienzo. Con esa excusa yo les lleve una muestra del lienzo que tejíamos para Sudamtex. Y mientras yo le hacía el verso para venderle el lienzo, Percossi miraba la fábrica de cinta aisladora. Después del espionaje seguimos averiguando la materia prima. Nuestro objetivo era fabricar una cinta aisladora como la gente. Y la vida está urdida de una manera que uno no controla. Por entonces fue que Percossi me comentó que se iba unos días a cazar con sus cuñados y que siempre iba con ellos un italiano que trabajaba en una fábrica de caucho. Nosotros asociábamos: cinta aisladora, goma... El caso es que Percossi vuelve de ese viaje y me dice: “No vamos a hacer cinta aisladora, tenemos que hacer zapatillas”. ¿Por qué? Porque Franco Franzozi, que era ese italiano capataz de la fábrica de elaboración del caucho, le metió en la cabeza que el futuro estaba en la fabricación de zapatillas, que íbamos a hacer capote, que la cuestión era hacer los moldes. Yo me entusiasmé enseguida, porque en mi pasado ya había zapatillas: recordemos que en la década del 30 mi padre se había asociado para hacer la marca Cilicia. Entonces, chau a la cinta aisladora. No hicimos ni un rollito. Pero no soy desagradecido: la cinta aisladora fue un eslabón que me sirvió para llegar a Gatic. Como me sirvieron las máquinas envejecidas del taller de mi viejo…”  (i)
El crecimiento de la empresa durante las siguientes décadas fue posible gracias a tres elementos centrales. En primer lugar, la existencia de un mercado interno en expansión: durante los primeros 20 años de la firma, el país experimentó un importantísimo crecimiento del consumo y de la producción industrial. Por otra parte, las empresas locales se encontraban fuertemente protegidas de las importaciones mediante distintas herramientas arancelarias. En tercer lugar, el éxito de Gatic se debió a que logró convertirse –en gran parte, gracias al punto anterior- en el representante local de algunas de las empresas transnacionales más importantes en la producción de calzado.
El primer gran objetivo de la empresa se obtuvo en 1961, cuando se transformó en licenciataria para Argentina de uno de los principales fabricantes de suelas de goma en Italia: Vibram. Ocho años más tarde, la alemana Adidas le concedió a Gatic la licencia para fabricar en Argentina sus productos, lo que incentivó una notable expansión de la empresa. La entrada de las grandes marcas internacionales, prácticamente dio inicio al mercado del calzado deportivo en el país, que creció notablemente durante la década del setenta.
En pocos años, se produjo un aumento impresionante del consumo de estos productos. Tanto Gatic como su principal competidor (Alpargatas) realizaron importantes campañas de marketing para instalar las marcas. Gatic también promovió la apertura de “Casas de deporte”, que pasan a reemplazar a las “zapatillería” (que hasta ese momento eran las principales canales de distribución del producto).
Gatic se expandió notablemente en las décadas del setenta y ochenta. Pasó de tener doscientos empleados en 1970 a 1.600 en 1983, y a 3.600 en 1986 (Bakchellian, op. cit)
"-¿Cuándo fue el apogeo de Gatic?
-Del 90 al 93. Fue fenomenal. A principios de los 80 y luego en los 90 exportamos calzado Adidas a Alemania, algo impensado, porque no daban abasto y nuestra calidad era tan buena como la de ellos. Aparte de eso tuvimos la marca de natación Arena, Le Coq Sportif, New Balance, LA Gear, Asics, Umbro y Reef. En el año 70, cuando empecé a fabricar Adidas, en el país no había más de veinte casas de deporte. Dejamos Gatic con 2.300 tiendas. Llegamos a facturar 350 millones de dólares por mes y la empresa fue cotizada en 400 millones de dólares...." (ii)
La estrategia del grupo frente a las reformas estructurales
La crisis hiperinflacionaria dejó al grupo en una difícil situación financiera. En ese contexto los directivos de Gatic realizaron diferentes pedidos al flamante presidente con el objetivo de mantener la empresa a flote. Carlos Menem recibió en diversas oportunidades al empresario y gestionó ayuda por parte de los bancos públicos que, gracias a la intervención oficial, realizaron una operación para reestructurar los pasivos de Gatic, que consistió en avalar y absorber Obligaciones Negociables emitidas por la empresa para hacer frente sus compromisos con bancos privados. Tal como destaca el mismo Backchellian (2000), de no haberse concretado este virtual salvataje, los acreedores podrían haberle pedido la quiebra.
En 1992, en pleno proceso de reestructuración, Bunge y Born, decidió cerrar la fábrica de Grafalar (filial que la textil Grafa tenía en Chamical, La Rioja). Sin embargo, el gobierno ejerció presiones para que la planta no deje de operar sino que sea vendida a otra empresa, para evitar la pérdida de más de 200 empleos en una zona sensible para el gobierno. Carlos Menem le solicitó a Bakchellian que su grupo se hiciera cargo de la producción. En la operación también participó el entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo.
 Luego de una corta negociación, Bunge y Born le transfirió a Gatic la fábrica gratis e incluso –según confirmaron las dos partes- pagó los salarios del personal los primeros diez meses de la nueva gestión.
Luego de superada la crisis financiera, el grupo tuvo que enfrentar las consecuencias de las reformas estructurales que se estaban llevando delante de forma sostenida. Las políticas impactaron fuertemente en la producción de calzado deportivo. El giro más significativo fue la abrupta reducción de las barreras arancelarias que el Estado había fijado para proteger a las empresas locales de los productos importados. Principalmente entre los años 1991 y 1992 el gobierno llevó adelante una política de apertura comercial acelerada y poco flexible, que derivó en un gran aumento de las importaciones en del calzado en general, y del deportivo en particular. (Cuadro 1)
La industria local del calzado fue una de las más perjudicadas por la combinación de aperturacomercial y convertibilidad del peso: en tan sólo dos años las importaciones se triplicaron y la producción local se redujo más de un 30%. (Cuadro 2) La crisis del tequila fue un punto de inflexión en la historia de Gatic principalmente porque acabó conel precario equilibrio financiero que tenía el grupo. Las tasas de interés que pagaban sus firmas aumentaron y los acreedores dejaron de renovar los préstamos de forma casi automática. Gatic se encontró en una situación muy comprometida ya que, en un contexto recesivo, tenía un pasivo superior a los 200 millones de dólares y no contaba con fuentes de financiamiento disponibles.

Extreme Gear de Esteban Echeverría
La planta había se instaló en 2011 cuando se redujo la posibilidad de importar y las empresas estuvieron obligadas a fabricar en la Argentina. Se invirtieron más de 15 millones de dólares.

Una fábrica para la ciudad
Extreme Gear S.A. es una importante establecimiento que aporta trabajo y bienestar a los echeverrianos.
Más de trescientas empresas están instaladas en Esteban Echeverría generando un gran ingreso de capitales y fuentes de trabajo. Entre ellas, se destaca Extreme Gear S.A. ¿A qué se dedica la firma? Fabrica zapatillas para distintas marcas tales como Adidas y John Foos. Ubicada en 9 de Abril, ensambla el calzado que luego utilizan miles de personas en distintas partes del mundo. Mientras se encarga de abastecer la demanda de los consumidores, esconde los secretos de la nueva temporada, que todavía no salieron al mercado, e invita a celebrar los logros de la industria echeverriana.
Antonio Recca, referente de la empresa, explica: "La empresa tiene una planta en 9 de Abril y otra en Lanús. En total, somos alrededor de quinientas ochenta personas, entre las que hay ciento treinta y cinco mujeres aproximadamente, y el resto son hombres”, menciona. De esta forma, es un espacio de fuente laboral para todos aquellos que residen en la zona, los alrededores e incluso personas que vienen desde lejos. "Viene gente de Esteban Echeverría, Florencio Varela, Lanús, Moreno, entre otros lugares. Es decir que hay empleados de Zona Sur, Oeste e incluso, Zona Norte”. (iii)

Llegamos a "Cambiamos futuro por pasado"
Adidas empezó a importar zapatillas desde China. En 2016, la empresa pasó de confeccionar 10 mil pares de zapatillas a 4 mil, y redujo su plantilla de 700 a 400 empleados. “En China las zapatillas son más baratas que las argentinas porque el costo laboral y las condiciones laborales son otras”, dijo el intendente, Fernando Gray, sobre el conflicto.
Extreme Gear de Esteban Echeverría cerró su planta y dejó en la calle a los trabajadores que todavía formaban parte de la empresa que se dedicaba a la confección de zapatillas, que luego eran compradas por la firma Adidas. El presidente de la planta, Emanuel Fernández, lamentó que deba abandonar la producción y alertó que las compañías “importan los productos terminados”.

¿Fue un error el de M.E. Vidal, cuando dijo: Cambiamos futuro por pasado..?

Material extractado de: Alejandro Gaggero; "La desaparición de los grupos económicos nacionales de la cúpula empresarial argentina durante la década de 1990. Los casos de Gatic, Astra y Soldati




[1] Bakchellian, Eduardo (2000); El error de ser argentino. Vida, pasión y desventuras de un industrial, Buenos Aires, Galerna.
[1] "Lo que hicieron con Gatic no tiene nombre: http://ecosdelaciudad.com.ar/Templates/060818-Bacchellian.html
[1]  https://www.eldiariosur.com/esteban-echeverria/sociedad/2015/9/28/fabrica-para-ciudad-2266.html